diumenge, 26 de febrer de 2012

Espuma de mango

Bueno después de destrozar un poco la receta de espuma de mango por un error de cálculo el otro día, hoy he conseguido hacerla bien.
Quedó estupendisima!! Ultimamente no me da tiempo ni de hacer muchos experimentos ni publicar mucho en el blog, pero a ver si eso pronto se arregla. Os dejo la receta de la espuma de mango, a la cual finalmente di algun retoque y, en fin, la verdad es que quedó bastante bien!

Ingredientes:

- 1 mango (no lo vais a usar todo, pero es dificil conseguir medio mango; para un sifón de 250ml, con 200g de pulpa de mango es suficiente)
- 65ml de zumo de naranja
- 30g de azucar que en mi casa se sustituye por 3 cucharadas soperas de edulcorante líquido
- 1 hoja de gelatina en remojo
- 10 ml de licor de menta  (este que usé está hecho por mi pero cualquiera sirve, es para dar un contrapunto fresco; si hay niños o no quereis poner alcohol, se pueden triturar y añadir unas hojitas de menta que a tal efecto tambien sirven)

¿Cómo se hace?

1. Trocear la pulpa del mango y ponerlo a hervir con el zumo de naranja
2. Pasar todo por el túrmix (yo lo he hecho dentro de la misma olla en que los estaba llevando a hervir, vigilando para que en ese momento el fuego estuviera moderado)
3. Añadir la hoja de gelatina remojada y seguir hirviendo para que se deshaga en la mezcla de mango y zumo de naranja
4. Añadir el edulcorante líquido y el licor de menta
5. Pasar todo por el colador chino
6. Ponerlo en el sifón ISI, acoplar una cápsula de NO2, agitar unas 6 veces y ponerlo a enfriar durante varias horas (yo lo dejé unas 4 horas, pero una horita más no le hubiera ido mal)

Después de enfriarla , servirla en copas o en bol. Yo usé la boquilla de decorar del sifón ISI, y unos boles que tengo que son los que se ven en la foto. Añadí la mitad de una galletita, tambien se puede decorar con una neula, o con cáscara rallada de naranja, lo que le aumentará el punto de frescor.
Y así resultó:

Lo del azúcar lo hacemos por el diabetes, pero queda muy apta para dietas hipocalóricas. Además es un postre muy suave, de consistencia parecida a la mouse de yogurt y seguro que os gustará.

diumenge, 12 de febrer de 2012

Espuma de fresas

Después de haber fastidiado ligeramente la espuma de mango hace unos días, me quedó la espinilla de hacer una espuma de postre que me quedara bien. Pero durante la semana ¿quién tiene tiempo?
Finalmente, hoy domingo, preparé una que quedó de libro! Espuma de fresas, me inspiré en la receta de una colección de recetas whip que hay por la red, adapté a mis necesidades y ha salido estupenda.

Eso sí es bueno prepararla con varias horas de antelación. Yo la preparé hacia las 9 y la serví hacia las 15h. Quizás con menos tiempo estaría bien, pero no puedo asegurarlo, la receta dice enfriar entre 4 y 6 horas u overnight.

Ingredientes (para el sifón de 0,25ml ISI):

- 125g fresas
- 100 ml nata (35% m.g.)
- 35g azúcar
- 100ml de vino Pedro Ximenez (la receta original traía la recomendación de usar Gran Marnier, yo no lo tenía, pero si teneis, probarlo que seguro que da otro toque; otra opción seria usar Cointreau que seguro que también queda bueno y muy fresco)
- Esencia de vainilla
- 1/2 limón
- 1 hoja de gelatina remojada en agua fría
- pistachos para decorar (es opcional: podeis poner hojitas de menta, o láminas de fresas....)

¿Cómo se hace?

1. Hacer un puré con las fresas y el azúcar. Yo las trituré con el "turmix"
2. Añadir al puré un par de gotas de esencia de vainilla y la ralladura de la cáscara de medio limón
3. Calentar el licor que habeis elegido a unos 50ºC y disolver en él la hoja de gelatina remojada. Dejar templar
4. Añadirle los 100ml de nata, el puré de fresas y pasar todo por el chino
5. Introducirlo en el sifón ISI, enroscarle una cápsula de nitrógeno, agitarle y poner a enfriar durante varias horas en la nevera.
6. CONSEJO: sacar de la nevera un poquito antes de servirlo!! a mi me costó un par de minutos poder sacarlo bien del sifón. Ponerlo en copas altas (a mi me parece precioso y elegante, pero bueno, en cualquier sitio estará bien), y decorar con el pistacho triturado (o con lo que habeis escogido para vuestra decoración). Servir en seguida. La textura se parece ligeramente a la de la "mousse de yogur".

Mirad como ha quedado la mía:


Muy buena, muy ligera, fácil, sin misterio  y un postre estupendo. Lo recomiendo mucho.

dissabte, 11 de febrer de 2012

Vatapá (libre adaptación)

Bueno: sí es verdad que hago pocos platos de Brasil. Los sé hacer pero no me entusiasman excesivamente, aunque uno de ellos lo hago con cierta frecuencia y suele gustar mucho a la gente.
Originalmente es más fuerte/picante, pero yo lo he adaptado un poco para quedar un poco más universal. Como anécdota, ese plato ganó una de las ediciones del Concurso Gastronómico de nuestro departamento, de Bioquímica y Biología Molecular, Unidad Biociencias, de la Universidad Autónoma de Barcelona. Igual no es un gran certamen culinario pero me ha hecho ilusión porque a la gente le gustó de verdad.
Así que dejo la receta, para más o menos 4 personas (depende del hambre que tengan, si hay algun otro plato o entrante, etc). Advierto también que para esa receta se requieren algunos ingredientes especiales (aceite de dendê por ejemplo), que si vivís en Barcelona se pueden conseguir en el Colmado Latino que está en via Laietana, y seguro que se pueden encontrar en muchos sitios que venden productos étnicos, que siempre hay en todas las ciudades.

Ingredientes:

- 4 pechugas de pollo
- 1 bolsa de cacahuetes salados pelados
- 1 botellita de "aceite de dendê"
- 1 botellita de leche de coco
- Azucar o edulcorante a gusto
- ~25g de sémola de arroz + 1 cucharada colmada de harina
- 2-3 tomates sin piel y sin semillas y una cebolla, todos cortados muy pequeñitos (para sofrito)

¿Cómo se hace?

1. Cocer el pollo en agua con sal y "deshilacharlo". Es la parte más laboriosa y tarda un rato, porque hay que cocerlo, dejar enfriar un poco (sino queda muy dificil manipularlo si está muy caliente), y luego irle deshaciendo en pequeños hilos en el sentido de las fibras de la carne. Quedaran como pequeños fideos, muy finitos. (en la foto al final se verá)
2. Hacer el sofrito en una cacerola, añadir el pollo "deshilachado" y un poco del agua de cocción del pollo. Dejar integrar todo durante algunos minutos, y echar toda la botellita de aceite de dendê. Obs: este aceite, por sus características, puede solidificar dentro de la botellita en días muy frios. Si eso pasa, hará falta poner en un baño maria suave hasta que vuelva a su estado líquido.
3. Añadir la bolsa de cacahuetes. Yo prefiero ponerlos enteros, pero si creeis que son muy grandes, pasarlo por el robot para triturar, pero no trituréis mucho, que la gracia es notar el gusto y textura del cacahuete.
4. Dejaremos que todo se haga durante por lo menos unos 10-15 min a fuego suave, removiendo de vez en cuando. Sal a gusto, y yo ésta vez eché también un poco de pimentón dulce.
5. Mientras tanto, haremos la crema de coco que acompañará el plato de pollo. Creedme, aunque no parezca a primera vista una combinación muy lograda, el choque de gustos le da un toque muy interesante. En una olla pequeña, echamos toda la botellita de leche de coco, la sémola, la harina y el azúcar o edulcorante, mezclando muy bien con las varillas. En mi casa en principio no se hace casi nada con azúcar, así que usé unas 3 cucharadas soperas generosas de edulcorante en polvo. Cocer a fuego suave hasta que espese, será en seguida, cuando esté espeso lo sacáis del fuego.

Se sirven por separado para que cada uno sirva como le guste más, pero la gracia y el espíritu del plato es comerlo junto, notar el contraste entre el gusto del cacahuete salado y la salsa ligeramente dulce y aterciopelada de coco.

Resultará algo de éste estilo:


Se vuelve un plato muy facil para una fiesta, porque no hay que cortar nada complicado y se puede preparar con antelación. Lo único que lo puede complicar es conseguir los ingredientes que son "especiales" de tiendas concretas. Por lo demás la verdad es muy facil. Ya me contaréis si os animáis!

dissabte, 4 de febrer de 2012

Pastel de pollo y pasta brisa

Hoy tenia muchas ideas para la comida, y todas iban de pollo. Pero siempre me encontraba que para llevar a cabo mis ideas, me faltaba algun ingrediente que no podia substituir, y la verdad es que me daba un poco de pereza salir con tanto frío.

Y de pronto me encontré con Jamie Oliver en la tele, haciendo una especie de pastel de pollo excepcional como todo que hace él. No tenia como hacerlo exactamente igual y eso no me va, pero la idea me ha servido para idear la comida de hoy que por cierto salió estupenda.
Antes de empezar es bueno saber que, al menos como está planteado, necesitaréis un plato rectangular, bajito y que aguante tanto fuego directo como horno. Alternativamente, se puede preparar el relleno del pastel aparte, y luego pasarlo a un pirex para el horno, tampoco pasaría nada.

Ingredientes:

- 2 pechugas grandes de pollo
- 150g de champiñones
- 1 cebolla pequeña
- 100ml de nata (yo usé de 35% de materia grasa)
- ~200ml de caldo de pollo
- 1 cucharada colmada de harina normal
- 1 hoja de laurel
- tomillo y hierbas provenzales secas
- 1 envase de pasta brisa (debe tener tamaño suficiente para cubrir el plato que vais a usar, y sobrar incluso un poco por las bordas)
- 1 huevo para pintar
- aceite en abundancia para freir el pollo

¿Cómo se hace?



Primero de todo, precalentar el horno a 200ºC.

1. Trocear las pechugas de pollo en dados no muy pequeños.
2. Picar la cebolla muy finita, así como los champiñones
3. Poner el aceite en el plato rectangular que mencioné al principio y ponerlo al fuego. Freir la cebolla hasta que esté transparente (fuego no muy fuerte), juntamente con el pollo, dandole vueltas para que se haga por igual en todas las caras.
4. Mientras se está friendo, salpimentar el pollo (a mi me gusta mucho usar flor de sal y pimienta negra recién molida), y añadir la hoja de laurel troceada (quitar el nervio central de la hoja), el tomillo y las hierbas
5. Añadir la nata, el caldo de pollo y la harina, mezclando bien y dejando reducir un poco para que espese.
6. Sacarlo del fuego y dejar templar un poco mientras se trabaja la pasta brisa
7. Estirar la pasta brisa para que esté un poco más grande y cortar y reservar dos pequeñas tiras de la punta para la decoración (eso es totalmente opcional)
8. Poner la pasta brisa encima del plato rectangular, cubriendo el relleno de pollo pero sin cerrarla "hermeticamente" con los bordes del plato, sino dejando espacios para que los líquidos interiores se evaporen y el vapor salga
9. Hacer, con el cuchillo, pequeñas rayas en diagonal en la masa brisa. no cortar totalmente. a la medida que se vaya haciendo, esas rayas también ayudaran a que se disipe un poco el vapor interior.
10. Con las tiras de pasta brisa, enrollar una alrededor de si misma dandole una forma de rosa, y con la otra cortar en dos y hacerle forma de hoja (ver foto). Poner encima de la pasta brisa. Pintar todo con el huevo batido.
11. Hornear a 200ºC durante unos 25 minutos o hasta que esté dorado.

Debería resultar algo así:
No hagais caso de las cositas más oscuras que se ven en las bordas. Fue un que otro champiñon que no quedó bien integrado en el relleno, pero como no se han quemado, sino que se han puesto crujientes, estuvo bien (pero no estaba planeado).

Buenismo y fácil solución para un dia en que no sepáis muy bien que hacer y queráis sorprender a la gente con algo distinto.