diumenge, 22 de desembre de 2013

Nutella casera

¿Os gusta la Nutella?
Es buena eh? Generalmente a la gente le gusta mucho. Y la verdad es que no tiene mucho misterio. Es basicamente chocolate y avellanas (bueno y cuando la compras hecha, aditivos, estabilizantes, etc que no conocemos muy bien). Pero en su esencia es chocolate y avellana.

La verdad no es dificil hacerla en casa, y lo mejor, podéis hacer poquito - que sino ya nos conocemos, nos comemos el bote entero eh?

Os doy la receta para hacer un recipiente pequeño.

Ingredientes:

- 1/2 paquete de avellanas tostadas. Si no estan tostadas, habrá que tostarlas. En todo caso, quitar trocitos de cáscara que queden.
- 1 par de cucharadas de aceite de girasol
- 1/3 de tableta de chocolate para fundir Nestlé (también queda muy bueno, y a veces hago, con chocolate negro, con chocolate sin azúcar para diabéticos etc)

¿Cómo se hace?

1. Triturar muy muy bien las avellanas con el aceite de girasol en el robot o batidora. Hay que dedicarle el tiempo que haga falta para que se transforme en una pasta, sin trocitos evidentes de avellana - a no ser que os guste así, hay gente que lo prefiere así.
2. Mientras tanto, fundir el chocolate. Opciones, hacerlo en baño-maria o microondas. Yo prefiero el microondas, pero entonces hay que ir poquito a poco para evitar pasarse y quemar el chocolate. Hacerlo a baja potencia y luego ir parando cada 30 segundos para ver que tal está.
3. Mezclar muy bien el chocolate fundido con la pasta de avellanas y llevarlo a la nevera.


No hay más misterio que esto ;) no tengo fotos porque la verdad nunca me dura lo suficiente para hacer fotos.
Ya me contaréis como os quedó. salut!

Crepes con nutella y nata (sin gluten)

De un tiempo a esta parte, por recomendación médica, me tocó aprender a vivir sin gluten. En mi particular visión, no deseo que eso sea un motivo para cocinar siempre por separado en mi casa (con gluten x sin gluten), pero sí un peldaño más en el camino de aprender a cocinar de una manera más sana y natural, sin  precocinados y sobre todo, aprender alternativas para cocinar igual - o casi - para todos.

Y he descubierto que, cuando se pone un poquito de voluntad, tampoco es tan dificil. Todo es aprender y acostumbrarse (por ejemplo a los tiempos de horneado, que no son iguales) y al final resulta bien. Es mucho más dificil cuando uno sale a comer fuera pero la verdad es que en casa no es complicado.

Ayer estaba haciendo la cena y pensaba, que ya que habia hecho nutella casera (muy fácil, la colgaré en otro post), que me iria además genial hacer unas crepes y servirlos con la nutellla y un poquito de nata gluten-free. Veréis lo tremendamente facil que es:

Ingredientes (me ha rendido 4 crepes):

- 250ml de leche (bien, tengo que decir que como también intento reducir la leche, pues puse 100ml de leche de almendras y 150ml de agua)
- 100g de maizena
- 1 huevo

¿Cómo se hace?

1. Mezclar la leche fría y la maizena y disolverla cuidadosamente para que no queden grumos (con las varillas mejor)
2. Cuando esté disuelta, añadir el huevo y batir un ratito más
3. En una sartén, poner un pellizco de mantequilla y cuando esté caliente, freír esta mezcla con ayuda de un cacito: distribuir el líquido por la sartén de manera a cubrir el fondo de ésta. No os paséis porque sino quedan unas crepes muy gruesas. Dejar que se vaya friendo a fuego medio: cuando esté hecho por debajo veréis que los bordes empiezan a despegarse de la sartén. Darle la vuelta con ayuda de una espátula y freírlos un ratito por el otro lado.
4. Retirar y reservar las crepes hasta la hora de servirlas.


Mirad como han quedado las mías:


Prometo que no me han costado más de media horita de trabajo (además del tiempo para hacer la nutella que en este caso yo ya la tenia hecha de antes). Un postre super bonito y apetecible para la familia o para las visitas. Si tenéis más personas pues doblad la receta y listo.

Salut!