dimarts, 14 de maig de 2013

Mini hamburguesas de atún

Pues ayer estaba dando vueltas a lo que hacer, y vi esta idea pero ni me acuerdo donde.
Fue más bien una inspiración porque entre que la receta no explicaba muy bien la cantidad de atún y que algunas cosas no las tenia o no quería poner... y ya por último, fui acrecentando cosas para darle el punto necesario de no deshacerse... realmente cambió bastante desde lo que leí hasta lo que realmente hice.

Seguro que ya habéis visto hamburguesas de pescado o de atún por ahi, sí claro que las hay para vender. Pero a mi me gusta hacerlas y probar combinaciones nuevas. Recientemene, colgué una hamburguesa de pescado y quinoa, también muy buena y más suave que ésta de hoy. Bien, esa de hoy me gustó porque queda con un gusto ligeramente picante, por lo que lleva. Creo que es importante que lo que hacemos, a veces, se salga un poco de lo habitual para sorprender, sino caímos siempre en lo mismo, y aburre. La receta original llevaba chili, esos pimientos tan picantes. Yo eso no tenía y personalmente creo que hubiera cargado un poco demasiado la receta, pero bueno todo es cuestión de probar.

Os cuento como las hice.

Ingredientes (para unas 8 mini hamburguesas):
- 3 latas de atún (de esas latas pequeñitas que venden en el super en packs de 3 o de 6, creo que son de unos 80 u 85g cada una), o una cantidad similar si tenéis otro envase. Escurrid bien el aceite que llevan dentro, queremos solo el atún sólido, que luego desmenuzaremos. Si deseáis, podéis reservar este aceite para darle sabor a alguna otra cosa.
- 1 cebolla de las suaves (las tiernas sirven)
- 2 dientes de ajo
- pimiento rojo (si es pequeño, podéis usar 1/2, y si es grande, con 1/3 vale), recordad quitarle las pepitas y la parte blanca de dentro
- 1 huevo batido
- aproximadamente 1cm de raíz de jengibre rallada
- 1 cucharada sopera de cilantro picado (yo reconozco que me he pasado tres pueblos con el cilantro: me gusta como sabe, pero yo puse más que eso que os digo, y la verdad es que 'cantaba' bastante; con la cucharada sopera ya vale)
- aproximadamente media taza de harina tipo "Panko", que es como el pan rallado pero no tan fina. Como alternativa podéis triturar en el procesador algunas tostadas, o pan que os ha quedado seco (no lo tiréis!! hay infinidad de cosas que se pueden hacer y esa es una). Sin embargo, no lo trituréis muy fino, la gracia precisamente es que NO sea como el pan rallado del super, sino más granulado.
- 1 cucharada sopera de salsa de soja (bueno la receta ponia salsa de pescado, pero esto yo no tenía a mano; si tenéis de pescado, mucho mejor, aunque quedó muy bueno con esta que digo)
- Sal y pimienta recién molida a gusto, y algo de harina blanca para rebozar antes de freír

¿Cómo se hace?
1. Picar muy finos (yo usé el procesador, o robot) la cebolla, el ajo, el pimiento y el cilantro
2. En un bol, depositar el atún sólido proveniente de las latas de atún, y añadirle lo que habéis triturado en el punto 1.
3. Rallar sobre la mezcla la raiz de jengibre, y añadir el huevo batido y la harina tipo "Panko". Aquí podéis modular y tirar un poco más de Panko si veis que está demasiado líquido (pero no va a estar). Aprovechad para rectificar de sal y pimienta, recordando que ya hay elementos con gusto contundente, así que id con cuidado.
4. Poner abundante aceite a calentar en una sartén.
5. Formar las mini hamburguesas (yo sugiero hacer pequeñas porque, por mi experiencia, si son más grandes pueden romperse al girarlas para freír al otro lado... o romperse cuando las vais a trasladar al plato y servir... y es una pena). De tamaño sería pues lo que podáis coger con una cucharada sopera generosa. Os va a caber en la palma de la mano de sobras, y con las mismas manos, las aplanáis ligeramente para darle forma de mini hamburguesa. Pasadlas por la harina y freír más o menos 1-2 min de cada lado. Será relativamente fácil darles la vuelta siendo pequeñitas.
6. Escurrir sobre un papel de cocina y servir.

La receta decía de acompañarlas con una salsa agridulce de cilantro pero eso ya para ese momento me parecía demasiado. Si alguien se interesa por la receta de la salsa la puedo mirar en mis apuntes que ahi estará pero no hice.

Y han quedado así:

Yo lo acompañé de unas verduritas al horno, pero bueno podéis hacer un arroz blanco, o algunas patatas, o una ensalada... las posibilidades están abiertas. Simplemente recordar que su gusto se sale de lo habitual por lo fresco/picante que le aportan el jengibre, cilantro... así que yo optaría por un acompañamiento no muy contundente, más bien neutro, para dejar la hamburguesa en destaque. Y calcularía unas 3 hamburguesas por comensal, más o menos.

Espero que os guste!
Salut.

diumenge, 12 de maig de 2013

Sajtos Pogácsa ("puff" húngaro de queso)

Pues os preguntaréis de donde saco esas ideas un poco estratosféricas, a ver a quien se le ocurre ir a por unos puffs que encima dan un pelín de trabajo...
Bueno, yo surfeo mucho por páginas de cocina, muchas son inglesas y americanas, pero traen recetas de todas las etnias. Me suelen llamar la atención recetas más bien de reposteria o que trabajen masas (mi pasión absoluta), y/o que llevan queso o mezclas exóticas aunque esto último en mi casa se lo miran con lupa.

Bien pues vi esto y la verdad el aspecto y la idea eran estupendos. La primera vez leí mal y no entendí que había 4 descansos de media hora, y pensé... viernes por la noche lo hago. Cuando, receta en mano, la leí entera, entonces lo descarté para viernes noche y la hice la tarde de sábado. Veréis que claro, con los descansos que tiene entremedio, muy rápida no es que sea, pero os aseguro de verdad de la buena que vale la pena.

Bien, eso es lo que vais a necesitar, aparte de tiempo. Yo hice un tercio de las cantidades de la receta y me ha dado unos 15-20 puffs. Para probar y para dos, más que suficiente. Os dejo las medidas de lo que hice yo pero vamos, si sois más haced más porque son irresistibles.

Ingredientes:
- 170g de harina
- 1/2 paquete de levadura de pan seca tipo Maizena
- 1/3 de cucharada de te de azucar (en mi caso pues puse una cucharada de edulcorante)
-  30 ml de agua tebia
- 70 g de mantequilla sin sal
- 1/2 cucharada sopera de sal
- 1 huevo separado en yema y clara
- 2 cucharadas soperas de yogur griego
- aprox. 70g de queso rallado (yo usé emmental que era el que tenia, pero si teneis cheddar, estupendo)

¿Cómo se hace?
1. Mezclar en un bol la harina, sal y mantequilla trabajándolos bien con las manos. Quedará una masa arenosa, parecido como cuando hacéis masa brisa
2. En un bol pequeño aparte, mezclar el agua tebia, el azucar- o edulcorante- y la levadura. En la receta se aconseja no remover con cuchara de metal por la levadura. Francamente no lo había leído nunca, y algunos diréis que es muy obvio... en fin. Pues nada removi con los deditos, y punto. Dejar aparte hasta que la superficie se haga como espumosa.
3. Mezclar la yema con el yogur y adicionarlo a la mezcla del punto 1. Luego, adicionar lo que tenéis preparado del punto 2 (levadura, agua y azúcar)
4. Trabajarlo todo bien por unos 10 minutos (si veis que la masa ya está bien unida, pueden ser menos incluso). Tapar el bol con un trapo limpio y dejar reposar en un lugar cálido por 30 min.
5. Ahora, la fase de estirado y doblado repetido. No la saltéis!!! eso es lo que da el aspecto interno de "puff" aireado. Estender la masa sobre una superficie enharinada hasta formar un rectángulo. El que hice yo tendria unos 30x15cm aproximadamente. No hace falta que esté muy fina la masa, de hecho mejor que no.
6. Ahora, de este rectángulo dobláis la parte izquierda y derecha hacia adentro, y también la parte superior e inferior, como si hiciérais un paquetito con él. En esas horas siempre pienso ¿por que no habré tomado una foto de eso? Pensad que es un poco como un sobre, vale? más o menos la dinámica de un sobre, pero bien plegadito. Y dejar reposar otros 30 minutos.
7. REPETIR los pasos 5 y 6, dos veces más. Es decir, estirar y volver a doblar, otro descanso de 30 min. Estirar y volver a doblar, otro descanso de 30 min.
8. En ese último descanso de 30 min (tercer doblado), precalentar el horno a 190ºC.
9. Cuando ya hayan pasado estos ultimos 30 min, extender la masa en forma de rectángulo (no muy fino, para que queden altos los puff) y cortar con un cortapastas redondito o cuadradito. Van a crecer y sobretodo hacia arriba. Intentad ajustar bien el corte, porque esa masa no es como otras que cogéis lo sobrante, lo volveis a estirar y cortar más. Tiene sus doblados ya bien determinados y no va a quedar nada bien volver a estirarla para volver a cortar. Aprovechad lo que os ha sobrado de las bordas para hornear en forma de espirales o bastoncitos, también quedan buenos así sin más.
10. Batir ligeramente la clara que habéis reservado y pincelarla sobre los puff. Poner una cantidad generosa de queso rallado encima de cada uno.
11. Hornear por unos 15-20 min hasta que hayan crecido y el queso se vea gratinado por arriba. Dejar entibiar sobre una rejilla, pero realmente estan geniales calentitos.

Así les serví ayer:

Sí reconozco que es un poco laboriosa pero estan buenisimos!! probadlos y ya me contaréis.
Salut!


dissabte, 11 de maig de 2013

El pan 'overnight'

La verdad es que no sabía muy bien como llamar este pan, dado que no es tan facil ni tan evidente como la receta que leí sugiere. Lo que sí es verdad es que hace falta empezar el dia antes, así que si no disponéis de este tiempo, mejor optar por alguna de las recetas que consumen menos tiempo, que tengo otras.

Cuando lo metí en el horno pensé que menos mal que tenia pan de recambio que habia hecho ayer porque no pintaba que fuese a quedar muy bien. Cuando a los 20 minutos fui a destaparlo para los siguientes 20, tuve que admitir que su aspecto era ESTUPENDO. No hay que perder la fe! Os voy diciendo porque igual vais a pensar lo mismo que yo.... eso no va a funcionar ni a la de tres. Y sí que funciona!! pero yo voy a sugerir algun truquillo para que no os pase lo que a mí, ya os contaré.

Recordad que necesitáis empezar por lo menos unas 12-13 horas antes y luego añadir unos 40 o 50 minutos más de horneado.

Ingredientes:
- 3 tazas de harina de fuerza (parecerá una tontería pero el pan siempre queda mejor con ésta; se puede usar la otra, claro está pero entonces no puedo asegurar el resultado porque solo probé con la de fuerza)
- 1/4 de cucharadita de levadura de pan instantanea tipo Maizena. La receta ponía esa, y aunque tengo de las dos y generalmente uso la levadura en tableta, fresca, decidí no innovar pero debería funcionar igual
- 1 cucharadita de sal
- 1 y 1/2 taza de agua tébia

También vais a necesitar una olla o cazo altito que se pueda tapar, y que ambos, olla y tapa, aguanten estar sin problemas en el horno a 230 grados.

¿Cómo se hace?

1. Mezclar todos los ingredientes en un bol grande (yo puse en este orden: harina, levadura, sal y agua). Mezclar todo con una espátula, queda un poco "plastoso" pero no importa. Tapad con film plástico y la dejaréis reposar durante 12-20h. Yo dejé las 12 justitas. Prefiero dejarla en el horno cerrado y apagado, para evitar corrientes de aire y cambios bruscos de temperatura, pero para cualquier caso la encimera también vale.

2. Después de estas horas, la masa habrá crecido y burbujeado. Con una espátula, depositar esta masa sobre una superficie MUY enharinada, caso contrario se va a pegar. Doblar algunas veces la parte externa hacia el interior, como formando una especie de "bola". Veréis que no se aguanta mucho, aún está bastante "plastoso". Es normal. Si queréis manipularla con las manos ok, pero con las manos úmedas, sino se os va a pegar y hacer todo más dificil.

3. Preparar un trozo generoso de papel vegetal y depositar la masa en él. Así podeis coger las puntas del papel vegetal y 'levantar' la masa para transportarla hacia otro bol donde descansará por un espacio entre 1 y 2h más (yo dejé una horita). ---- Aí la primera cosa... cuando la fui a quitar de ahi, se quedó BASTANTE pegada en el papel vegetal y me dio un considerable trabajo. No sé si espolvorear el papel vegetal con un poquito de harina la siguiente vez. De todos modos ese fue el menor de mis problemas.

4. Cuando falte media hora para acabar el "descanso", encender el horno a 230 grados y poner ahi dentro el recipiente en el que vais a hornear el pan  (estará vacío aún, claro)

5. Cuando haya transcurrido la media hora, sacad este recipiente del horno y, con la ayuda del papel vegetal, volcar vuestra masa dentro del recipiente. Vigilad de no tocar el recipiente con la mano desprotegida, estará muy caliente. Os cuento que usé una olla de las antiguas que tengo, que eran recubiertas como de cerámica. La tapa la tuve que improvisar con un molde de pastel, porque no estaba segura que la tapa de mi olla aguantase bien los 230ºC. No importa mucho como caiga la masa ahi dentro, en serio. Con cuidado para no quemaros, mover un poco el recipiente para que se distribuya de manera más o menos homogénea, y ya está. Leed al final por favor mis observaciones sobre este punto, para que no os pase lo que a mi.

6. Hornear unos 20 minutos a 230ºC con el recipiente tapado, y luego otros 20 minutos adicionales con el recipiente destapado. Cuando esté hecho, al dar golpecitos en la superficie del pan debería hacer un sonido como de "hueco". Si aún no hace, dejadle un poco más, ya que cada horno tiene su tiempo.

7. Desmoldar y enfriar sobre una rejilla.

Bien. Creo que mis problemas estuvieron en el punto 3 y luego en el desmoldado. El pan os tengo que decir que quedó MARAVILLOSO, crujiente por fuera, aerado y tierno por dentro, pero he tenido mucho trabajo intentando sacarle de la olla que usé para cocerlo. Llegué a pensar que no era posible, pero no iba a dejar que el pan me ganase la batalla!

Es una receta MUY recomendable aunque consume tiempo;  pero bueno, para la siguiente vez probaré lo siguiente:

- en relación al punto 3, espolvorear un poco de harina en el papel vegetal; es posible que no se pegue tanto tanto a la hora de volcarla en el recipiente donde se va a hornear

- en relación al desmoldado: qué pasó? que se me quedó pegado en los lados y una parte del fondo de la olla que usé para hornearlo. Despegar los lados fue facil, con un cuchillo de punta redonda pero y el fondo? fue un trabajo de locos despegar sin que el pan se destruyera y aunque me esforcé, una parte del "suelo" del pan se acabó rompiendo, lo que fue una pena. Podría ser porque la olla que usé no fuese la mejor opción para este fin. Quizás un recipiente antiadherente fuese la mejor opción, aunque también os digo que utilizar un papel vegetal dentro de la olla me hubiese resuelto el problema. Es probablemente lo que haga  la siguiente vez. No lo hagáis sin el papel!! en serio, sino os va a pasar lo que a mi y es una pena porque cualquier esfuerzo excesivo os romperá un pan que es bello y delicioso.

Mirad como quedó!


Un pelín laboriosa pero el resultado vale la pena, os aseguro.
Salut!

dimecres, 8 de maig de 2013

Galletas tipo "cheez-it"

Sí, tengo que decir que no sabia muy bien lo que era cheez-it. No soy mucho de comprar galletas en el super, y me temo que estas tampoco son muy típicas de aqui. Como leo muchas recetas americanas e inglesas, pues algo de eso será. Se ve que son unas galletitas de queso muy apreciadas. Yo miré la receta y pensé... tate... como no iba a hacer pan de queso porque me faltaban ingredientes, unas galletas de queso para animar el sábado, rápidas y aparentemente muy buenas.

Y anda que lo han animado sí! suerte que hice la foto antes que empezaran a comer porque literalmente las han combatido casi todas!

Así que os dejo la receta, que no lleva nada de otro mundo, para que sorprendáis vuestra familia o invitados... ;-)

Ingredientes: (me dio para un plato fondo bien lleno de galletas cuadraditas)

- 76 g de queso rallado. Es una cantidad aproximada porque hago conversión a partir de "onzas", y porque también hice la tercera parte de la receta (entera me parecía exagerado). La receta sugería usar queso cheddar pero no lo tenía, así que usé una mezcla de parmesano en polvo, queso rallado en hilos y un poco de parmesano rallado en el momento. Usad el que tengáis, si tenéis cheddar pues estupendo.
- 80g de mantequilla
- 1/2 cucharadita de escamas de sal (yo prefiero esta pero puede ser la normal también)
- 1/3 de taza de harina
- aproximadamente 1/2 cuchara de agua fría, helada si posible. Yo pensaba que era una tontería y cualquier agua servía pero la verdad es que no queda igual. Hasta vale la pena ponerla un minutito en el congelador.

¿Cómo se hace?

1. En un bol, mezclar la mantequilla, queso, harina y sal hasta que esté todo integrado. Si tenéis un procesador de esos tipo de hacer masa genial, yo lo suelo hacer a mano.
2. Integrar la harina. Veréis que queda un poco arenoso.
3. Añadir el agua y debería formarse una masa manejable, que se desprende de las manos. Si veis que aún falta un poco, adelante pero de gota en gota. Es facil pasarsi y luego será más dificil rectificar.
4. Envolver la masa con un film plástico y dejarla descansar en la nevera por una media horita. Mientras, precalentar el horno a 180ºC.
5. Extender la masa formando un rectángulo muy finito (0,3-0,5 mm máximo). Va a ser mejor si la dividís en 2 y hacéis en 2 tandas. Yo lo suelo extender sobre papel vegetal para que no se pegue a las superficies.
6. Cortar pequeños cuadraditos. Si teneis un molde de galleta se puede usar, aunque esta vez yo corté con un cuchillo afilado porque tengo millones de moldes de galletas, pero ninguno cuadrado.
7. Hornear durante unos 15-20 min pero depende mucho del horno, del tipo de queso que habéis puesto.... lo que veréis es que empiezan a ponerse como 'fofas' y ligeramente morenitas por los bordes. Estas galletitas tienen un alto teor de grasa, así que cuidado, porque pueden ir facilmente del morenito de bordes a quemado. Cuando empiecen a ponerse morenitas, sacadlas y dejadlas enfriar sobre una rejilla. Ya acabaran de endurecer cuando se enfríen.

Y quedaran así de monisimas:

Ya me contaréis que tal os han quedado!

dimecres, 1 de maig de 2013

"Lavosh" de sésamo y orégano

El sésamo me tiene prendada, y otro dia vi esta receta que me gustó mucho. Bueno no exactamente esta, pero se parece bastante. No me habia parado a pensar en lo que era exactamente un lavosh o cual era su origen.
Mirando un poco por ahi, he visto que la casualidad me llevó hasta este tipo de masa que puede ser utilizada tierna o más sólida (como en esta receta), y se usa mucho en Armenia, Iran, Persia, Turquia etc. Tengo amigos de varias de estas etnias, así que queda la receta como una homenaje a estas personas tan queridas: Ara Malikian por Armenia, y Agrin Moeini por Iran.

Es una receta facil, en una media horita lo podéis tener listos. Yo la siguiente vez miraré de acompañarlo con alguna salsa, que aún me la tengo que pensar. Me gusta mucho el tahin pero me parece repetitivo volver al sésamo en este caso. Tal vez un hummus o algo improvisado con berenjena.

Ingredientes: (os rendirá 2 bandejas de horno llenas... tambien podéis hacer la mitad como yo pero entonces cuesta más de medir algunas cantidades)
- 1 taza de harina blanca
- 1/2 taza de harina integral
- 2 cucharadas de semilla de sésamo variadas (podeis usar una mezcla de crudas, tostadas, negras...)
- 1 cucharada de orégano picado
- 1 cucharadita de sal
- 1/4 de taza de aceite de oliva
- 2 cucharadas de tahin (salsa de sésamo). De hecho la receta ponia una cucharadita de aceite de sésamo, si lo tenéis, estupendo haced como la receta. Con tahin también quedó bien. Si no tenéis ni uno ni otro pues aceite de oliva, no tendrá un gusto tan remarcado pero no pasa nada.
- 1/2 taza de agua. Es un valor aproximado, es mejor ir echando de a poquito, debe quedar una masa blanda pero que se pueda manipular, más consistente que la del pan.
- Aceite de oliva para pintar
- Sal en escamas o sal marina


¿Cómo se hace?
1. Precalentar el horno a 160-170ºC. Dejar fuera la bandeja y prepararla con papel vegetal.
2. En un bol, mezclar la harina, harina integral, sésamo, orégano y sal
3. Añadir los aceites (o el aceite + tahin), y el agua ir echando poco a poco hasta obtener la consistencia de masa blanda. Es mejor no echar todo el agua de golpe porque las distintas marcas de harina tienen distintas humedades, y eso solo se ve in situ.
4. Dividir la masa en 4 partes y amasarla y cortar por tandas. Extenderla sobre una superficie enharinada, hasta quedar casi transparente de tan fino. Luego, cortar en tiras largas.
5. Ponerlas en la bandeja del horno, pintar con aceite y espolvorear con sal en escamas o marina.
6. Hornear durante unos 15 minutos (yo dejé un poquito más, unos 25, quizás no estaban tan finas como se supone que deberían ser). Empiezan a ponerse doraditas en los bordes, ese es el momento de quitarlas y dejar enfriar sobre una rejilla.

Mirad que monos:

Quedaron estupendos y saladitos. Probadlos y ya me contaréis ;)

Bocaditos tiernos de ajo y queso

Ésta es una de las cosas más apetecibles que he hecho en los ultimos días, pero inexplicablemente y precisamente por eso, tardé en subirla, quería apuntarla bien porque la tuve que adaptar un poco.

Muchas veces leo recetas en inglés, por algunas ideas que saco de la aplicación "Stumble Upon", una especie de buscador donde tú defines el tema que quieres y él va sacando páginas sobre ésto. Bien pues esto estaba catalogado como "endiabladamente bueno" y eso más que nada me movió a hacerlo.
Cuando empecé a leer, hablaba de algo como "biscuit mix", que yo no solo no tenia, como tampoco probablemente podia comprar, ya que suelen ser cosas muy específicas de cierto país o región; pero al leer un poco más, descubrí que podia hacer un biscuit mix yo misma en un pispás. De modo que voy a poner toda la receta aqui, y veréis que aperitivo tan bueno podéis hacer.

Ingredientes (lo de cuantos pues ya dependerá un poco del tamaño que les hagáis, recomiendo hacerlos pequeñitos que los míos, quedaran más delicados - llenará una bandeja de horno)

- 2 tazas de harina (una normalita, nada especial)
- 1 cucharita rasa de levadura química
- 1/2 cucharada de te de azúcar
- 1/2 cucharada de te de sal
- 1/3 taza de aceite de girasol
(eso os hará el famoso "biscuit mix" o por lo menos fueron las indicaciones que encontré)

- 1/2 cucharada sopera de ajo en polvo
- 1 taza de queso rallado
- 2 tazas de leche
- 1 cucharadita de sal
- 2 cucharadas soperas de mantequilla
- 2 cucharadas de te de orégano
- 1 cucharada de te de ajo en polvo (sí sé que está repetido, no me equivoqué: estos tres ultimos ingredientes serán para pincelar en los minutos finales de horno)

¿Cómo se hace?  tómate media horita y sorprende tus invitados :-)
1. Precalentar el horno a unos 200ºC. Dejad fuera la bandeja del horno y cubridla con papel vegetal.
2. Reunir en un bol los cinco primeros ingredientes, que os comento arriba que son para el biscuit mix
3. Añadir al bol el queso rallado, la media cucharada sopera de ajo en polvo, la leche y la sal. Mezclar todo muy bien.
4. Hacer pequeños bocaditos y ponerlos en la bandeja de horno, ligeramente separados (van a crecer un poco). Hornearlos por, aproximadamente, 10 minutos. Tenéis que ver que se ponen más doraditos.
5. Mientras tanto, derretir la mantequilla en un bol en el microondas, y mezclarle el orégano y la última cucharada de ajo en polvo. Cuando hayan pasado los 10 minutos de horno, sacar la bandeja y pincelar los bocaditos con ésta mezcla de mantequilla, orégano y ajo. Volver a al horno por 5 minutos más (yo puse función de aire caliente para acabar de dejarle crujiente).
6. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Listo!
Así más o menos quedaran:

Os va a encantar, prometido!
Salut ;)