divendres, 28 de desembre de 2012

Donuts sugar-free

Hace unos días, fui a comprar con mi marido y me preguntó si yo no recordaba unos donut sin azúcar que habian vendido alguna vez.
Algo recordaba, sí, pero después de dar vueltas, nos hemos acordado que era algo como "donut light", dos palabras que a priori me parecen super contradictorias. No era un donut sin azúcar.
Pero él lo queria, le encantan, y me puse a buscar recetas para ver como lo podia arreglar. Hay que remarcar que se trata de quitarle el azúcar, tan solamente. Sigue siendo frito, por lo que tiene sus calorías que, no obstante, disminuyen al quitar el azúcar. Pero hay que empezar a deshacer la confusión entre "sin azúcar" y "light" (una cosa no necesariamente lleva a la otra).

Quedaron MUY buenos aunque me faltaba uno de los ingredientes, que comentaré al final por si lo podéis añadir, en teoria parece que quedaría aún mejor.

Ingredientes (para unos 8 donuts de tamaño grande)

Para los donuts en si:
- Piel de 1 naranja rallada (solo la parte naranja, no rallar la parte blanca, que le confiere un sabor muy amargo)
- 220g de harina de repostería
- 80g de harina de fuerza (no, no es lo mismo, la harina de fuerza es una especial para panes y afines, pero se consigue en muchos lugares, yo la suelo comprar en el super de toda la vida)
- 1 cucharadita de sal
- 80ml de leche (yo usé desnatada, ya puestos a mejorarlo...)
- 40g de mantequilla
- 25g de levadura fresca (1 tableta)
- 1 cucharada sopera de sacarina líquida + 1 cucharada sopera de stevia (si vais a hacerlo con azúcar, 30g)
- 1 huevo
- aceite de girasol para freír los donuts
(obs: lo que me faltó fueron semillas de cardamomo, no tenía y no las puse; si las tenéis, ponedlas, 10 cápsulas de semillas)

Para la glasa:
A) Si vais a hacerla normal, usad unas 6-8 cucharadas soperas de azúcar glas y añadir agua muy poco a poco, cucharita a cucharita. debe quedar con la consistencia de un almíbar flojo
B) La versión sin azúcar es más sin gracia y no quedará con ese aspecto del donut tradicional. He usado una cucharada sopera de stevia + una cucharada sopera de aspartame, y agua muy a poquito, para hacer el mismo tipo de preparación. No va a quedar con aspecto igual ni por casualidad, tenedlo presente.

¿Cómo se hace?

1. Poner en un bol la leche, la mantequilla y la sacarina + stevia. Calentarlo a 37ºC
2. Añadir la levadura y el huevo, y batir con las varillas hasta que quede todo bien integrado
3. Añadir la piel de naranja, la sal y (si las tenéis) las semillas de cardamomo trituradas
4. Por último, añadir las harinas y batir enérgicamente con las varillas. Llegará un momento en que se hará más dificil y podeis seguir integrando mantualmente.
5. Tapar con un paño limpio y dejar reposar durante 1h y media
6. Sacar la masa del bol y, sobre una superficie enharinada, estender la masa, cortando con cortapastas de dos tamaños (o en su defecto, unos vasos de distinto diámetro para darle la forma redondita y hacer el agujero del donut). Os dejo con una figura ilustrativa, de otro blog del cual adapté parcialmente la receta. Mirad aqui para verlo. 
7. Ponerlos en la bandeja del horno que habéis cubierto con papel de hornear. Precalentar el horno a 50ºC y volverlo a apagar. Poner las bandejas con los donuts ya cortados y esperar que suban el doble de su volumen original. Es bueno ir mirando, porque si nos pasamos de tiempo, puede ser contraproducente. Yo dejé unos 40 minutos, pero podría haber dejado aún más. Va a depender del horno.
8. Preparar la glasa: mezclar el azúcar glas o la stevia (según como lo estéis haciendo) con el agua, MUY poco a poco, hasta lograr la consistencia de almibar flojo. Poner el aceite de girasol a calentar, pero no los vamos a freir en aceite demasiado caliente, sino quedarán demasiado crujientes por el exterior. Si veis que el aceite se anima mucho, bajad el fuego.
9. Ahora, viene la hora de freir los donuts. Veréis que es una masa que no es demasiado consistente, y si los intentáis coger con la mano para llevar a la freidora, se pueden deformar. La solución: como están sobre papel de hornear, cortar este cuadradito de papel y llevar el donut hasta la freidora sobre el cuadradito de papel. Ponerlo a freir por el lado sin papel, y luego tirar del papel. No se ha deformado ninguno, quedaron geniales. No hay que freírlos demasiado tiempo, sino quedaran muy crujientes por fuera. El tiempo también va en función de la temperatura del aceite, por lo que no es facil precisar, pero irlo mirando: cuando esté doradito por debajo, darle la vuelta y que se dore por el otro lado.
10. Último: sacar el donut de la freidora y ponerlo a escurrir sobre una rejilla. Es conveniente poner un plato debajo, porque en seguida que se enfríe un poquito, repartiréis glasa por encima del donut con un pincel (si es de silicona mejor). El exceso de glasa goteará sobre el plato.

Y listo!!! 

Mirad como quedaron los míos:

Ya me contaréis!

Sorbet de mandarina

Y siempre estamos a las vueltas con que el postre después de una comida copiosa de fiestas, debe de ser ligero. Año pasado hice alguna mousse, me recreeé con varias cosas y siempre hubo, ejem, quejas.
Así que este año busqué una receta de "sorbet", que no confundir con helado. El sorbet es mucho más ligerito, nada de leche ni crema ni cosas de esas, es fresquito y cae muy bien. Siempre me impresionaban esas cosas servidas dentro de la misma fruta y finalmente encontré una receta que me gustó. Esa no me dio tiempo a estructurarla sin azúcar, pero aún así no es de los más cargantes. En otra ocasión la intentaré sugar-free pero de momento dejo la receta "normal", servida en navidad 2012.

Ingredientes (os dará para 4 comensales):

- 4 mandarinas --> atención, escoger mandarinas de esas con la piel gruesa, grandecitas, para que sea facil de vaciarlas, resistan bien y se puedan usar como "recipiente" para el sorbet. Yo recomiendo tener alguna más de reserva por si se rompen al vaciarlas.
- zumo de medio limón
- 1/2 vaso de agua mineral
- 1 ramita de menta fresca
- 50g de azúcar
-1 clara de huevo
- 1 pizca de sal

¿Cómo se hace?

1. Hacer el almíbar: en un cazo pequeño, cocer el agua con el azúcar, a fuego lento, hasta que se reduzca a más o menos a la mitad. Debe quedar un almíbar ligeramente espeso. Dejar entibiar.
2. Lavar y secar las mandarinas. Cortar la parte superior de 4 de ellas, reservar las tapitas y vaciarlas
3. Poner la pulpa extraída en el vaso de la batidora y triturar todo. Pasar el puré por el chino y añadir el zumo de limón
4. Montar las claras a punto de nieve con la pizca de sal (ver apuntes sobre muntar las claras en el post de las Islas Flotantes). Cuando esten formando picos firmes, agregar el almíbar poco a poco, sin dejar de batir para que no pierdan volumen.
5. Añadir el puré obtenido en el punto "3" a las claras en nieve, removiendo con movimientos envolventes para que no pierdan volumen.
6. Verter la preparación en una bandeja, mejor metálica, y dejarla en el congelador durante 3-4 horas. Cada 40 minutos, sacarla y remover con el tenedor.
7. Rellenar las cáscaras de mandarina con el sorbet, poner las tapas y servirlas adornadas con unas hojitas de menta lavadas y secas.

Debe de quedar algo así:


Hay que rellenar las mandarinas justo antes de servir, dado que en seguida el sorbet se empezará a derretir. Otra opción seria rellenar y devolverlas al congelador hasta la hora de servir. Queda delicioso!
Salut!

dijous, 27 de desembre de 2012

Islas flotantes, versión sugar-free

Hay que decir que esa receta, originalmente, era del tiempo de mi abuela Daisy (la Zizi, jamás la hemos llamado abuela).
Tenía muchisimo éxito, y era algo ligero y bello a la vez, como si hiciera pedacitos de nube que se deshacían en la boca. Hice algunas veces ésta receta, hasta que ahora, con todo el tema del diabetes, me planteé hacerla en su versión sin azúcar. El tema del merengue me parecía facil, ya la crema en que "flotan" las islas, era otro asunto. He pensado un poco y decidido que era absolutamente posible.

Así que os explico y, de paso, dejo algunos apuntes sobre montar las claras en neve, que mucha gente me suele preguntar cómo hago para que no se desmarchen aún sin usar el azúcar.

Ingredientes:
- 5 huevos (si los tienes fuera de la nevera para que se atemperen, mucho mejor)
- 1 litro de leche
- edulcorante líquido (sacarina) y edulcorante en polvo (aspartamo)
- maizena
- esencia de vainilla

¿Cómo se hace?

Montar las claras en nieve

Separar las yemas de las claras. Importante: no puede quedar ni rastro de yema en las claras (si queda  un poco de clara en las yemas, no es tan grave). Las claras, si estan a la temperatura ambiente, mucho mejor. Ponerlas en un recipiente (bol) limpio, con una pizca de sal. La sal servirá como germen de cristalización, es muy poquito, solo para arrancar. No queráis correr contra el reloj, hay que tener paciencia para montarlas bien. Primero van a espumar, luego empezar a estar blanquitas, y luego hacer picos como estos:


Atención: AÚN NO ESTAN!!!  Os váis a cortar las manos antes de parar de bater las claras!!
Hay que seguir montándolas hasta que podáis hacer esto:


Veis? Esa foto se ha hecho incluso con un temporizador. Teneis que poder inclinar del todo vuestro recipiente y las claras montadas no se mueven, no escurren ni caen. Sus picos son firmes y sedosos, brillantes. Vale. Ahora sí ya está.
Yo usé 5 claras y el equivalente a 1/3 de bote de recipiente de edulcorante Natreen (aspartamo). Equivale a unos 12-15g aproximadamente de aspartamo en polvo. El edulcorante lo añadí solo cuando las claras estaban haciendo ya picos firmes.

Cocer las islas de merengue en la leche

1. Poner 1 litro de leche a hervir con una cucharada sopera de edulcorante líquido. Usad una olla de tamaño mediano para que sea facil darle la vuelta a las islas.
2. Cuando la leche esté a punto de hervir, poner cucharadas de merengue a cocerse en la leche. Flotaran, y además cambiarán ligeramente de textura (crecen un poco y se quedan 'aeradas', como en la siguiente foto)


Yo creo que con 30-40 segundos de cada banda está bien. Dadles la vuelta con delicadeza, usando dos cucharas, para que se hagan por el otro lado también.
3. Luego la quitáis con la espumadera y la dejáis sobre un tamiz o colador para librarla del exceso de leche. Una vez escurridas, irlas poniendo en un recipiente fondo, tipo bol


Hacer la crema de vainilla en que flotan las islas

4. Una vez se han cocido todas las islas, colar la leche para quitar los restos de merengue que pudiesen quedar. Sacar del fuego para que se temple.
5. Bater enérgicamente las yemas con 3 cucharadas soperas de edulcorante líquido + 1 cucharada mediana de esencia de vainilla.
6. Aparte, disolver 1 y 1/2 cucharada sopera de Maizena en media tacita de agua.
7. Volver a poner la leche en fuego bajo, añadir las yemas batidas, la Maizena y cocer a fuego lento, removiendo sin parar hasta que espese. Va a quedar más espeso que la leche normal, pero no tanto como un flan.
8. Sacarlo del fuego y seguir removiendo para que no se forme una película por encima de la crema.

Montaje

9. Una vez templada la crema de vainilla, añadirla sobre las islas y refrigerar.
10. Servir con canela espolvoreada

Y debería resultar algo así:


Os prometo que es menos laboriosa de lo que parece, usa ingredientes muy sencillos y sus calorias no son muy elevadas. Podéis disminuirlas aún más utilizando leche desnatada. Es un postre ligero, bonito y delicado. Por lo que lo recomiendo mucho y tiene muchísimo éxito en mi casa!
Salut!

diumenge, 23 de desembre de 2012

Trufas blancas y negras con frutas

En Brasil, es bastante comun que en las fiestas de niños se sirvan unos dulcecitos redonditos que hacen recordar vagamente una trufa de esas que se venden congeladas. Son más cremosas y estan hechas de manera un poco distinta, pero yo pensaba que podría coger lo bueno de cada una (y encima poner de por medio una idea de mejorarlas con una fruta dentro) y hacer algo realmente sorprendente. La idea era que fuese un regalo de navidad para un amigo muy querido al que le suelen gustar mucho los dulces, y a mi me encanta que pruebe esos inventos  que me saco de la manga. Entre otras cosas, por eso hasta regalárselas, no salieron las recetas a la luz, para mantener la sorpresa.

He dado un par de vueltas y ensayos al tema, y pondré aqui la combinación que finalmente fue su regalo y la que creo que quedó mejor. Es MUY MUY importante conservarla en congelador para que su textura se mantenga. Sacarlas unos 5-7 minutos antes de servir, pero no más. Yo las llevé de viaje con unas placas congeladas para mantenerlas aunque claro, eso tiene sus límites, llegaron alli ya a temperatura ambiente, y espero que el destinatario las haya puesto en congelador como le recomendé!! :-) Eh, destinatario?? si lo estás leyendo, ponlas en el congelador!!
Lo mejor es no trajinarlas mucho, dejarlas en congelador y solo sacar a la hora de servir.
Es una preparación que se hace mejor en 2 dias, por lo que conviene empezar de víspera. Si hay niños que las van a comer, omitid el paso de licor.


Ingredientes:
Trufa blanca
- 1/2 lata grande (o una pequeña) de leche condensada
- 1 cucharada sopera de mantequilla
- uvas sin semillas
- azúcar blanco (sin refinar)
- licor de vuestra preferencia (puede ser cointreau, o un licor suave de melocotón como usé yo, o algo más ácido como licor de manzana, o kirsch)
- papelitos de molde de esos (como para magdalenas), medianos. creo que se llaman pirotines.

Trufa negra
- 1/2 lata grande (o una pequeña) de leche condensada
- 1 cucharada sopera de mantequilla
- 3 cucharadas soperas de cacao
- fresas
- fideos de chocolate (2 botes por lo menos)
- licor de vuestra preferencia (puede ser cointreau, o un licor suave de melocotón como usé yo, o algo más ácido como licor de manzana, o kirsch)
- papelitos de molde de esos (como para magdalenas), medianos. creo que se llaman pirotines.

¿Cómo se hace?
Día antes: hacer la masa de la trufa, y preparar las fresas y uvas
1. Repartir la lata de leche condensada grande en 2 ollas pequeñas (o bien poner una lata pequeña en cada una). Añadir a cada una su cucharada de mantequilla. En una de ellas, la de chocolate, añadir tambien las cucharadas soperas de cacao en polvo.
2. Cocer: no hagáis las dos a la vez porque conviene estar removiendo mucho y estar muy pendiente del fuego para que no se pegue y no estropee el color de la trufa, más importante aún en el caso de la blanca. ¿Cuánto hay que cocer? bastante aunque el tiempo es variable, es mejor controlarlo con el fuego entre mediano y bajo, SIEMPRE removiendo para que no se pegue en ningún momento. Removedlo con una cuchara de madera, que es mejor. Veréis que podéis parar la cocción cuando al pasar la cuchara de madera por el fondo, el 'rastro' dejado por la cuchara tarda unos segunditos en volverse a cubrir con la leche condensada. Significa que ya se está espesando, y acabará de espesar más cuando se enfríe bien. Cuando se haya enfriado, ponerlas en la nevera 'overnight' cubiertas con un film plástico. Yo las dejé en la misma olla.
3. Mientras tanto, coger las fresas quitando la parte verde y la punta también. Juntamente con las uvas, es hora de introducirles el licor. Yo fui un poco friki y usé una jeringa hipodérmica estéril para ponerles el licor dentro, pero vamos, que también se puede hacerles pequeños cortecitos en su superficie y dejarles en remojo en licor también, así se impregnan. Luego, recomiendo dejarlas entre dos hojas de papel absorvente, en la nevera, overnight, para que suelten agua y no lo hagan dentro de la trufa.

Día siguiente: elaboración y congelación de la trufa
4. Tener los moldecitos de papel preparados, yo prefiero usar de 2 en 2 juntos, para sujetar mejor la trufa. Tened preparado un plato o recipiente con azúcar y otro distinto con los fideos de chocolate. Untad las manos con mantequilla para que no se pegue.
5. Empezamos con las trufas blancas: coger con una cucharada sopera una bolita de la masa blanca, y aplastarla en la mano. Acomodar dentro una uva, volver a cerrarla como una bolita, y pasarla en abundante azúcar blanco, luego poniéndola dentro de su moldecito de papel. Cuando esten todas, meterlas en congelador.
6. Trufas negras: cuando acabéis con las blancas, lavar bien las manos para que no quede azúcar. Untar otra vez las manos con mantequilla y proceder igual, pero cogiendo la masa con chocolate y acomodando dentro la fresa. Pasarla en abundantes fideos de chocolate, y ponerla dentro de su moldecito de papel. Cuando estén todas preparadas, ponerlas en el congelador.
Yo las dejaría, por lo menos, 3-4 horas en el congelador, si es posible, overnight también (pero no es indispensable, con 3 horitas deberia de bastar).

Lo del congelador, lo recomiendo mucho porque yo no puse la primera noche, y luego me costó dos vueltas de hoja al tema, dado que no mantuvo consistencia y casi las tuve que rehacer, usando más cacao en polvo. Si van directas al congelador, sacando justo antes de la hora de servir, infinitamente mejor.

Dejo una foto de cada una de las trufas, una blanca y otra negra, que ya es todo lo que queda :-)
espero que os guste, aunque un poco laboriosa, os prometo que es una receta fantástica con una textura sorprendente y helada. Eso sí, no es nada diet ni light, ni sugar-free!! :-)

Salut!









dissabte, 8 de desembre de 2012

Bizcocho integral de plátano (sugar-free)

Resulta que hace días no hacía un pastelito. Ayer había estado probando unas trufas, inventándome también platos salados, etc, pero pastelitos ahora hacía dias que no.
Por lo cual pensaba en improvisar algo, pero algo muy sano, sin azúcar (ya sabéis, lo de mi pareja que es diabético) y con fruta que tuviera por aqui. Nada complicado ni dificil, para que podáis también improvisar en vuestra casa. He estado leyendo cosas para coger ideas, aunque finalmente hice algo que es una mezcla de lo que he leído y de mi intuición repostera. Y ahí va.

Ingredientes:
- 3 huevos
- 3 plátanos muy muy maduros. Sí de esos que creéis que lo siguiente es que pasen a mejor vida. ¿Por que tan maduros? mirad por dos motivos, primero, es el momento en que más dulces estan, por lo que reduce la cantidad de edulcorante necesaria. Y segundo, como estan tan tiernos, la mayoría se deshará mientras el pastel se hace, dejando algunos pocos trocitos enteros, lo que queda muy agradable.
- 150g de queso fresco batido o bien un yogur natural (yo usé yogur, queso me quedaba solo mascarpone y no estaba muy segura de como cuadraria todo)
- 1/2 vaso de aceite (girasol mejor, que su gusto es menos pronunciado)
- 260g de harina integral
- 1/2 vaso de aspartame en polvo + 2 o 3 cucharadas soperas  de edulcorante líquido, depende de lo dulce que os guste.
- 1 sobre de levadura química

¿Cómo se hace?
Pues tengo que decir que esta vez tenía el horno ocupado por el pan y entonces lo hice con el programa de la panificadora. No obstante, el programa de la panificadora es tan solo mezclar y hornear, por lo que ya veis, es muy muy facil y se hace casi solo. Si tenéis panificadora ponedlo en el siguiente orden: huevos, yogur, aceite, plátanos, edulcorante, harina y por último levadura. Y dadle al programa para bizcocho que tengáis, en la mía es el 10.

Si vais a hacer a mano (sin panificadora) recomiendo lo siguiente:
1- Precalentar el horno a 180ºC
2 - Mezclar los huevos con el edulcorante, con las varillas, hasta que quede todo integrado
3 - Añadir a la mezcla el yogur batido con los plátanos. Para eso usaria el turmix pero sin destrozar totalmente el plátano, dejando algunos trocitos enteros. 
4 - Por ultimo, añadir la harina y levadura tamizadas, mezclando suavemente.
5 - Untar y enharinar un molde tipo plum cake y hornear la mezcla durante, por lo menos, 30 minutos sin abrir. NO ABRIR, sobretodo los primeros 30 min! que luego el pastelito se hunde. Comprobar con el palillo si ya está hecho. Cuando salga seco después de pinchar, lo podeis parar. Cuando haya enfriado un poco ya se puede desmoldar.

Ojo con la temperatura del horno sobretodo si no os podéis fiar mucho del termostato. Irlo mirando SIN ABRIR para ver como va. Si el pastel crece mucho por el centro, está demasiado caliente, bajadlo un poco. Si al contrario crece por las bordas y se va quedando hundido en el centro, está demasiado frio, subirle un pelín la temperatura. Cada horno tiene sus cosas, así que después de unas cuantas veces, ya más o menos sabréis que temperatura hay que poner.
Una cosa fantástica para desmoldar es el spray Bake easy, que se compra en tiendas de esas de reposteria. Se usa solo el spray, sin enharinar. Es una pasada, lo recomiendo mucho si podéis.

Y voilà aqui teneis el pastelito que podeis improvisar con unos plátanos que se hayan pasado un poco de maduros y cuatro cositas que tengáis por ahi. Si quereis hacer con azúcar, yo usaria un vaso entero. Si quereis hacer con harina normal, es posible que también quede bien, pero siempre va a quedar un pastel morenito, es por el plátano.


Salut, y buen provecho :-)

diumenge, 4 de novembre de 2012

Mermelada de frambuesas y pétalos de rosa

Bueno, hace tiempo que le doy vueltas a la mermelada de rosas, aunque esa última opté por hacer de frutos y rosas. La vengo pensando desde que mi amiga Gladys Devani me regaló un libro de cocina libanesa que, por cierto, me encanta y he hecho varias de las recetas, sobretodo las dulces. Pues en ese libro había una especie de dulce de rosas que me encantó por su concepto y por parecerme tremendamente amoroso y romántico. Lo que pasa es que conseguir las flores adecuadas para culinaria no es trivial y por lo tanto, he ido buscando la manera de adaptar las recetas a bajas cantidades, como siempre lo hago. En navidades de 2011 he llegado a hacer solo de rosas (y queda muy bien), pero ésta vez, debido a restricciones en la cantidad de flores, he acabado haciendo de frambuesa y rosas, y tengo que decir que me ha parecido estupenda (y no solo a mi, sino que ha sido opinión general).

Vamos a la receta. Van a parecer unas cantidades un poco sui generis pero he ido adaptando según lo que tenía, y funcionan muy bien.

Ingredientes:

- 90g de frambuesas
- 10g de pétalos de rosas [aquí un inciso sobre las flores comestibles: tened cuidado de adquirir aquellas especialmente cultivadas para este fin, que no tienen pesticidas ni productos químicos. Yo las adquiero en la boquería y son de las rositas pequeñitas, por lo que llegar a 10g de pétalos requiere unas cuantas, una caja entera; utilizar solo la parte "carnosa" y colorida del pétalo, dejando de fuera otras partes, los pistilos y las partes blancas]
- 100g de azúcar
- zumo de medio limón (~ 25ml)
- 10ml de agua de rosas o agua de azahar
- 15ml de agua
(obs: aqui lo importante es que la cantidad total de los líquidos esté sobre unos 50ml, si hay menos zumo de limón pues compensáis con más agua)
- cáscara del limón con su parte blanca (luego ya la quitaréis, pero es util cocerla cuando se está haciendo la mermelada, por la gran cantidad de pectina que tiene)

¿Cómo se hace?

1. Macerar las frambuesas y rosas: poner las frambuesas y los pétalos, ya limpios de las partes restantes de la rosa, a macerar con el zumo de medio limón grande y todo el azúcar. Yo utilicé una fiambrera pequeña cerrada, durante unas 3-4 horas, dandole la vuelta cada hora aproximadamente, para que todos los elementos puedan macerarse bien.
2. Poner el conjunto que se estaba macerando en una olla pequeña, añadiendo el agua, el agua de rosas y la cáscara del limón (es importante NO quitar la parte blanca interna de la cáscara; luego ya quitaréis toda la cáscara cuando la mermelada esté lista)
3. Llevar a ebulición y luego cocer a fuego lento durante, mínimo, uns 40 minutos, removiendo con frecuencia con una cuchara de madera. La mermelada cogerá consistencia en cuanto se vaya enfriando, aunque en caliente os de la sensación de estar muy líquida. Quedará bien, no os preocupéis.
4. Si la vais a usar en seguida, no es necesario envasar. Si queréis para usarla a la larga o para regalar, entonces conviene ponerla en un envase hermético no sin antes esterilizarlos  (hervirlos durante por lo menos 30 min) y cerrarlos al vacío (hay varias técnicas, la más habitual hervir los botes ya llenos, sin cerrarlos del todo y cubiertos en su totalidad por agua).

Os dejo una fotito de como quedó en una cucharita, dado que esta vez no envasé: la utilicé para rellenar el pastel de mi cumpleaños y también unos muffins que regalé a un amigo muy querido.


Es una mermelada curiosa porque tiene el dulce de la frambuesa (fresas también podrian estar bien, aunque en esta época no hay), el sorprendente y perfumado de las rosas, y el toque ligeramente ácido del limón. Queda estupenda para rebajar combinaciones muy dulces - como por ejemplo la de mi pastel de chocolate cubierton con fondant. Utilicé también para rellenar muffins con un toquecito de vainilla. Yo sugiero además usarla en contextos originales, como combinada con "foie", o bien con carne de caza (entre las frambuesas y las rosas, es un toque maravillosamente salvaje).
Bueno pues ya habéis visto, es tremendamente facil y lo único más dificil de conseguir segun donde, son las rosas comestibles. Por lo demás todo son ingredientes facilitos (el agua de azahar o de rosas se puede conseguir en farmacias, por ejemplo).

Ya me contaréis, yo la recomiendo mucho!

dissabte, 3 de novembre de 2012

Tarta de manzana 'sugar free'

A veces, leyendo los envases y sobres de las cosas, aparecen recetas interesantes. Resulta que otro dia estaba haciendo "burritos" mejicanos (nada que ver con esa receta) y me estaba preparando para hacer las 'tortillas' para rellenar. Bien, necesité, claro está, levadura química. Mientras amasaba la mezcla, leí detrás del sobre de levadura y vi una receta de tarta rápida de manzana que me gustó. Guardé el sobre y hoy la adapté para una versión sin azúcar, apta para diabéticos que, como sabeis, aqui la cocina es orientada a esto.

La tarta no lleva nada muy marciano, todo cositas que seguro tenéis en casa y para hacerla una tarde lluviosa o si tenéis una visita, pues es estupenda y encima poquitas calorías. Antes de citar los ingredientes, os tengo que decir que para el molde que usé, es una receta muy ajustada. La siguiente vez usaré el doble de ingredientes. Yo usé un molde de esos de "quiche" que son bajitos y con los bordes ondulados, tiene unos 25cm de diámetro. Así que de las dos una: o hacéis con un molde menor (ej: 16-18cm de diámetro), o bien dobláis las cantidades la receta. Al gusto de quien lo haga. 
La otra cosa es que yo sustituí todo el azúcar por aspartame y sacarina, pero si no necesitais restringir el azúcar, pues poned las mismas cantidades de azúcar blanco (el azúcar moreno podria resultar interesante en este contexto, pero la verdad es que no lo probé).

Ingredientes (tal cual lo hice):

- 1  huevo
- 1/2 taza de edulcorante en polvo (+ 2 cucharadas soperas de edulcorante líquido)
- 2 y 1/2 cucharadas soperas de aceite (yo optaría por uno de gusto suave como girasol)
- 1 cucharadita de azúcar avainillado (si no os gusta, pues nada, tampoco es indispensable)
- 1/2 cucharadita de canela molida
- 75ml de leche
- 85g de harina
- 1 cucharadita de levadura química
- 1 o 2 manzanas golden
- edulcorante en polvo (o azúcar si quereis) mezclado con canela para espolvorear

¿Cómo se hace?

1. Precalentar el horno a 180ºC (dejar fuera la bandeja del horno, sobretodo si vais a usar un molde de silicona como yo). En teoria los moldes de silicona no hace falta engrasarlos pero bueno yo ya he tenido experiencias varias. Le rocié con mi spray 'Bake Easy' - de verdad una gran adquisición, no fue muy barato pero dura muuucho y es mágico para desmoldar tartas y bizcochos.
2. Bater el huevo, el edulcorante, el aceite, el azúcar avainillado y la canela, hasta que quede con una consistencia cremosa.
3. Mezclar la harina y la levadura y tamizar sobre la mezcla anterior
4. Añadir la leche y remover hasta obtener una textura homogénea. Transferirlo al molde. Quien ya usó moldes de silicona ya sabe como van, pero si no habéis usado nunca, os cuento que naturalmente no son rígidos, por lo que si intentáis moverlos una vez que estan llenos con masa o líquido, es un desastre. Tenedlo ya encima de la bandeja del horno que luego llevaréis a hornear.
5. Pelar la manzana, cortarla en medias lunas sin semillas y depositarlas en la superfície de la tarta, en forma circular. Espolvorear con edulcorante mezclado con canela. 
6. Hornear por unos 40 minutos o hasta que esté dorada, depende un poco de cada horno. No abrir el horno en los primeros 30 minutos para asegurarse que crece adecuadamente, pero a partir de ahi, estar atentos para no pasar la tarta del punto. Yo a la que he visto doradita por encima, la he sacado. 

Quedó algo así, que estuvo muy elogiada en el desayuno:




Ya me contaréis si la decidís hacer. Salut!






diumenge, 28 d’octubre de 2012

Pan de espelta con ajo

Bueno esa sugerencia de pan la encontré por casualidad en una revista, pero luego la adapté. La receta en sí me parecía bien pero el tiempo de preparación me pareció exagerado. Hablaban de 5h de preparación lo que, francamente para un pan, me parece excesivo. Lo hice en 3h y con sinceridad no acabo de ver que quedase tan mejor con las 2h adicionales. Os explicaré como he hecho, que quedaron en mi entender espectaculares y en casa les gustó mucho.

Ingredientes:

- 350 de harina de espelta
- 3 cucharaditas de ajo molido
- 200ml de agua
- 3 cucharaditas de sal
- 1 paquete (o tableta) de levadura de panaderia
- 1 cucharada de semillas de amapola

¿Cómo se hace?

Bueno la revista explicaba como hacerlo a mano, yo he utilizado la panificadora pero, realmente, no cambia mucho (excepto que ellos exponían unos tiempos de leudado muy largos).

Si es a mano:
1. Disolver la levadura en un poquito de agua tebia
2. En un bol, poner los ingredientes líquidos y añadir la levadura del punto anterior
3. Incorporar la harina tamizada, la sal  y el ajo molido y amasar hasta que esté homogéneo
4. Dejar leudar en el bol, tapado en sitio cálido, durante 1h aproximadamente

Si es en la panificadora:
1. Poner los ingredientes líquidos (agua + aceite) y la sal
2. Poner la harina, el ajo molido y la levadura (no hace falta disolver antes) encima de todo
3. Iniciar el programa de amasado
4. El leudado se hace en el mismo programa

Después de eso, el procedimiento es igual para los dos sistemas:

5. Precalentar el horno a 200ºC (dejar fuera la bandeja del horno, la vais a necesitar)
6. En la bandeja del horno que está fuera, formar 4 bolas con la masa (rendirá aproximadamente 4 panes del tamaño de un pan de hamburguesa grande), cortarles una cruz (o X) en el centro y espolvorear las semillas de amapola
7. Taparlo la preparación con un trapo limpio y dejar descansar hasta que doble el volumen (yo dejé entre 1h y 1h30.
8. Hornearlo durante unos 35 min a 200ºC

Sugerencia:
Servirlo aún caliente, en bocadillos con queso de fundir ("sabanitas"), o bien sobrasada, o bien con un revuelto de huevos y gambas, etc. El gusto de ajo no es demasiado pronunciado y no se peleará con los demás sabores.


diumenge, 14 d’octubre de 2012

Muffins integrales de manzana y canela (sin azúcar)

Como sabéis, aqui la cocina sin azúcar es una constante a reinventarse cada día... y la idea de base de esa receta la tengo que agradecer a mi amiga Jéssica Rios, que tiene un gran dote culinário y muchísimas recetas super saludables de las cuales siempre aprendo mucho.

Pues la receta original era parecida a ésta, solo que quité totalmente el azúcar y preferí hacerla con manzana. En esta época aqui las fresas (que componían la receta original) no son muy fáciles de encontrar. No obstante está bastante bien con manzana también. Os invito a probar con otras frutas y seguir inovando porque la cocina es eso! Experimentar, experimentar, experimentar.

Ingredientes:

- 2 tazas de harina integral
- 1 huevo
- 1 taza de edulcorante en polvo a base aspartame + edulcorante líquido
- aproximadamente 1/2 manzana pelada y picada en cuadritos
- 1/4 taza de aceite de girasol
- 1 y 1/2 taza de leche desnatada
- 1 sobre de levadura química en polvo
- canela y edulcorante en polvo para finalizar

¿Cómo se hace?

1. Precalentar el horno a 170-175ºC, dejar fuera la bandeja del horno para poder acomodar los muffins antes de hornear
2. Reunir los ingredientes secos (harina, edulcorante, levadura) en un bol
3. Añadir el huevo, el aceite, 1 cucharadita llena de edulcorante líquido y la leche en polvo, mezclando todo para lograr un preparado homogéneo
4. Preparar los moldecitos individuales para muffins (yo suelo usar los de papel, pero los horneo dentro de otros especiales de silicona, para asegurar que quedan bien (no obstante se puede prescindir de los de silicona y usar solo los de papel)
5. Montarlos de la siguiente manera: con una cucharita, repartir un poquito de masa por el fondo de los moldes. Luego, echar 2 o tres cuadritos de manzana picada. Y a continuación cubrir con el restante de la masa, pero no hasta arriba, porque crecerán y se podrían desbordar. Llenar unas 3/4 partes aproximadamente.
6. Hornearlos hasta que estén doraditos por encima (a mi me costó un cuarto de hora aproximadamente)
7. Sacar del horno para enfriar, espolvorear con el edulcorante en polvo y canela

Debería resultar algo así:

Probadlo y ya me contaréis que os parece :-)
salut!

diumenge, 23 de setembre de 2012

La famosa "caipirinha"

Supongo que todos, o casi todos, ya han escuchado hablar sobre la caipirinha, una bebida que rapidamente todo el mundo associa con Brasil. Y no es para menos, dado que es bastante habitual por allí.
La historia de la caipirinha, como muchas otras cosas típicas de Brasil, remonta al tiempo de la esclavitud (que se abolió en este país en mayo de 1888). Éstos solian tomar una especie de zumo obtenido por el prensado de la caña de azúcar pero sin fermentar. Cuando había festejos entonces lo mezclaban con una aguardiente local a base de azúcar de caña (que viene a ser la famosa "cachaça" con la que se elabora hoy la caipirinha), y tambien con zumos de frutas, siendo la más famosa la lima verde. Ya tenemos ahi el predecesor de la caipirinha.
El origen del nombre es algo más confuso y parece tener que ver tanto con 'caipira' (así se llaman los campesinos del interior, digamos) y 'curupira', una especie de demónio místico que vivia en los bosques. El tema es que el siguiente paso fue elaborar una variante con la cáscara de la lima, lo que le da realmente un sabor diferente, y ganó mucha popularidad.

Hoy es una bebida que realmente se asocia mucho con la identidad del país. Hay variantes como la caipiroska (con vodka), caipirissima (con ron), o caipifruta (con otras frutas, la de piña no está del todo mal). Pero por supuesto la más popular sigue siendo la tradicional de limón, con bastante hielo.
Además, aunque parezca quizás excusa de borracho, la unión del limón, el alcohol y (si se quiere) substituir el azúcar por miel, le da buenas propiedades terapéuticas. Yo misma he ayudado a curar resfriados a más de uno, así que tomad nota de como se hace:

Ingredientes:
- lima verde
- azúcar (podéis substituir por edulcorante o miel, o azúcar moreno)
- cachaça
- hielo
obs: también, para ir bien, vais a necesitar un mortero para machacar la lima

¿Cómo se hace?
1. Cortar la lima verde en octavos pero NO quitar la cáscara! Para un vaso normal, yo cogeria 4 octavos. Más la dejará con un travo un poco fuerte. Si el vaso es grande, podeis tranquilamente poner unos 6.
2. Añadir el azúcar. Aqui es muy personal. Todo va a depender si os gusta muy dulce o poco dulce, y vigilad con las bebidas dulces porque en seguida 'suben'. Vamos a empezar con una cucharada sopera para un vaso normal o 2 para un vaso de los grandotes. Siempre se puede rectificar luego para más si hiciera falta.
3. Con el mortero, machacar la lima y el azúcar, hasta extraer la mayor parte del jugo de la pulpa. Dejar los octavos de limon dentro de la bebida
4. Añadir la cachaça, sin llenar demasiado el vaso porque luego entrará el hielo, además quedaria muy fuerte. Remover un poco y esa es la hora de probar, si falta azúcar se puede rectificar in situ antes de poner el hielo.
5. Añadir el hielo y la decoración es libre. A mi me gusta decorar el vaso con un cachito de lima y ponerle una sombrillita divertida, pero es igual, está buena de cualquier manera.

Y salut! Bebed con moderación y jamás si hay que conducir!
Os dejo una foto de una que he hecho a principios de verano ;)



Tarta "Jamie Oliver"

Iba a ponerle otro nombre como tarta del amor o algo todavía más cursi, pero tantas veces la llamé así "de Jamie Oliver", que ya se quedó el nombre. Y es porque esa receta no es originalmente mía, la vi en el programa de ese estupendo cocinero británico (Jamie Oliver), de quien me encanta su estilo, frescor e ideas. Decidí que eso se tenia que hacer sí o sí aunque luego como sabeis, aqui todo se adapta para rebajar el azúcar. Esa no es totalmente "sugar free" pero lo reduje bastante. Cuando yo hablo del azúcar, generalmente no quiero decir que sea "diet" o "light" aunque claro, queramos o no rebaja las calorías de la preparación. Solo dejo claro para no confundir, que aqui el tema de rebajar el azúcar no va por un tema de dieta sino por un diabético.

Es una tarta maravillosa por esa explosión de texturas que vais a ver, y por la rica combinación de sabores. La cociné para mi tia cuando estuvo en mi casa, y recientemente la hice para el cumpleaños de un amigo muy especial a quien quiero muchisimo. En ambas ocasiones ha gustado bastante por lo que finalmente voy a publicar mi versión "low sugar" aunque os daré también las medidas para hacerla con azúcar normal si no hay restricciones. Yo he hecho de las dos maneras y queda igual de bien. Hay que pensar que es una tarta que requiere su tiempo de preparación porque la cocción del merengue es lenta y a baja temperatura.

Vamos allá.

Ingredientes:
- 4 claras de huevo (si posible, los de tamaño grande)
- 200g de azúcar (esas no aconsejo substituir...  el merengue, por lo menos a mi, no me queda igual cocerlo sin azúcar)
- 100g de almendras tostadas sin la piel
- 1 lata (de las grandes, ~400g peso neto) de peras en almibar
- 200g de chocolate negro (si quereis rebajar el azúcar, hacedlo con las versiones de chocolate sin azúcar que las hay muy aceptables, es lo que hago yo)
- 400ml de nata con alto teor de materia grasa (~35%)
- 50g de azucar glas tamizado (éste yo substituyo por 1 +1/2 cucharada sopera de edulcorante líquido)
- ralladura de la cáscara de una naranja (opcional)

¿Cómo se hace?

1. Precalentar el horno a 150ºC, dejando de fuera la bandeja del horno, acondicionándola con papel de horno.
2. Mientras tanto, poner las claras en un bol. Aseguraros que no hay rastro de las yemas ni cáscara de huevo. Es muy importante para que el merengue quede perfecto. Con la batidora, montar las claras en nieve hasta que formen picos firmes. A continuación y sin parar de bater, añadir poco a poco los 200g de azúcar (~2 en 2 cucharas). Cuando esté todo incorporado, aumentar la velocidad de la batidora y continuar durante unos 7 minutos más, hasta que el merengue esté suave y brillante. No se debe notar en éste una estructura granular.
3. Distribuir el merengue sobre la bandeja del horno aproximadamente en un formato de hoja A-4. Ayudaros de la parte posterior de una cuchara para repartirlo, y no es necesario (ni debe) quedar muy regular. Si queda con una forma de hoyos y volcanes, mejor! Se debe cocer en el horno a 150ºC durante aproximadamente 1h o hasta que veáis que se dora ligeramente por encima. La gracia es que esté crujiente por fuera y ligeramente tierno por dentro. En mi horno generalmente 1h o 1h15 son suficientes, siempre que el control de la temperatura sea estricto. Al mismo tiempo se pueden tostar las almendras en un recipiente adecuado para horno. Así ahorrais tiempo y energía. Sacar el merengue y resevar. A las almendras se les tritura ligeramente.
4. Mientras se enfría, sacar las peras en almibar y cortarlas en pedazos irregulares.
5. Coger 3/4 partes del almibar y llevarlo a fuego medio, hasta que hierva ligeramente. Fundir el chocolate en el almibar
6. Montar la nata. Si nunca habéis hecho eso, os comento dicas que pueden ser importantes: la nata debe de estar muy fría, directo de la nevera. Va incluso mejor si se la deja durante 15 min en el congelador antes de montar. Tanto el recipiente donde la vais a montar como las varillas deben de estar MUY limpios y nada calientes (ej. no los uséis si los acabáis de sacar del lavavajillas). Hay que bater con las varillas a la velocidad mediana hasta que se vea que la nata se va haciendo firme y formando picos también. Solo entonces se añade el azúcar (de a poco) o el edulcorante. Luego de eso, yo generalmente aumento la velocidad de las varillas y bato unos cuantos minutos más. Cuidado!! si nos pasamos, la nata puede convertirse en mantequilla. Sí, sí!! es cuando el agua se separa de la grasa, con lo cual hay que vigilar de no pasarse.
7. Montaje: pasar el merengue al plato o recipiente donde le vais a servir. Se le pone la mitad de las almendras, se distribuye la mitad de la nata montada y parte de la salsa de chocolate+almibar. Distribuir de manera uniforme las peras cortadas. Ponerle la otra mitad de la nata por encima, el resto de la salsa de chocolate y para coronar, la otra mitad de las almendras. Si os gusta, la ralladura de naranja por encima le dará un aire fresco.

Y resultará algo así: celestial, esa confluencia de texturas y sabores, y naturalmente.... si está hecha con amor, queda mucho mejor.


No es para nada dificil aunque sí toma algo de tiempo. Si os animáis ya me contaréis como os ha quedado! salut ;)

dissabte, 15 de setembre de 2012

Mermelada de melocotón "sugar free"

...Y es que el tema de las mermeladas es complicado. He hecho varias, algunas estupendas, en otras no he logrado la consistencia que quería. Es cuando vas aprendiendo truquillos y cuáles frutas funcionan mejor, a cuales hay que restar agua de la receta, etc.

Un paso más fue intentar ir a algo sin azúcar para que todos de la casa pudiesen comer. Si sí las hay en el super, pero a mi me gusta hacer las cosas, o por lo menos saber que puedo hacerlas. Encontré entonces una receta en la red que, cambiando un par de cositas, funcionó bastante bien por lo menos con melocotón. Tengo que decir que no probé otras frutas pero seguro que está también buena con fresas, frutitas del bosque, kiwi etc.

Vamos a ello.

Ingredientes:

- 300g de melocotón (o de la fruta de vuestra elección) pelado y picado
- 1 taza de agua, 200ml
- 1 sobre de gelatina sin sabor (o 6 hojas, si lo que tenéis son las hojas). Ésta es la equivalencia.
- 2 cucharadas soperas de edulcorante líquido.  En la receta que vi ponian 2 cucharadas soperas de stevia, es cuestión de ir probando segun lo dulce que os guste.

Cómo se hace?
En la receta que vi, lo hacían en los fogones. El mío lo hice en el programa de mermelada de la panificadora pero es lo mismo. En resumen se trata de:

1. Poner juntos todos los ingredientes MENOS el edulcorante. Esto es porque el edulcorante pierde bastante cuando se calienta y alcanza hervor, por lo que en ese caso pondremos al final.
2. De las dos una: o poner el programa de mermelada de la panificadora, o bien si estás en los fogones pues poner la mezcla a hervir, y luego bajar el fuego y cocinar por unos 25 minutos.
3. Sacar del fuego o, cuando se acabe el programa de la panificadora, añadir el edulcorante.
4. Con el túrmix, acabar de triturar la fruta para que no queden trozos muy grandes. Yo prefiero no triturar del todo, para quedar más natural.
5. Dejarlo en la nevera hasta que solidifique.

Quedaría así:

Está muy aceptable, apta para diabéticos y buena para quien quer seguir disfrutando de mermelada sin coger kg extra ;-)
salut!

diumenge, 2 de setembre de 2012

Pan con harina de maíz

Yo, es que cocinar todo siempre igual me aburre cantidad, así que siempre estoy buscando innovaciones (para desesperación quizás de los cobayos, jeje).

Esa receta es una adaptación de algo que vi en un librito que me han regalado. El original llevaba además pimiento y chile, pero bueno para desayuno me parecía un poco bomba y que no le gustaría a todo el mundo. Así lo rebajé a algo más tradicional y quedó fantástico, por lo que la traslado aqui.

Ingredientes:
- 400ml de leche
- 1 cucharadita de sal
- 300g de harina de trigo (yo usé la de repostería, pero porque ya estaba abierta, cualquiera debería funcionar)
- 125g de harina de maíz
- 50g de queso rallado (usé lo que tenía más a mano, una combinación de quesos para gratinar, pero cualquiera debería funcionar)
- 1 cucharadita de vinagre blanco
- 1 tableta de levadura para pan (o un sobre si utilizáis lo de maizena de panaderia)

¿Cómo se hace?
1. Como siempre para el pan, primero van los elementos líquidos, luego la sal, en este caso luego el queso, las harinas y por último la levadura. Ésta no debe tocar prematuramente el agua y la sal.
2. Utilicé el programa de amasado de la panificadora que incluye leudado, pero como os suelo explicar, no es indispensable. Si no teneis panificadora, poneis los ingredientes en ese orden y los trabajáis durante unos 15 o 20 minutos. Para leudar la masa, se puede hacer en un bol tapado con un trapo limpio, con el horno al mínimo (50ºC) y la puerta entreabierta. Funciona igual de bien, en tal caso dejar 1h aproximadamente.
3. Antes de poner en el horno, le he dado forma de pan de leña y he hecho cortes en forma de "X" por encima del pan (eso le ha dado su dibujo característico). Yo siempre lo pongo 'rodeado' de papel de plata para darle un poco la forma e impedirle de crecer hacia los lados.

Horneado:
- En éste caso estuvo durante 40 min a 250ºC (a tope) pero sin precalentar. No puse el aire, así mismo fue suficiente para cocerlo bien.

Así ha quedado (os lo recomiendo mucho!)

dissabte, 1 de setembre de 2012

Galletas al cointreau

...y estaba buscando una receta original de galletas, que no hubiera hecho aún. Una base lo bastante neutra para poder decorarla con glasa, pero con un gusto un poquito novedoso, para no caer en lo de siempre.

Probablemente van a ser parte de un regalo de cumpleaños, por lo que la foto no enseñará la versión decorada (estropearia la sorpresa no??)

Es muy muy facil y se puede improvisar con tema y variaciones. Vamos allá:

Ingredientes:

- 125g de mantequilla sin sal
- 125g de azúcar glas
- 1/2 huevo batido
- 225g de harina de repostería
- 1 chorrito de cointreau o licor de naranja

¿Cómo se hace?

1. Precalentar el horno a 180ºC
2.  Trabajar la mantequilla con las varillas hasta que alcance el punto de pomada
3. Añadir el azúcar y trabajar la masa poquito a poco
4. Agregar el huevo batido y el chorrito de cointreau (generoso)
5. Agregar la harina tamizada y trabajar la masa para que quede todo integrado. Envolver con film plástico y dejar enfriar la nevera por 1h, 1h30 aproximadamente
6. Extender la masa con un rodillo (yo aconsejo hacerlo entre 2 hojas de film plástico para evitar que se pegue al rodillo) hasta llegar a 3-5mm aproximadamente
7. Cortar las galletas con un molde (si no lo teneis, una tacita o vaso invertido también sirve para hacerlas redonditas). Ponerlas en la bandeja del horno cubierta con papel sulfurizado.

Horneado

Las mías estuvieron unos 20 minutos a 180ºC con la bandeja a media altura, pero eso depende mucho del horno. Recordad que las galletas se sacan cuando los bordes empiezan a coger color AUNQUE OS PAREZCA QUE AÚN NO ESTAN LISTAS. Ya lo estan. Lo prometo. Hay que sacarlas en ese punto, acabaran de endurecer cuando se enfríen, cosa que se debe hacer sobre una rejilla para evitar humedad por formación de vapor.

Y así han quedado: (foto sin decoración, aunque está previsto que esten engalanadas con glasa blanca y un dibujo sorpresa)


dijous, 23 d’agost de 2012

Merengues con salsa de moras (versión sugar free)

Bueeeeno se acaban las vacaciones y mi dedicación a la cocina va a volver a mínimos, por eso queria cerrar ese período con un postre interesante. Vi esa idea en una revista de cocina Lecturas, y la adapté para la versión bajo azúcar que necesitamos en casa. No quedó perfecta (la ausencia de azúcar dificulta algunas cosas) pero os diré como hice y como aconsejo que se haga para quedar mejor.

Ingredientes:

  • 2 huevos (vais a usar solo las claras)
  • 40 g de edulcorante en polvo + 1 cucharada sopera de edulcorante líquido
  • 1 pizca de sal
  • 1 cajita (aprox 150g) de moras o frutos del bosque
  • zumo de medio limón
  • 1 hoja de gelatina

¿Cómo se hace?

1. Precalentar el horno a 100ºC.
2. Montar las claras en nieve con la pizca de sal, hasta que tenga consistencia firme. Cuando ya esten montadas, añadir los dos edulcorantes poco a poco.
3. Pasar las claras en nieve a una manga pastelera con boquilla en estrella, y depositar pequeñas porciones en la bandeja del horno forrada con papel de horno.
4. Cocerlos durante 1h en el horno a 100ºC. Después de ese tiempo, apagar el horno y dejarlos allí sin abrir durante 1h más.
5. Para la salsa: separar algunas moras para decorar. Las demás se ponen en un cazo, con 1/2 vasito de agua, zumo de medio limón, edulcorante, gelatina, y se lleva a hervir. Dejar que se temple la salsa. 


Detalles:
- Las claras montan un poco peor sin el azúcar pero los merengues aún así han quedado bien. Paciencia, hace falta bater a la velocidad media un buen tiempo. Si vais a hacer con azúcar, substituid los edulcorantes por 100g de azúcar.
- Cuanto a la salsa es más delicado. La receta original lleva azúcar (40g), y si no teneis restricciones, aconsejo quitar la gelatina y hacer con el azúcar, dado que lo que conseguiréis es un espesor mucho mejor. Mi salsa quedó demasiado líquida, buena pero demasiado líquida y no compone suficientemente bien el plato. Tenia esperanza que la gelatina le diera la consistencia adecuada pero no di con ella. O sea que la solución sin azúcar aun no la tengo. Posiblemente quedaria bien hervir las moras en mermelada de frutos rojos sin azúcar. 

Y así ha quedado:



dimecres, 15 d’agost de 2012

Crema de plátano (sin azúcar)

Estando en casa de vacaciones, se me da por inventar cositas e inspirarme en revistas y libros que tengo de recetas.
Queria aprovechar plátanos que se me estaban haciendo demasiado maduros, pero tampoco queria un postre empalagoso (ni mucho menos con mucho azúcar, que aqui vive un diabético que tiene que moderarse).

Así opté por hacer una crema de plátano, encima parecia una receta muy facil y que utilizaba microondas, por lo que ideal para no pasarse tanto tiempo en la cocina. Así que ahi va:

Ingredientes (4 personas):


  • - 3 plátanos. Conviene que 2 estén bien maduros, y un tercero no tanto (si lo está no pasa nada)
  • - zumo de 1 limón
  • - 2 huevos
  • - medio vasito de nata (35% m.g.)
  • - 1 cuadradito de chocolate sin azúcar (para decorar)


Cómo se hace?

1. Cortar 2 plátanos en rueditas y macerar durante una media hora con el zumo del limón (conviene que ya esten en un recipiente apto para microondas). Al estar bien maduros ya estan dulces, por lo que no añadí azúcar ni edulcorante, ni nada. Pero podéis añadir unas 3 cucharadas soperas de uno u otro, segun tengáis restricciones con azúcar o no.
2. Después de macerar, cocerlos en el microondas, lo puse unos 4-5 minutos a potencia media
3. Pasar todo por la batidora, formará un puré homogéneo de color ligeramente oscuro. Dejar enfriar
4. Añadir los huevos y la nata y batirlo con las varillas para integrar todo
5. Irlo cociendo en el microondas, sin tapar, primero 2 minutos a potencia máxima, remover y valorar. Probablemente necesitará 2 minutos adicionales pero depende del microondas. Sugiero poner los minutos adicionales de 1 en 1. Debe quedar con una consistencia de natilla.
6. Dejarlo enfriar un poco y repartir en 4 tazas o boles. Por arriba, decorar con rueditas de plátano y chocolate rallado en el rallador. Si os gusta la canela, también es una fantástica opción. Mantener en la nevera hasta la hora de servirlo.

Y no hay más! quedó ligero y agradable, espero que os guste. Quedará algo así:

dimecres, 23 de maig de 2012

Chapata de aceitunas negras

Había leído algo sobre el pan de aceitunas, aunque nunca lo había hecho. Pero un suceso que tuvo lugar un tiempo atrás me hizo pensar que en mi casa, ese tipo de pan sería muy apreciado, por lo que me pareció buena idea intentarlo.
Sin falsa modéstia, creo que quedó absolutamente maravilloso (si os gustan las aceitunas, claro). Además, tiene una pinta muy "decorativa", y estoy bastante segura que os encantará, ademaś es facil!


Ingredientes:

- 1 lata de aceitunas negras
- 315g de harina (yo esta vez usé la normal porque no me quedaba de la otra)
- 1 cucharadita de sal
- 1/2 tableta de levadura para pan (~12g). Si utilizáis levadura de pan en polvo, se necesita 1/2 sobre. Es importante que sea la levadura para pan, y aconsejo la de tableta.



¿Cómo se hace?

1. Escurrir la lata de aceitunas reservando el líquido. Triturar las aceitunas, pero no muy pequeñas, que queden algunos trocitos grandes
2. Mezclar el líquido que habéis escurrido de las aceitunas, la sal y la harina, además de la 1/2 tableta de levadura. Yo usé la panificadora para el amasado-leudado, pero perfectamente se puede hacer a mano. Si lo hacéis con la panificadora, ésta avisa cuando la masa ya está a punto para adicionar ingredientes adicionales como las aceitunas. Si lo hacéis a mano, paciencia para incorporarlo todo: después de trabajarla unos 10 min, incorporar las aceitunas a la masa y trabajarla unos 5-10 min más. 
3. Dejar leudar 1h tapada en un sítio cálido. Si no tienes panificadora, aconsejo hacer el leudado con el horno al mínimo y con la puerta entreabierta.
4. Darle la forma de chapata y hornear durante unos 40 min a 250ºC con calor arriba y abajo, siendo los últimos 10 min con aire caliente para que se selle bien la corteza. Para obtener esa textura de chapata, es importante tener un recipiente resistente al calor con água dentro del horno, para mantener el ambiente húmedo.
5. Dejar enfriar durante por lo menos 30-35 min fuera del horno sobre una rejilla.

Y debería resultar así:




diumenge, 20 de maig de 2012

Ensalada servida en la piña

Una vez, hace mucho tiempo, vi algo así servido en la boda de una amiga, y me encantó. Hoy a veces lo hago, y en mi casa suele gustar mucho. Además puede ser un plato sorprendente si tienes invitados.

La verdad, además de bonita, no se necesitan  muchos  ingredientes ni consume mucho tiempo por lo que aqui dejo la receta.

Ingredientes (2 comensales):

- 1 piña de tamaño mediano
- 1/2 bolsa de escarola o de lechuga ya cortadita (facilita hacerlo así pero claro, no hace falta que sea la de bolsa!)
-  2 talos de apio
- 10 "palitos de mar"
- 1/2 lata pequeñita de maiz dulce, escurrido
- 1/2 bolsa de dados de queso para ensalada
- 1 loncha de jamon york y algunas aceitunas (para decorar)
- 300ml de aceite de girasol, 1 huevo y una cuchara de ketchup (para la salsa rosa)

¿Cómo se hace?

1. Reducir un poco las hojas verdes de la piña. Yo siempre dejo un poco porque me parece super decorativo. Abrirla por la mitad en el sentido del largo (vereis por la foto)
2. Quitar con cuidado toda la pulpa de la piña y escurrirla (vamos a usar la mitad de la pulpa en la ensalada, la otra mitad podéis guardar para hacer cualquier otra cosa)
3. En un bol, mezclar las hojas de escarola, el apio cortado muy pequeñito, el maiz dulce, los dados de queso, los palitos de mar y la piña ambos cortados en cubitos. Yo he aliñado con sal marina, un poco de aceite de oliva y salsa oriental (Borges)
4. Preparar la salsa rosa (primero emulsionar el aceite de girasol, el huevo y luego cuando ya está ligado, añadir el ketchup). Mezclar con la ensalada reservada en el bol.
5. Rellenar las mitades de piña con la ensalada
6. Decorar, en la foto vereis que decoré con tiras de jamon dulce y piña, pero cualquier cosa que combine vale, preferiblemente que tenga colores contrastantes (al fin y al cabo, también se come con la vista).

Queda más o menos así:


Si lo probáis, ya me contaréis  :-)

dissabte, 19 de maig de 2012

¿Tienes una "Ideal chef pro"? Recetas de pasta

Llevaba unos días sin postar aqui... no es que no haya cocinado, sino que no he hecho nada muy nuevo ni experimental. Hoy quisiera hablar de la Ideal Chef Pro, una de esas ollas eléctricas automáticas, porque ayer estaba haciendo una receta de pasta con ella, y me he acordado de lo que me costó "optimizar" el protocolo.

Tengo que decir que no queria esa olla, no parecia que necesitáramos nada de ese estilo y siempre tuve mis dudas si hacían tantas cosas como los anuncios dicen. Pero mi marido tenia otra idea, la escogió y la compró. Cuando vi, ya la tenía delante. Bueno y si la tenía pues no me quedaba otra que aprender a usarla. Hasta hoy reconozco que no uso ni la tercera parte de sus potencialidades, porque cuando cocino uso diversos esquemas experimentales, como el estuche de vapor o microondas. Pero una olla de éstas, sea la Ideal Chef Pro, Chef-o-matic, etc... está muy muy bien si no tienes mucho tiempo y quieres librarte de estar mucho rato pendiente de la cocina, asegurándote que todo queda en su punto y no se quema. Eso es 100% verdad!

Peeeero nada es perfecto. Si tienes la Ideal Chef Pro en concreto sabrás que su libro de recetas de los distintos programas que tiene, parece haber sido escrito por un extraterrestre que no tenia ni  idea de como funciona la olla. Algunas recetas son aceptables, pero la mayoria simplemente no funciona o es un verdadero desastre. Cuando hicimos pasta por primera vez, nos dimos cuenta de que el protocolo estaba lejos de estar optimizado. Pero la que tiene paciencia de hacer cosas por intento y error hasta dar con la respuesta soy yo. Así que os diré tres variantes de pasta que hoy estan optimizadas y salen estupendamente con la Ideal Chef Pro. Desgraciadamente no tengo fotos porque suelen desaparecer en un pispás pero aseguro que salen genial. Siempre tener mucho cuidado de no sobrepasar la marca de máximo establecida en la olla, porque a altas presiones puede resultar hasta peligroso. Son las siguientes:

A.  Espaguetis boloñesa (2 personas)

- 250-300g de espaguetis
- 200g de carne picada
- 300ml de tomate frito (cualquier salsa de tomate sirve)
- agua, o mejor, caldo de carne, suficiente para cubrir los espaguetis (lo siento, no he medido nunca)
- sal,  masala (opcional pero me encanta), comino molino
- 3 cucharadas soperas de aceite

1) Romper todos los espaguetis por la mitad. Parece algo de locos pero es por el diámetro de la olla, los espaguetis enteros no caben pero por la mitad, sí.
2) Poner el aceite y la carne en la olla y sazonar a gusto con sal, masala y comino. Con la olla abierta, cocinar durante unos 6 minutos con el programa "al gusto" a presión máxima (4 rayas). En el último minuto, poner los espaguetis y remover, evitando que se peguen por allí.
3) Añadir el tomate frito y el caldo de carne, suficiente para cubrir los espaguetis y la carne. Con la olla cerrada, cocinar durante 11 minutos en el programa "al gusto" a 3/4 de presión máxima.
4) Finalmente con la olla abierta, cocinar unos 4 min más "al gusto" a 3/4 de presión. Ese punto es mejor valorar, yo solo lo hago si aún falta un poco de líquido por evaporarse, porque el cocimiento de la pasta ya suele estar listo. En los puntos finales de cocción con olla abierta, es bueno remover regularmente.

Obs: para cocinar con la olla abierta, debes "engañar" la Ideal Chef Pro, girando el cierre de la olla sin bajarle la tapa, para que 'crea' que la has cerrado. 

B.  Macarrones con gambas al ajillo (3-4 personas)


- 400g de espaguetis
- ~300g de gambas (yo las puse congeladas, de tamaño grande)
- 3 dientes de ajo
- 150ml de nata a 35% de materia grasa
- agua, o mejor si puede ser, caldo de pescado, suficiente para cubrir los macarrones
- sal,  ajo molido, pimienta blanca, perejil seco
- 3 cucharadas soperas de aceite

1) Trocear los dientes de ajo y saltearlos con aceite, con la olla abierta en el programa "al gusto" a media presión durante unos 6 minutos. En el último minuto, poner los macarrones y remover.
2) Añadir la nata y el caldo de pescado (si usáis pastillas es igualmente válido pero disolverlas entonces en água tebia antes) para cubrir los macarrones. Sazonar con sal, ajo molido (no exagerar, porque ya tenemos los dientes de ajo iniciales), pimienta blanca.
3) Con la olla cerrada, cocinar durante 12  minutos en el programa "al gusto" a 3/4 de presión máxima.
4) Finalmente con la olla abierta, cocinar unos 6 min más "al gusto" a 3/4 de presión. Con macarrones, casi seguro que vais a necesitar esos minutos. Es importante ir removiendo todo el tiempo en esos minutos finales.

C.  Cacerola de fideos (3-4 personas)


- 300g de fideos gruesos
- 150-200g de conejo troceado como para paella
- 1 frasco de setas en conserva
- 300ml de tomate frito
- sal,  ajo molido, pimienta negra
- 3 cucharadas soperas de aceite

1) Poner el aceite y el conejo troceado en la olla y, con la olla abierta, dorar unos 5 minutos a presión máxima en el programa "al gusto"
2) Cubrir el conejo con agua, sazonar a gusto con la sal, ajo y pimienta y cocinar, con la olla cerrada, con el programa "carne" a la presión estándar establecida, durante 25 minutos.
3) Abrir la olla y añadir los fideos y la salsa de tomate. Poner agua suficiente para cubrirlos y volver a cerrar la olla. Cocinar con el programa "al gusto" durante unos 10 min a 3/4 de presión máxima.
4) Finalmente con la olla abierta, cocinar unos 5 min más "al gusto" a 3/4 de presión. Con los fideos, es  posible que necesitéis entre 5 y 7 minutos de esa cocción abierta para acabar de dejarlos listos. No olvidéis de remover durante esta parte del proceso.

Todas tres recetas tienen muy buena aceptación en mi casa, por lo que las aconsejo mucho. La olla es práctica y os asegura que no es necesario estar pendiente todo el tiempo de la cocción y saldrá bien. Se puede servir en el mismo recipiente de la Ideal Chef Pro por lo que disminuye también la cantidad de cacharritos que utilizamos. Probad y ya me contaréis. Para no dejar el post sin foto, os dejo con una imagen de mi Ideal Chef Pro.




diumenge, 8 d’abril de 2012

Pan árabe- Jubz Kimay

Por el número relativo de recetas de pan y repostería, empieza a quedar claro qué es lo que realmente me gusta hacer. No?

Esa receta de pan árabe me la pasó mi amiga Gladys Devani, hace cosa de dos años. Me estuvo constantemente suministrando elementos explicativos de la cocina libanesa, sabiendo que me interesaba profundizar en el tema. Tengo que decir que algunos platos al final no llegué a hacer, por falta de oportunidad y porque me han parecido algo complejos (todo se andará, porque estoy segura que llegará el dia que podré lucirlos), pero el pan sí lo hice y tengo que decir que es buenisimo. Está muy bien para variar, y los hago algunas veces por la noche, para hacerlos rellenos como si fuese un 'pan pita'.

 Atentos a lo facil que es.

Ingredientes: (voy a poner las proporciones de media receta, porque la receta entera me parece demasiado para mi casa; va a rendir unos 6 panes de tamaño considerable, así que ya sabeis)

- 1/2 kg de harina
- 20g de levadura fresca (1 tableta aproximadamente)
- 1/2 cucharadita de azucar
- 1/2 cucharadita de sal
- aprox 1 + 1/2 taza de agua tibia (pero ir poniendo de a poco)
- 1 cucharada de mantequitlla ablandada
- 2 cucharadas soperas de aceite

¿Cómo se hace?

1. Disolver la levadura y el azúcar en 1 taza de agua tibia y dejarlo durante unos 15 minutos (o hasta que haga burbujas)
2. Poner la harina en un cuenco grande, hacer un volcán con ella y en el centro poner la mantequilla y el aceite.
3. Unir los ingredientes y añadir poco a poco el agua con la levadura disuelta. Hay que ir observando la masa. Tiene que quedar elástica y manejable, sin pegarse a las paredes del recipiente, pero si ponemos demasiada harina, luego queda muy denso. Hay que equilibrar la cantidad de agua y harina. Las cantidades que estan aqui son orientativas, porque depende mucho de la clase de harina.
4. Dejar reposar en un lugar cálido durante 15 min (yo lo hago con el horno encendido al mínimo - 50ºC y la puerta de éste entreabierta)
5. Acabado el reposo, formar pequeñas esferas (más o menos como una pelota de ping pong) con la masa y amasarlas girando, hasta formar discos de 1/2cm de espesor. Yo los hago grandecitos para que se puedan rellenar bien.
6. Esos discos descansaran, ya sobre la bandeja del horno y cubiertos con un paño limpio, durante unas 2h. Dejad espacio entre unos y otros porque en esa etapa, y luego en el horno, crecen.
7. Luego, hornearlos a unos 180ºC, vais a ver como se inflan un poquito. No hace falta hornearlos demasiado! Los míos estuvieron, creo, unos 15-20 minutos, igual con menos incluso hubiera estado bien.

La verdad no tiene misterio y está muy muy bueno. Habrá variantes, si conocéis alguna y me queréis enseñar, yo encantada, os dejo con la foto de como me quedan a mi, invitando a que lo hagáis. Sugiero rellenarlo con, por ejemplo, tiras de pollo con pimiento rojo, ensalada unidos por una salsa oriental (por ejemplo) o tahin, pero la criatividad está a la orden del día.


dijous, 5 d’abril de 2012

Buñuelos - bolitas - de arroz

Esa es una de las muchas recetas que me hacen recordar tanto de como era mi casa cuando era pequeña! Mis dos abuelas sabían de cocina, una sabía maravillas y ricuras de la repostería (de ahí mi gran tendencia a experimentar con eso), y la otra también hacía cosas que nunca olvidaré.

Una de ellas eran los famosos buñuelitos de arroz. Esa es una de las maneras de aprovechar las sobras de arroz, que es un plato muy, pero que muy habitual en el cotidiano allí en Brasil. Si sobra, pues puedes hacer un montón de cosas con él, y una de ellas es ésta (la otra, que la hacía mi madre, la publicaré oportunamente). La verdad es hiper facil, se puede hacer con cosas que uno tiene en casa y puede ir como acompañamiento para variar un poco el tema patatas o ensalada.

Ingredientes:

- 1 par de tazas de arroz (sobras del dia anterior, esa es la gracia, no hacerlo expresamente para eso)
- 1 huevo
- 1 taza y media de harina
- 1/2 taza de leche
- 1/2 taza de queso rallado parmesano
- sal  (yo además añado un poco de pimienta blanca y comino molido)
- perejil (puede ser ese que se vende seco con las especies)

¿Cómo se hace?

Ningún misterio. Mezclarlo todo y procurar que tenga una consistencia de 'masa' que, no obstante, se cae de la cuchara, es decir, depositaremos las cucharadas soperas (que caen practicamente solas) en el aceite MUY caliente, así los buñuelos se sellan y doran rapidito por fuera, y quedan tiernos por dentro.

Se puede añadir algo más que haya sobrado para darle vidilla. Quedó carne picada? estupendo, se añade. O quizás sobró un poco de pollo del dia anterior? pues quitáis la piel, trituráis con el minipimer, y se añade a la mezcla. Ese buñuelo combina con casi todo, se hace rapidisimamente y en un abrir y cerrar de ojos los tendréis.

Mirad con que carita más buena han quedado:


Galletas de inspiración libanesa

Sí, así era el título de la receta de donde saqué la idea inicial para hacer esas galletas. Queria sorprender a un amigo por navidad, y entonces quería estar muy segura de que iba por buen camino. Así que no me guié solo por la receta, sino por indicaciones que he ido recibiendo de distintas fuentes, de como se hacían realmente esas galletas por allí. Y la verdad es que resultaron unas galletas francamente estupendas, con un tacto suave y olor delicado.

No son nada, nada difíciles y quedan muy bien, así que os invito a que las probéis y ya me diréis que tal os parece.

Ingredientes (para unas 14-15 galletas):

Galleta:
- 100g de mantequilla ablandada
- 1/2 taza de azúcar glas
- 1 cucharada sopera de agua de azahar
- 1 taza de harina de repostería

Relleno:
- 1/2 taza de frutos secos picados. Yo usé una mezcla de avellanas, pistachos, almendras y nueces.
- 1/4 taza de azúcar glas
- 1 cucharada de canela molida
(es posible que sobre un poco de relleno, depende de cuanto pongais en cada una, pero medir cantidades menores que esas es complicado).

¿Cómo se hace?

1. Preparar las bandejas de horno poniéndoles papel de hornear y precalentar el horno a 180ºC
2. Ablandar la mantequilla y bater junto con el azúcar hasta conseguir una crema
3. Añadir el agua de azahar, la harina y mezclar con una pala o cuchara
4. Formar bolitas del tamaño de una cucharada sopera y ponerlas en las bandejas del horno
5. Presionar cada bolita con el pulgar para hacer un hueco (no un agujero! no tenemos que traspasar la galleta). En este hueco pondremos el relleno, que se trata de los frutos secos, azúcar glas y canela bien mezclados.
6. Presionar ligeramente el relleno, sin dejar que la masa lo cubra, es decir, no hay que 'cerrar' la galleta sobre el relleno.
7. Hornear entre 15-20 minutos o hasta que esten doraditas por los bordes.

Las mías quedaron así:

Estupendisimas para acompañar un te al final de la tarde!

dimecres, 4 d’abril de 2012

Cupcakes de limón

Tanto hablar de los cupcakes, que parecen ser la evolución pokémon y mona de las magdalenas de toda la vida... pues tenía que ponerme con ello, al final!

Tengo que decir que muchas veces son mis amigos que me inspiran a ir detrás de las recetas y hacerlas. No son conscientes, pero con una frase pueden desencadenar mi interés por algo que quizás antes no tenía. Ésta vez la palma se lleva mi hermosa amiga Mariela, otra joya que nos dió Argentina pero que afortunadamente, por ahora vive cerquita. Un día hablábamos de nuestras aventuras con el pan, el cual también le queda muy bien y su receta de pan ayurvédico tan maravillosa está pendiente de entrar en el blog (con su permiso!)...  y me comenta algo, que hacía cupcakes que también le gustan. Nunca más volvimos a traer el tema a colación pero me quedó la curiosidad de entrar en algo que parecía gustarle a esa amiga tan especial. De aqui que le dedico la receta de los cupcakes, aunque estoy segura que con sus dotes mágicos, los suyos salen 100 veces mejores!! La receta base la saqué de una revista, pero según iba viendo como estaba la masa, cambié algunas cosas, y dejo aqui exactamente como hice.

A por ellos, pues.

Ingredientes (os resultará entre 12-15 unidades, si queréis menos, pues disminuir todas las cantidades):

Masa:
- 115g de mantequilla
- 115g de azúcar
- 115g de harina (usé la de repostería)
- Ralladuras de la cáscara de un limón
- 2 huevos de los grandes (si son pequeños, yo añadiría además una cucharada de leche)
- 1 cucharadita de levadura en polvo (química)

Cobertura:
- 100ml  de zumo de limón
- 80g de azúcar
- 1 huevo
- 1 yema de huevo
- 70g de mantequilla
- 10g de maicena

¿Cómo se hace?

Preparación de la masa y cupcakes
1. Ablandar la mantequilla a temperatura ambiente. Mientras se va ablandando, precalentar el horno a 180ºC.
2. Cuando esté blanda, bater la mantequilla con el azúcar utilizando las varillas.
3. Agregar los huevos uno a uno sin dejar de bater. Luego, agregar la ralladura de limón.
4. Tamisar la harina + levadura sobre la preparación anterior y remover (ahora con una pala) hasta que queden totalmente incorporadas.
5. Introducir unas capsulitas de papel - de tipo de éstas de magdalenas, yo las compro en el súper - dentro de unos moldes individuales de silicona, como de éstos para magdalenas. Si no tenéis los moldes de silicona, poner directamente las capsulitas en el horno (aunque tengo que decir que hice de las dos maneras... y con los moldes de silicona alrededor, queda mejor).
6. Rellenar las capsulitas con la preparación, y MUY IMPORTANTE, NO sobrepasar los 2/3 de su capacidad, sino luego la preparación se va a desbordar cuando crezca en el horno.
7. Hornear los cupcakes durante unos 20 minutos. Es facil ver cuando estan hechos, porque se ponen ligeamente morenitos por arriba, más bien dorados. Se retira y deja enfriar.

Preparación de la cobertura
1. Verter el zumo de limón en un cazo, añadir la mantequilla y la mitad del azúar y calentar a fuego lento.
2. En un cuenco, cascar el huevo, añadir la yema de huevo, la mitad del azúcar y la maicena y bater con unas varillas.
3. Verter ésta preparación sobre el zumo de limón del punto "1". Cocer hasta que espese sin dejar de remover, para que no se pegue al fondo del cazo.
4. Retirar del fuego, dejar enfriar y decorar con ella los cupcakes ya fríos. Por encima, se pueden poner gránulos de azucar, fideos de repostería de colores, o gominolas de limón.

Y listo: mirad como han quedado los míos (yo no tenía fideos, y eché chocolate a 70% de cacao rallado al momento, quedó muy bien)



dimarts, 3 d’abril de 2012

La decoración de las galletas con glasa

Bueno... aqui hablamos mucho de galletas, así por las buenas... y me encantan!! He hecho de todos tipos y colores, sabores, con azúcar y sin él, más palatables o más suaves... Pero este post quisiera dedicar a la decoración (que también me encanta por lo artística que puede llegar a ser).

Y empezaré por la glasa que hoy, después de varios intentos con distintas recetas, consegui más o menos dominar, y las fotos que dejaré estan hechas con distintas recetas. Tengo que decir me me vinieron MUY bien unos consejos que estan en una web muy buen de decoración de galletas. Por lo que me puse manos a la obra (queria hacer algo realmente espectacular con los moldes que había comprado, y finalmente salió bien).

Esa web que os he indicado antes pone de manifiesto una cosa que parece una tontería pero es importante: hay que planificar un poco lo que se quiere hacer, dado que de pronto uno se puede ver, o bien sin suficiente glasa y/o colorante para decoración, o bien que las galletas no resultan acorde con la idea inicial... y ese problema no tuve. Ésta vez, sabía perfectamente lo que quería. No hizo falta colorear mi glasa porque con la blanca ya me valía, pero pondré igualmente el paso por si alguien quiere hacer de colores.

Ingredientes:

- 200g de azúcar glas (es ese azúcar muy finito de pastelero), tamizado
- 1 clara de huevo
- Flavorizante concentrado para darle sabor (limón, vainilla...), lo equivalente a media cucharita. En el super hay, generalmente de limón o vainilla, pero si vais en un sitio como por ejemplo la Boquería en Barcelona, o la tienda Decake en Madrid, hay DE TODO!!
- Colorante alimentario (si quereis color, y sino no hace falta). En el super venden un conjunto que son los colores primarios, y combinándolos, teneis casi todos los colores posibles.

(Si necesitáis mucho, basta con doblar las proporciones)

¿Cómo se hace?

1. Poner la(s) clara(s) en un cuento y bater en velocidad BAJA con las varillas hasta que espume. NO montarlas en nieve, con bater brevemente hasta que espume es suficiente.
2.  Seguir con las varillas a la velocidad baja, adicionando una cucharada de azúcar glas cada vez. Recordad que el azúcar debe de estar tamizado.
3. Una vez que se haya adquirido la consistencia deseada (ver abajo) poner la media cucharita de la esencia de sabor.  Luego también se puede separar en distintas partes si se desea blanco y además color. OJO con los colorantes!! generalmente con muy poquito ya se adquiere el color deseado.

Aquí haremos un inciso, que si vamos a hacer dibujos con contorno y relleno, las características de la glasa en cada caso no son iguales. El contorno es lo que impedirá que el relleno salga por las bordas, así que éste debe ser más consistente, mientras el relleno será un poco más blandito.

Para la glasa de CONTORNO, entonces se debe ir añadiendo azúcar glas hasta que la consistencia sea más o menos similar a la de la pasta de dientes, es decir, no cae de las varillas. (los 200g para mi han sido suficientes, aunque depende mucho de la humedad del ambiente, de si la clara era de huevo grande o pequeño, etc). Primero se debe de hacer esa, y sacar la cantidad necesaria para contornos. Se usa una manga pastelera con boquilla muy fina (y a muy malas, si no teneis manga pastelera, una bolsa de plástico tipo de congelación, sin uso, con un pequeño corte en la extremidade también servirá). Luego de hacer los contornos se deja que seque la glasa. En la página que os recomendé al principio hay más fotos sobre la consistencia que no tengo para enseñar aqui, está muy bien.

Para la glasa de RELLENO, que se llevará a cabo una vez que se hayan hecho todos los contornos, coger la glasa anterior y añadir água, MUY POQUITO de cada vez (tipo una cuchara pequeña) y seguir batiendo. El tema de añadir poco a poco, es que si ponéis mucha, os podéis pasar y la glasa quedará líquida (por lo que hará falta añadir más azúcar glas). Es mejor ir despacio. La consistencia que queremos ahora seria similar al del yogur griego. Al volver a bater, saldrán burbujas de aire que es importante intentar deshacer. Generalmente esperando un poco y pasando una espátula por la superficie para quitar las burbujas es suficiente. Para el relleno, si el motivo es grandecito, se puede usar una boquilla de más calibre.

Os pondré las fotos de las ultimas galletas que hice con ese método y me enamoraron, las de huellita de gato. Aunque también dejaré fotos de otros trabajos con glasa sobre galletas, indicando las diferencias.



Así que la foto arriba es de las galletas de huellas de gato hechas con la glasa con el método que describí arriba (que, para mí, fue de los mejores que utilicé).

Pero tengo otros trabajos hechos de manera ligeramente distinta:


La foto de arriba es de las galletitas de nochevieja. Una receta sencillita, pero esa glasa la hice con las claras en nieve. No sabía que no había que montarlas, y efectivamente, la consistencia no es tan buena. Me costó que se mantuviera sin salirse de su sitio hasta que secó, y era un poco más friable para escribir encima (lo hice con un bolígrafo de tinta alimentaria).


La foto de arriba es decoración con glasa (hecha solo de água, azúcar glas y limón) sobre galletas alimonadas y la receta de ellas está en ese mismo blog, en ese enlace. Fue un regalo para un gran amigo por su cumpleaños de 2011.




La foto de arriba es de las galletitas típicas navideñas, los 'gingerbread men cookies', cuya receta también está en ese blog, en el siguiente enlace.

Se pueden hacer infinidad de cosas, pero creo que la glasa tal y como está descrita en ese post es mucho más manejable y se mantiene estupendamente sobre la galleta. Es importante la técnica de aplicar la glasa. No se debe de arrastrar la boquilla de la manga pastelera sobre la galleta, porque eso le daria un aspecto irregular a la decoración. Al contrario, se presiona la manga en el aire, sin tocar la galleta, y se va depositando lentamente la glasa sobre la galleta, respetando el contorno que se desea hacer. Cuando éste seque, entonces se procede al relleno.
Animaros... que el tema es muy divertido y da para mucho!