dimarts, 11 de juny de 2013

Hamburguesas vegetarianas de avena

Soy una fan absoluta de las hamburguesas vegetarianas, pero reconozco que no todas las recetas quedan bien de textura. Ya las he hecho de lentejas, de garbanzos, de alubias, de quinoa, de todo lo que se me ocurrió y muchas veces tienen una textura friable y se rompen con facilidad. Que en el fondo no pasa nada, pero no es muy estético. 
Con el tiempo y varias pruebas de intento y error, en general me parece que es mucho mejor (y desde luego más sano) ponerlas en el horno, en lugar de freír. Eso por una parte, aunque está claro que no asegura lo de la textura, es decir, que no se vayan a romper. Por otro, pasé a desconfiar un poco de recetas que quedan con ingredientes demasiado "sueltos", sin unir. Eso dificilmente va a "cuajar" por ningún sitio, así que mirad otro día he dado con éstas de avena, que la receta de entrada me gustó. Sobre la marcha la cambié un poco y sin falsa modestia creo que eso es lo que las ha hecho quedar con una buena textura.

No es dificil, así que la dejo aqui por si os apetece probar.


Ingredientes:

- 1 vaso de copos de avena
- 3/4 de vaso de agua
- 2 dientes de ajo
- 1/4 zanahoria grande, o 1/2 zanahoria pequeña
- 2 talos de apio
- 1/2 pimiento verde de los pequeños
- 1 chorrito de salsa de soja
- 1 cucharada de comino en polvo
- 2 cucharadas de perejil (si es fresco mejor)
- pimienta negra
- pan rallado
- 1 huevo
- sal marina
- harina blanca para rebozar


¿Cómo se hace?

1. Precalentar el horno a unos 200ºC y preparar la bandeja del horno con papel vegetal y un par de cucharadas de aceite, que lo distribuiréis a lo largo de la bandeja.
2. En un bol, ponemos el vaso de copos de avena y el ajo, zanahoria, apio y pimiento verde picados muy pequeñitos (yo los pasé por el robot, que en mi casa no son muy fans de encontrarse pedazos grandes de vegetales en las hamburguesas).
3. Añadir la cucharada de comino, la pimienta y el perejil. Luego, añadir el agua a temperatura ambiente y la salsa de soja (la cantidad ya es personal,a  mi me encanta el gusto, pero si queréis suave pues yo me quedaría como máximo con una cucharada sopera). Mezclar todo bien con las manos. Añadir la sal después de la salsa de soja, para ajustar el gusto (caso contrario podría quedar demasiado fuerte).
4. Ahora, toca ajustar la consistencia de la masa. Aquí sería el momento de añadir el huevo (fue mi esencial modificación a la receta) y luego, pan rallado para que absorber el exceso de líquido. No obstante, atención, no debe quedar demasiado consistente la masa. Es normal que quede un poquito pegajosa, y eso asegurará que estarán crujientes por fuera y tiernas por dentro.
5. Cuando ya lo tengáis, coger cucharadas soperas generosas, darle forma de bolita con la mano y luego aplastarlas. Pasarlas por la harina, y ponerlas en el horno. Acabé dejando unos 10 minutos de cada lado pero como cada horno es un mundo, mejor ir mirando. Cuando un lado esté ya bien dorado, cuidadosamente girar para dorar el otro.

Y ya la tenéis! Quedaron tan buenas, creo que no volveré a freír jamás una hamburguesa vegetal, solo en el horno.
Lo siento pero de esa se me olvidó hacer foto y mirad que estaban buenas (quizás precisamente por eso volaron rápido). Pero no, francamente no tienen ningún misterio.

Salut! espero que os gusten.




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada