dijous, 28 de març de 2013

Flan "cocoloco"

Ya, ya.
Es un nombre rarito y gracioso a la vez. Y por eso quise hacer esa receta!! De verdad la vi por ahi y pensé... con ese nombre seguro que está bueno, y además la podia adaptar para hacer sin azúcar.

Y realmente... facilita, rápida y agradable!! No necesita horno y el único ingrediente más sui generis es la leche de coco. Yo la suelo comprar en tiendas de productos exóticos. Atención: no es zumo de coco ni agua de coco, es leche de coco. Una vez mezclados los ingredientes, solo hace falta esperar que solidifique (mínimo 3h, y mejor si son 5h).

Así que aqui la dejo.

Ingredientes:

- 400ml de leche de coco
- 400ml de leche descremada
- 40g de cacao en polvo sin azúcar
- 3 cucharadas soperas de edulcorante líquido
- 110g de Maizena
- 100g de chocolate sin azúcar

También vais a necesitar un molde, yo usé un molde de estos de agujero, como para flan. 

¿Cómo se hace?

1. En un cazo de tamaño medio, poner a hervir a fuego moderado el leche de coco, leche descremada, maizena, cacao en polvo y edulcorante.
2. En seguida, bajar el fuego removiendo todo el tiempo, evitando que haga grumos (yo suelo remover con el accesorio de montar las claras). La mezcla, naturalmente, se espesará y se volverá cremosa. En ese momento, poner el chocolate troceado, removiendo para que se funda y se integre.
3. Mientras se entibia ligeramente, aclarar con agua el molde de agujero, y escurrir bien.
4. Poner la mezcla en el molde y llevarlo a la nevera durante unas 5 horas y luego desmoldar.

Para desmoldar, yo pasé un cuchillo mojado por los lados para que se despegara bien. La web de la receta original decía que si estuviera muy costoso, se puede sumergir ligeramente el molde en agua tibia y luego desmoldar rápido.
Sugerian servir con nata montada: yo esta vez no lo hice, pero seguro que también está muy rico y le dará un toque de belleza al plato.

Y aqui está!

Buenisimo, sin muchas calorías, sin horno ni ensuciar demasiadas cosas... qué más se puede pedir??
Salut!

diumenge, 24 de març de 2013

Pan de frankfurt

Aqui les gustan mucho los frankfurts y las hamburguesas. Tenía pensado hacerles eso ayer, y pensé, para que comprar panecillos en el super, pudiendo hacerlos yo misma y sin tantos ingredientes raros y grasa rara??

Pues también os cuento que es muy facil de hacer. Estan buenisimos, luego lo sacáis acabados de hornear y podeis lucir unos frankfurts y hamburguesas estupendos. La receta que os diré sirve para ambos. Lo que habrá que variar es la forma que les dáis y en los de hamburguesa yo pondría semillas de sésamo, así también queda super típico.

Ingredientes: (os dará para 4 panecillos de frankfurt de buen tamaño)

- 100ml  leche
- 40ml aceite girasol
- 1 huevo
- 1 cucharadita sal
- 1 pizca azúcar
- 1 tableta de levadura de panadería (o un sobre si la estáis usando en polvo, pero levadura de panadería, no la química)


¿Cómo se hace? 

Facilísimo, sin secretos
1. Calentar la mitad de la leche hasta que esté tebia y disolver en ella la la levadura
2. En un bol, batir ligeramente la leche, el aceite, el huevo y la sal
3. En un bol distinto, poner la harina con la pizca de azúcar, haciendo un "volcán" con agujero en el medio. Poner ahi las mezclas obtenidas en los puntos 1 y 2, y amasar hasta que os quede una masa manejable. Podeis seguir luego sobre una superficie limpia y enharinada.
4. Dejar leudar en un sitio cálido, cubierta, por 1h (debería doblar de tamaño)
5. Amasar otra vez para expulsar el aire, y formar los panecillos. Dejarlos leudar otra vez en un sitio cálido, hasta que doblen su tamaño - aproximadamente otra hora. Mientras tanto, poner el horno a calentar a 220ºC.
6. Bajar la temperatura del horno a 200ºC y hornear los panecillos durante unos 10-15 min. Es aconsejable mantener dentro del horno un recipiente con un poquito de agua en ese caso. Si estáis haciendo panecillos de hamburguesa, antes de hornear pincelarlos con un poquito de agua y esparcir semillas de sésamo por encima.


Y ya está!! ahi tenéis los míos de frankfurt, arreglados con salsichas Bratwurst que aqui les gustan mucho.




dissabte, 23 de març de 2013

Bocaditos de maíz especiados

Otro dia, buscaba desesperadamente algo nuevo para hacer en la cena. Ya sabéis que lo de repetir cosas no es lo mío, aunque mis recetas alguna vez las repito.

Entonces encontré esto, que me ha parecido diferente, relativamente rápido, hecho con cosas fáciles y que las tenemos a mano... perfecto, porque a las horas que me pongo a cocinar los días de cada día, ya lo último es que tenga que estar una eternidad.

También tengo que decir que la idea original de donde saqué la receta,  daba además la receta de una salsa para acompañar. Os la puedo poner aqui pero no aseguro como queda porque confieso que yo esta vez usé una de "bote". Ya no me daba tiempo ponerme con tanta cosa. Vamos paso a paso entonces.

Primero, los bocaditos de maíz en sí, este los he hecho y aseguro que estan buenisimos.

Ingredientes: (os va a rendir unos 10 bocaditos)

- 1/2 taza de harina
- 1/2 cucharadita de levadura química
- 1 cucharadita de sal
- 1/4 cucharadita de cúrcuma
- 1 cucharadita de cilantro picado (si teneis el cilantro en sí mejor, yo al final usé seco porque no tenía fresco)
- 1 pizca de guindilla molida (si os gusta, sino no es indispensable; si hay niños no recomiendo porque puede resultar un poco fuerte)
- 1 huevo
- 1 cucharada sopera de zumo de limón
- 1 cebolla pequeña picada
- 1 lata pequeña (peso escurrido 140g) de maíz dulce
- Aceite para freír

¿Cómo se hace?

1. Mezclar la harina, levadura, sal y especies
2. En un recipiente aparte, batir ligeramente el huevo
3. Picar muy pequeñita la cebola y luego picar solo parcialmente el maíz, lo interesante es que buena parte se queden enteros, así que no picar demasiado
4.  Mezclar el huevo, la cebolla y el maíz con la harina
5. Poner a calentar el aceite en una sartén. Hay que ser un poquito generosos y cubrir el fondo con creces. Debe de estar muy caliente, pero no humear
6. Coger 2 cucharas soperas para formar los bocaditos. Con una de ellas, cogeréis una  cantidad generosa de la mezcla y la depositaréis en la sartén. Con la otra, con la "espalda" de la cuchara, "aplastaréis" el bocadito para darle esa forma de disquito. Cuando esté dorado de un lado, le dais la vuelta para que se haga del otro. Como véis, no podréis freir todos de golpe, tiene que ser de a poco. Luego escurrirlos sobre papel de cocina.

Debería quedar algo así. ATENCIÓN!! esa NO es la foto de como me quedó a mi!! Yo pensé que queria servir la cena rápido y ya haría una foto con calma y buena luz  de los que  sobrasen, y no sobraron. Esa foto es la que estaba en la página web de la receta, que es ésta. No obstante, os puedo asegurar que quedaron muy muy parecidos a éstos, los míos un poco más morenitos quizás.



La salsa, entonces.... bueno sí. Confieso que yo usé la salsa mexicana de Mercadona. No tenía algunos de los ingredientes de la salsa, me parecía llevar demasiado azúcar, no me daba tiempo a más, y cuadra perfectamente con el sabor del bocadito.

Pero la salsa que la página web ponía era la siguiente.
Ingredientes: 3/4 taza de vinagre de arroz, 1/2 taza de azúcar, 1 cucharadita de guindilla seca picada, 1 cucharadita de sal, 1 diente de ajo picado
Como se hace? Se mezclan todos los ingredientes y se pone a cocer a fuego medio, removiendo con una cuchara de madera, até que el azúcar se disuelva. Lugo subir el fuego a alto, y dejar hervir por unos 5-10 minutos, cuando se espesará ligeramente, formando un acaramelado suave. Si al enfriarse se quedara muy espesa, se puede añadir un poco de agua.

diumenge, 17 de març de 2013

Champiñones rellenos

Este es un plato que hago muy a menudo, variando el 'relleno' según el que tenga o lo que nos apetezca. Está bastante bien para un entrante original que gustará a vuestros invitados o familia, y no tarda mucho en hacerse.
Lo único es que conviene hacer con champiñones (frescos, naturalmente) del tamaño más grande que encontréis, sino quedan muy dificil de manipular.

Aqui tiene muy buena acogida, por lo que os cuento como lo hago para ver si os animáis.

Ingredientes (sirve unas 3 o 4 personas, dependiendo del número de champiñones):

- 1 bandeja de champiñones de los de tamaño grande (compré una de unos 600g que contenia 12 ejemplares)
- 1 cebolla
- un complemento a vuestro gusto: si os gusta la carne puede ser carne picada (con unos 200g es más que suficiente); puede ser salsichas que os hayan sobrado, puede ser algo de carne que haya sobrado de algun plato que habéis hecho (en tal caso, triturada muy fina con el procesador). También podéis usar huevo cocido si lo tenéis, la verdad es que las posibilidades son muchísimas
- 1 chorrito de nata
- queso rallado pra gratinar
- sal, pimienta, pimentón picante
- pan rallado por si fuese necesario dar más consistencia al relleno

¿Cómo se hace?

1. Precalentar el horno a 200ºC
2. Lavar muy bien los champiñones; quitarles el pie y vaciar el interior con una cucharita, guardando todas estas partes. CUIDADO para no romperlos, necesitáis que esten íntegros!
3. Triturar (puede ser en conjunto) los champiñones, cebolla y el complemento escogido. Yo he usado el procesador, triturando finito pero que aún se noten los distintos ingredientes con textura.
4. Cocer lo que habéis triturado en una sartén a fuego medio, aprovechando para salpimentar, añadir la nata y si véis que está demasiado líquido, un poquito de pan rallado.
5. Poner los champiñones en una bandeja o pyrex resistente al horno, y rellenar con lo que habéis preparado en la sartén. Coronarlos con un puñadito de queso rallado
6. Hornear a 200ºC duarnte unos 20 minutos. Luego hornear entre 5 y 10 minutos más con la función de gratinar en el horno + accesorio de aire caliente, si lo tenéis. La clave es que veáis que los champiñones oscurecen y el queso se gratina por encima (mirad la foto).

Y voilà!!
Aqui lo teneis

dissabte, 16 de març de 2013

Buñuelos vegetarianos de alubias

Bueno yo no es que sea vegetariana pero tengo mucha simpatía por la cocina de este estilo. Supongo que me sería dificil seguir a rajatabla lo de no comer nada de carne, aunque confieso que me encantaría. Cada vez estoy más convencida que la carne en sí, sobretodo la roja, no trae demasiados beneficios y sus proteínas se pueden conseguir por otras vías. De todos modos voy haciendo mis pinitos vegetarianos. Hasta el punto que me di cuenta que muchos de los platos que he ido publicando (y me refiero a los salados, a los dulces ya no le puse esa etiqueta) eran de estilo vegetariano, y creé una etiqueta nueva.
También tengo que decir que reconozco que no son 'vegetarianos estrictos', que esos tengo entendido que no deberían llevar leche  (o sus derivados) o huevos, y éstos que publico muchas veces llevan. Pero bueno, poquito a poco.

No consigo llevar un ritmo de más de una receta (a lo sumo un par de recetas) por semana, pero bueno ahi vamos. Hoy leyendo un librito de cocina vegetariana que tengo, me dio esta idea, que la adapté porque no tenía todo lo que requería la receta. Y bien la verdad, quedó muy apetecible y rapidito de hacer, por lo que os pongo aqui.

Ingredientes (me rindió unos 7 buñuelos de tamaño considerable):

- 1/2 bote escurrido de alubias. Cuáles? pues a vuestro gusto. La receta ponia las pintas, pero yo tenía de las blancas. Ambas estaran bien. Yo usé las de bote por ser práctica, eso equivale a un peso escurrido de 200g. Podeis usar las naturales, aunque eso implicará el trabajo de cocerlas, claro. También podeis usar alubias que os hayan sobrado de alguna receta, me gusta mucho reaprovechar y en los tiempos que corren no estamos para tirar nada.
- 1 cebolla roja grande
- 1 diente de ajo
- 1 huevo
- 5 tostadas integrales (pan tostado tipo silueta o similar, de esos bien consistentes)
- pan rallado (la cantidad será variable, para darle la textura manipulable)
- harina blanca de maíz
- sal, pimienta, comino y cayena para sazonar


¿Cómo se hace?

1. Pasar las alubias escurridas a un bol y aplastarlas pero no totalmente: la gracia es que NO quede todo aplastado, dejad algunos pedacitos grandes
2. Triturar la cebolla y el ajo, y mezclar con las alubias aplastadas. Sazonar a gusto.
3. Añadir el huevo a la mezcla
4. Triturar las tostadas integrales y añadirlas también a la mezcla
5. Ahora es cuestión de añadir el pan rallado lo justito y suficiente para que se pueda manipular la mezcla y darle forma de buñuelitos, sin que se deshagan. No pongáis demasiado, que luego no queda como queremos (que es crujiente por fuera y tierno por dentro). Que tamaño? pues yo cogí aproximadamente lo que equivaleria al volumen de una pelota de ténis y luego los aplané y quedaron como ovalados.
6. Pasar los buñuelitos formados por la harina blanca y llevarlos a la nevera unos 15-30 min para que cojan consistencia. Mientras tanto, de las dos una:
7a. Poner a calentar aceite y, cuando esté BIEN caliente los freímos. Por que esto? porque así se sella rapidamente de fuera y no absorbe tanto aceite, lo que dejaría el buñuelito muy pesado y por supuesto más calórico. Freír hasta que esté doradito, vuelta y vuelta, y poner a escurrir sobre papel absorbente
7b. Una opción alternativa y que, claro, lo hace más adecuado a una dieta para perder peso, sería hacerlos en el horno. En tal caso yo no los pasaria por la harina blanca, sino por un poquito de pan rallado. Precalentaría el horno a unos 200ºC, después lo bajaría a unos 180ºC y hornearía hasta que estuvieran dorados, dandole la vuelta cada cuando para hacerlos de manera homogénea. Cómo no hice así, la verdad no tengo mucha idea de cuanto tiempo tardaría. Un, digamos, "inconveniente" de hacerlos en el horno es que como no sellan por fuera de manera tan eficiente, hay que manipularlos con cuidado cuando se vaya a servir para que no se rompa. (cuando se fríe esto no es problema)

Y ya está. Si los freís, tendréis algo parecido a esto:

No estuve más que unos 30-40 minutos para hacerlos y han quedado francamente buenos. Aconsejo sazonar bien, yo prefiero usar sal marina pero poca (hay que acostumbrarse a usar menos sal en el cotidiano), y luego darle a las especies como el comino, pimienta negra, incluso el pimentón dulce puede ser una opción. Echar perejil también sería una buena idea.

Salut!

diumenge, 10 de març de 2013

(Anna) Pavlova de chocolate y nata (sugar-free)

Tengo que confesar que la primera vez que miré esa receta me quedé cautiva de su nombre porque es como el mío. Pavlova = Paula!!

Luego, su increíble mezcla de texturas me parecía estupenda. El crujiente del merengue cocido "versus" la ganaché de chocolate suave y la nata. Es verdad que no la hice tal cual en la receta ésta vez, entre otras cosas porque estaba quitando el azúcar y porque se me había acabado el mascarpone. De todos modos os contaré como hice, y como puede ser si hacéis algun cambio y si no tenéis restricciones para el azúcar.

Empecemos por mi versión, la Anna Pavlova. Tened en cuenta que hay que hacerla desde el dia antes, por lo de la cocción lenta del merengue.

Ingredientes:

- 6 claras de huevo (yo usé las liofilizadas del Mercadona pero.... si podéis, usad las "de verdad" que siempre queda mejor)
- 300ml de nata para montar (35% M.G.)
- 2 cucharadas soperas de stevia + 3 cucharadas soperas de edulcorante líquido
- unos 80-100mg de chocolate negro (yo usé el apto para diabéticos)
- 3-4 fresas para decorar, totalmente opcional


¿Cómo se hace? (tarta pequeña para 4 personas)

1. Precalentar el horno a 100ºC. Dejad las bandejas del horno fuera y ponerles papel de hornear. Aconsejo dibujar una forma redonda (usad un plato como molde) en el papel de hornear para que os sirva de guía y las dos capas sean del mismo tamaño.
2. Montar las claras hasta que formen picos firmes. Cuando logréis esto, entonces incoporar toda la stevia + 1 cucharada sopera de edulcorante líquido
3.  Distribuir este merengue en las bandejas del horno para formar las dos capas redondas que van a componer la pavlova.
4. Bajar la temperatura del horno a 70ºC y cocerlas durante unas 3 horas y media. Cada 40 minutos, invertir las posiciones de las bandejas en el horno para que las capas se hagan por igual. Después del horneado, apagar totalmente el horno y dejar las bandejas alli durante toda la noche hasta el dia siguiente. El día siguiente tocará despegarlo del papel de horno. No debería costar pero hacedlo con mucho cuidado porque se rompe con facilidad, sobretodo el que se hace sin azúcar.
5. Relleno 1: nata montada. Montar 150 ml de nata bien fría con las varillas. Cuando ya esté visiblemente montada, añadir las dos cucharadas de edulcorante líquido y mezclar bien.
6. Cobertura: ganaché de chocolate. En una olla pequeñita, poner los 150ml restantes de nata, y el chocolate negro cortado en cuadraditos pequeños. Llevarlo a fuego suave hasta que esté todo integrado y el chocolate bien derretido. La ganaché debe enfriarse antes de su uso, pero no demasiado porque os quedará dificil de manipular y romperá el merengue. Si no la vais a usar en seguida, se puede poner en la nevera, pero se debe sacar varias horas antes de su uso. Debe quedar con una textura que se pueda "untar" pero no esté goteando luego, más o menos como una crema suave.
7. Montaje: poner una de las capas de merengue y cubrir con la nata; poner la otra capa de merengue y depositar delicadamente la ganaché de chocolate. Para decorar, utilicé las fresas hundiendolas hasta la mitad en la ganaché y dejando enfriar bien.

¿Cómo era la receta original?
Un poco diferente de ésta!!!
Se llamaba pavlova triple de chocolate y mascarpone.
Se montan 12 claras de huevo con 500g de azúcar y se hacen 3, no 2 capas de merengue. El tiempo de horneado es el mismo.

Relleno 1: crema de mascarpone. 250ml de nata, 2 cucharadas de azúcar, 125ml de licor de café y 500g de mascarpone. Primero se monta la nata. Luego, batir el mascarpone con el licor de café e incorporar a la nata con movimientos envolventes.
Relleno 2 y cobertura: ganaché de chocolate. 500ml de nata + 500g de chocolate (las proporciones son ligeramente distintas de la mía, pero personalmente prefiero como me queda a mi)

Montaje: 1 capa de merengue, por encima cobrir con mitad de la crema de mascarpone + 1/3 de la ganache. Otra capa de merengue, y repetir las capas anteriores. Poner la tercera y ultima capa de merengue y cubrir con la ganache de chocolate.

Yo la hice alguna vez con el mascarpone pero sin el licor de café porque no lo tenía. Además, en mi opinión, comienza a evocar demasiado los sabores del tiramisú, así que prefiero sin el café. Todas las variantes estan muy bien.
Aqui os dejo foto de la mía, tiene un gusto y textura muy agradables y además con menos calorías al quitar el azucar y el mascarpone. No obstante, MUCHO CUIDADO con despegar las placas de merengue, ya que al no tener azúcar quedan más delgaditas y friables.

Salut!!



diumenge, 3 de març de 2013

Tiramisú (1/2 sugar free)

El tiramisú es un postre que siempre me ha gustado. Esa mezcla del sabor de chocolate con el café.... interesante! Y queria encontrar una versión sugar-free... bueno en este caso, no totalmente, pero sí tiene menos azúcar que su versión original.

Os cuento, porque como postre facil para ir a lo rapidito y sorprender las visitas, va bien!

Ingredientes:

- 2 claras de huevo
- 4 yemas de huevo
- 200g de azúcar (si vais a hacer con azúcar), O BIEN 1 y 1/2 cucharada sopera de stevia, + 2 cucharadas soperas de edulcorante líquido, si quereis la versión sin azúcar
- 400g de queso mascarpone
- chocolate negro con edulcorantes para rallar, y cacao en polvo para espolvorear
- bizcochos de soletilla (la cantidad depende un poco del tamaño del plato, unos 200g deberían bastar)
- 2 tazas de café bien fuerte, ya templado
(opcional seria un poquito de licor de amaretto, además del café)

¿Cómo se hace?

1. Coger un plato, a poder ser rectangular que queda mejor con la forma de los bizcochos de soletilla.
2. Calcular aproximadamente los bizcochos que haran falta para 2 capas en vuestro plato, y regarlos en un plato aparte con el café y, si quereis, con el licor
3. Poner en el plato rectangular que habéis escogido una camada de los bizcochos.
4. Montar las claras en neve
5. Batir las yemas con el azúcar (o edulcorante, según esteis haciendo una versión u otra) y, cuando esté clarita y espumante, añadir el mascarpone hasta integrarse bien.
6. Integrar con movimientos suaves las claras en nieve a las yemas + mascarpone
7. Poner una camada de la crema de mascarpone sobre los bizcochos de soletilla y rallar unos 20g de chocolate negro por encima.
8. Hacer una nueva capa de bizcochos, cubrir con una nueva capa de crema de mascarpone y espolvorear con cacao en polvo.
8. Dejar en la nevera por unas 3 horas, mínimo (mejor si son más).

Y listo!
Buenisimo y en ese caso, aunque tengo que decir que no está totalmente apto para diabéticos, pues hemos disminuido un poquito las calorias, lo que tampoco está mal.
Salut!

dissabte, 2 de març de 2013

Empanada de verduras

Llevaba varios dias pensando en el tema de la empanada, o milhojas, o lo que fuese, para cenar, relleno de verduritas. Pero la verdad es que o no tenía tiempo, o me faltaba un ingrediente, o me faltaban ganas.
Hasta que ayer finalmente sí. Es verdad que tenía hojaldre congelado pero no era exactamente lo que yo quería. Y estuve dando una vuelta por ahi en recetas de Brasil, añorando el "pastelão" que hacían mi madre, mi abuela... cuánto tiempo sin probar eso, y lo buenisimo que estaba, incluso frio y el día siguiente (a veces hasta mejor incluso!)
Quería una receta fácil, no muy "tardona", porque me gusta ser práctica y creo que la gente que ocasionalmente lee mi blog, también. Y fácil, para hacer con cositas que siempre tenemos en casa. La encontré, la adapté a mi gusto y quedó bastante bien, así que os cuento.

Ingredientes:
Masa:
- 2 tazas colmadas de harina (yo usé la harina "todoterreno", que ya tenía el envase abierto para hacer pan)
- 6 cucharadas soperas de margarina o mantequilla
- 2 huevos ligeramente batidos
- 1 cucharita de levadura química

Relleno: (os cuento lo que usé yo, pero puede ser literalmente cualquier cosa!)
- 1/2 bolsa de menestra de verduras congelada (0,5kg aprox)
- 100ml de salsa de tomate
- 1/2 bandejita de champiñones laminados
- 1 queso provolone entero (aprox 300g)

¿Cómo se hace?
1. Precalentar el horno a 200ºC. Dejar la bandeja del horno fuera.
2. Hacer el relleno: en sartén, hacer las verduritas (no hace falta descongelar antes) con muy poquito aceite. Cuando ya estén doraditas, añadir la salsa de tomate y los champiñones (estos como eran frescos y se hacen muy rápido, he dejado para el final). Sazonar con sal, comino, pimienta negra.
3. Mientras el relleno se templa, hacer la masa. Mezclar todos los ingredientes (el orden no importa mucho, pero yo prefiero primero los sólidos y luego los líquidos). Una vez todos los ingredientes estén integrados, dividir la masa en 2.
4.  Sobre papel de cocina, estender la masa hasta formar un óvalo. Yo he dejado un espesor de masa como de 3mm, más o menos. Más bien fina. Esto lo ponéis sobre la bandeja del horno.
5. Depositar el relleno en el centro de la masa, dejando a todas bandas unos 2cm de masa "libre", sin que le toque el relleno. Yo puse las verduritas y luego corté lonchas finas del provolone y les puse por encima.
6. Extender (a mi me parece mejor hacerlo sobre papel de cocina, siempre) la segunda mitad de la masa. Ahí se supone que como tenéis un "bulto" de relleno, mejor hacer ese óvalo un poco más grande que el anterior, sino no cubrirá todo y se acabará rompiendo.
7. Quitar la masa con cuidado del papel de cocina y depositar sobre la masa con relleno que ya tenéis en la bandeja del horno. Para cerrar, basta unir los bordes de la parte de arriba y de abajo, presionando muy bien. Yo prefiero que el borde de abajo "cubra" el de arriba dando la vuelta, y presionarlo bien (veréis más o menos en la foto a lo que me refiero)
8. Bajar la temperatura del horno a 180ºC y hornear durante unos 30 minutos, a media altura. Yo puse aire a los últimos 5 minutos. También podeis pincelar con yema batida, le dará un color más morenito (yo no lo hice ésta vez).

Y voilà!!! ya lo tenéis, el provolone se hunde deliciosamente, y la masa queda firme pero no dura. A nosotros nos ha gustado muchísimo. ¿Y a ti?
En esa foto solo se ve la mitad del pastel eh? tenia el doble de ese tamaño y era simétrico, ovalado :-)


Ya me contáis, salut!