diumenge, 23 de setembre de 2012

La famosa "caipirinha"

Supongo que todos, o casi todos, ya han escuchado hablar sobre la caipirinha, una bebida que rapidamente todo el mundo associa con Brasil. Y no es para menos, dado que es bastante habitual por allí.
La historia de la caipirinha, como muchas otras cosas típicas de Brasil, remonta al tiempo de la esclavitud (que se abolió en este país en mayo de 1888). Éstos solian tomar una especie de zumo obtenido por el prensado de la caña de azúcar pero sin fermentar. Cuando había festejos entonces lo mezclaban con una aguardiente local a base de azúcar de caña (que viene a ser la famosa "cachaça" con la que se elabora hoy la caipirinha), y tambien con zumos de frutas, siendo la más famosa la lima verde. Ya tenemos ahi el predecesor de la caipirinha.
El origen del nombre es algo más confuso y parece tener que ver tanto con 'caipira' (así se llaman los campesinos del interior, digamos) y 'curupira', una especie de demónio místico que vivia en los bosques. El tema es que el siguiente paso fue elaborar una variante con la cáscara de la lima, lo que le da realmente un sabor diferente, y ganó mucha popularidad.

Hoy es una bebida que realmente se asocia mucho con la identidad del país. Hay variantes como la caipiroska (con vodka), caipirissima (con ron), o caipifruta (con otras frutas, la de piña no está del todo mal). Pero por supuesto la más popular sigue siendo la tradicional de limón, con bastante hielo.
Además, aunque parezca quizás excusa de borracho, la unión del limón, el alcohol y (si se quiere) substituir el azúcar por miel, le da buenas propiedades terapéuticas. Yo misma he ayudado a curar resfriados a más de uno, así que tomad nota de como se hace:

Ingredientes:
- lima verde
- azúcar (podéis substituir por edulcorante o miel, o azúcar moreno)
- cachaça
- hielo
obs: también, para ir bien, vais a necesitar un mortero para machacar la lima

¿Cómo se hace?
1. Cortar la lima verde en octavos pero NO quitar la cáscara! Para un vaso normal, yo cogeria 4 octavos. Más la dejará con un travo un poco fuerte. Si el vaso es grande, podeis tranquilamente poner unos 6.
2. Añadir el azúcar. Aqui es muy personal. Todo va a depender si os gusta muy dulce o poco dulce, y vigilad con las bebidas dulces porque en seguida 'suben'. Vamos a empezar con una cucharada sopera para un vaso normal o 2 para un vaso de los grandotes. Siempre se puede rectificar luego para más si hiciera falta.
3. Con el mortero, machacar la lima y el azúcar, hasta extraer la mayor parte del jugo de la pulpa. Dejar los octavos de limon dentro de la bebida
4. Añadir la cachaça, sin llenar demasiado el vaso porque luego entrará el hielo, además quedaria muy fuerte. Remover un poco y esa es la hora de probar, si falta azúcar se puede rectificar in situ antes de poner el hielo.
5. Añadir el hielo y la decoración es libre. A mi me gusta decorar el vaso con un cachito de lima y ponerle una sombrillita divertida, pero es igual, está buena de cualquier manera.

Y salut! Bebed con moderación y jamás si hay que conducir!
Os dejo una foto de una que he hecho a principios de verano ;)



Tarta "Jamie Oliver"

Iba a ponerle otro nombre como tarta del amor o algo todavía más cursi, pero tantas veces la llamé así "de Jamie Oliver", que ya se quedó el nombre. Y es porque esa receta no es originalmente mía, la vi en el programa de ese estupendo cocinero británico (Jamie Oliver), de quien me encanta su estilo, frescor e ideas. Decidí que eso se tenia que hacer sí o sí aunque luego como sabeis, aqui todo se adapta para rebajar el azúcar. Esa no es totalmente "sugar free" pero lo reduje bastante. Cuando yo hablo del azúcar, generalmente no quiero decir que sea "diet" o "light" aunque claro, queramos o no rebaja las calorías de la preparación. Solo dejo claro para no confundir, que aqui el tema de rebajar el azúcar no va por un tema de dieta sino por un diabético.

Es una tarta maravillosa por esa explosión de texturas que vais a ver, y por la rica combinación de sabores. La cociné para mi tia cuando estuvo en mi casa, y recientemente la hice para el cumpleaños de un amigo muy especial a quien quiero muchisimo. En ambas ocasiones ha gustado bastante por lo que finalmente voy a publicar mi versión "low sugar" aunque os daré también las medidas para hacerla con azúcar normal si no hay restricciones. Yo he hecho de las dos maneras y queda igual de bien. Hay que pensar que es una tarta que requiere su tiempo de preparación porque la cocción del merengue es lenta y a baja temperatura.

Vamos allá.

Ingredientes:
- 4 claras de huevo (si posible, los de tamaño grande)
- 200g de azúcar (esas no aconsejo substituir...  el merengue, por lo menos a mi, no me queda igual cocerlo sin azúcar)
- 100g de almendras tostadas sin la piel
- 1 lata (de las grandes, ~400g peso neto) de peras en almibar
- 200g de chocolate negro (si quereis rebajar el azúcar, hacedlo con las versiones de chocolate sin azúcar que las hay muy aceptables, es lo que hago yo)
- 400ml de nata con alto teor de materia grasa (~35%)
- 50g de azucar glas tamizado (éste yo substituyo por 1 +1/2 cucharada sopera de edulcorante líquido)
- ralladura de la cáscara de una naranja (opcional)

¿Cómo se hace?

1. Precalentar el horno a 150ºC, dejando de fuera la bandeja del horno, acondicionándola con papel de horno.
2. Mientras tanto, poner las claras en un bol. Aseguraros que no hay rastro de las yemas ni cáscara de huevo. Es muy importante para que el merengue quede perfecto. Con la batidora, montar las claras en nieve hasta que formen picos firmes. A continuación y sin parar de bater, añadir poco a poco los 200g de azúcar (~2 en 2 cucharas). Cuando esté todo incorporado, aumentar la velocidad de la batidora y continuar durante unos 7 minutos más, hasta que el merengue esté suave y brillante. No se debe notar en éste una estructura granular.
3. Distribuir el merengue sobre la bandeja del horno aproximadamente en un formato de hoja A-4. Ayudaros de la parte posterior de una cuchara para repartirlo, y no es necesario (ni debe) quedar muy regular. Si queda con una forma de hoyos y volcanes, mejor! Se debe cocer en el horno a 150ºC durante aproximadamente 1h o hasta que veáis que se dora ligeramente por encima. La gracia es que esté crujiente por fuera y ligeramente tierno por dentro. En mi horno generalmente 1h o 1h15 son suficientes, siempre que el control de la temperatura sea estricto. Al mismo tiempo se pueden tostar las almendras en un recipiente adecuado para horno. Así ahorrais tiempo y energía. Sacar el merengue y resevar. A las almendras se les tritura ligeramente.
4. Mientras se enfría, sacar las peras en almibar y cortarlas en pedazos irregulares.
5. Coger 3/4 partes del almibar y llevarlo a fuego medio, hasta que hierva ligeramente. Fundir el chocolate en el almibar
6. Montar la nata. Si nunca habéis hecho eso, os comento dicas que pueden ser importantes: la nata debe de estar muy fría, directo de la nevera. Va incluso mejor si se la deja durante 15 min en el congelador antes de montar. Tanto el recipiente donde la vais a montar como las varillas deben de estar MUY limpios y nada calientes (ej. no los uséis si los acabáis de sacar del lavavajillas). Hay que bater con las varillas a la velocidad mediana hasta que se vea que la nata se va haciendo firme y formando picos también. Solo entonces se añade el azúcar (de a poco) o el edulcorante. Luego de eso, yo generalmente aumento la velocidad de las varillas y bato unos cuantos minutos más. Cuidado!! si nos pasamos, la nata puede convertirse en mantequilla. Sí, sí!! es cuando el agua se separa de la grasa, con lo cual hay que vigilar de no pasarse.
7. Montaje: pasar el merengue al plato o recipiente donde le vais a servir. Se le pone la mitad de las almendras, se distribuye la mitad de la nata montada y parte de la salsa de chocolate+almibar. Distribuir de manera uniforme las peras cortadas. Ponerle la otra mitad de la nata por encima, el resto de la salsa de chocolate y para coronar, la otra mitad de las almendras. Si os gusta, la ralladura de naranja por encima le dará un aire fresco.

Y resultará algo así: celestial, esa confluencia de texturas y sabores, y naturalmente.... si está hecha con amor, queda mucho mejor.


No es para nada dificil aunque sí toma algo de tiempo. Si os animáis ya me contaréis como os ha quedado! salut ;)

dissabte, 15 de setembre de 2012

Mermelada de melocotón "sugar free"

...Y es que el tema de las mermeladas es complicado. He hecho varias, algunas estupendas, en otras no he logrado la consistencia que quería. Es cuando vas aprendiendo truquillos y cuáles frutas funcionan mejor, a cuales hay que restar agua de la receta, etc.

Un paso más fue intentar ir a algo sin azúcar para que todos de la casa pudiesen comer. Si sí las hay en el super, pero a mi me gusta hacer las cosas, o por lo menos saber que puedo hacerlas. Encontré entonces una receta en la red que, cambiando un par de cositas, funcionó bastante bien por lo menos con melocotón. Tengo que decir que no probé otras frutas pero seguro que está también buena con fresas, frutitas del bosque, kiwi etc.

Vamos a ello.

Ingredientes:

- 300g de melocotón (o de la fruta de vuestra elección) pelado y picado
- 1 taza de agua, 200ml
- 1 sobre de gelatina sin sabor (o 6 hojas, si lo que tenéis son las hojas). Ésta es la equivalencia.
- 2 cucharadas soperas de edulcorante líquido.  En la receta que vi ponian 2 cucharadas soperas de stevia, es cuestión de ir probando segun lo dulce que os guste.

Cómo se hace?
En la receta que vi, lo hacían en los fogones. El mío lo hice en el programa de mermelada de la panificadora pero es lo mismo. En resumen se trata de:

1. Poner juntos todos los ingredientes MENOS el edulcorante. Esto es porque el edulcorante pierde bastante cuando se calienta y alcanza hervor, por lo que en ese caso pondremos al final.
2. De las dos una: o poner el programa de mermelada de la panificadora, o bien si estás en los fogones pues poner la mezcla a hervir, y luego bajar el fuego y cocinar por unos 25 minutos.
3. Sacar del fuego o, cuando se acabe el programa de la panificadora, añadir el edulcorante.
4. Con el túrmix, acabar de triturar la fruta para que no queden trozos muy grandes. Yo prefiero no triturar del todo, para quedar más natural.
5. Dejarlo en la nevera hasta que solidifique.

Quedaría así:

Está muy aceptable, apta para diabéticos y buena para quien quer seguir disfrutando de mermelada sin coger kg extra ;-)
salut!

diumenge, 2 de setembre de 2012

Pan con harina de maíz

Yo, es que cocinar todo siempre igual me aburre cantidad, así que siempre estoy buscando innovaciones (para desesperación quizás de los cobayos, jeje).

Esa receta es una adaptación de algo que vi en un librito que me han regalado. El original llevaba además pimiento y chile, pero bueno para desayuno me parecía un poco bomba y que no le gustaría a todo el mundo. Así lo rebajé a algo más tradicional y quedó fantástico, por lo que la traslado aqui.

Ingredientes:
- 400ml de leche
- 1 cucharadita de sal
- 300g de harina de trigo (yo usé la de repostería, pero porque ya estaba abierta, cualquiera debería funcionar)
- 125g de harina de maíz
- 50g de queso rallado (usé lo que tenía más a mano, una combinación de quesos para gratinar, pero cualquiera debería funcionar)
- 1 cucharadita de vinagre blanco
- 1 tableta de levadura para pan (o un sobre si utilizáis lo de maizena de panaderia)

¿Cómo se hace?
1. Como siempre para el pan, primero van los elementos líquidos, luego la sal, en este caso luego el queso, las harinas y por último la levadura. Ésta no debe tocar prematuramente el agua y la sal.
2. Utilicé el programa de amasado de la panificadora que incluye leudado, pero como os suelo explicar, no es indispensable. Si no teneis panificadora, poneis los ingredientes en ese orden y los trabajáis durante unos 15 o 20 minutos. Para leudar la masa, se puede hacer en un bol tapado con un trapo limpio, con el horno al mínimo (50ºC) y la puerta entreabierta. Funciona igual de bien, en tal caso dejar 1h aproximadamente.
3. Antes de poner en el horno, le he dado forma de pan de leña y he hecho cortes en forma de "X" por encima del pan (eso le ha dado su dibujo característico). Yo siempre lo pongo 'rodeado' de papel de plata para darle un poco la forma e impedirle de crecer hacia los lados.

Horneado:
- En éste caso estuvo durante 40 min a 250ºC (a tope) pero sin precalentar. No puse el aire, así mismo fue suficiente para cocerlo bien.

Así ha quedado (os lo recomiendo mucho!)

dissabte, 1 de setembre de 2012

Galletas al cointreau

...y estaba buscando una receta original de galletas, que no hubiera hecho aún. Una base lo bastante neutra para poder decorarla con glasa, pero con un gusto un poquito novedoso, para no caer en lo de siempre.

Probablemente van a ser parte de un regalo de cumpleaños, por lo que la foto no enseñará la versión decorada (estropearia la sorpresa no??)

Es muy muy facil y se puede improvisar con tema y variaciones. Vamos allá:

Ingredientes:

- 125g de mantequilla sin sal
- 125g de azúcar glas
- 1/2 huevo batido
- 225g de harina de repostería
- 1 chorrito de cointreau o licor de naranja

¿Cómo se hace?

1. Precalentar el horno a 180ºC
2.  Trabajar la mantequilla con las varillas hasta que alcance el punto de pomada
3. Añadir el azúcar y trabajar la masa poquito a poco
4. Agregar el huevo batido y el chorrito de cointreau (generoso)
5. Agregar la harina tamizada y trabajar la masa para que quede todo integrado. Envolver con film plástico y dejar enfriar la nevera por 1h, 1h30 aproximadamente
6. Extender la masa con un rodillo (yo aconsejo hacerlo entre 2 hojas de film plástico para evitar que se pegue al rodillo) hasta llegar a 3-5mm aproximadamente
7. Cortar las galletas con un molde (si no lo teneis, una tacita o vaso invertido también sirve para hacerlas redonditas). Ponerlas en la bandeja del horno cubierta con papel sulfurizado.

Horneado

Las mías estuvieron unos 20 minutos a 180ºC con la bandeja a media altura, pero eso depende mucho del horno. Recordad que las galletas se sacan cuando los bordes empiezan a coger color AUNQUE OS PAREZCA QUE AÚN NO ESTAN LISTAS. Ya lo estan. Lo prometo. Hay que sacarlas en ese punto, acabaran de endurecer cuando se enfríen, cosa que se debe hacer sobre una rejilla para evitar humedad por formación de vapor.

Y así han quedado: (foto sin decoración, aunque está previsto que esten engalanadas con glasa blanca y un dibujo sorpresa)