diumenge, 27 de novembre de 2011

"Canelones" vegetarianos

De un tiempo a esta parte, me interesa muchisimo la cocina vegetariana. Un dia entré en "Natura" a buscar una cosa, y vi un libro de recetas de ésas, por curiosidad lo compré. Y me encantó lo que vi, aunque esa receta no está sacada de alli, sino que es una adaptación de algo que vi en una revista.

No soy vegetariana ni pretendo serlo pero sí me gusta introducir algunas recetas de esas en el menu, dado que soy cada vez menos fan de carne. Así hoy hice eses pseudo-canelones que la verdad son sencillitos y quedan muy bien, podéis usarlo como un acompañamiento de algo, o como un primer plato.

Ingredientes (para 2-3 personas):

  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • 1 lata de champiñones
  • 1 cebolla
  • 50ml de leche
  • 3 cucharadas soperas de harina

¿Cómo se hace?

Se corta en lonchas finas en el sentido del largo tanto la berenjena como el calabacín. Esas lonchas se harán a la plancha con muy poquito aceite, a banda y banda sin dejar que se frian demasiado o se torren. Tienen que quedar ligeramente tostaditas y manejables, pero nada más. Atención que cuanto más fina es la loncha más rapidito se hará. Generalmente hago varias cosas a la vez en la cocina pero pronto me di cuenta que en ese caso tenía que estar muy pendiente de la plancha porque las primeras lonchas se me pasaron y quedaron demasiado hechas.  Así que el relleno lo aconsejo hacer o bien antes, o después de las lonchas.
Para el relleno, escurrir la mitad del líquido de la lata de champiñones. Poner los champiñones, la mitad del líquido que hemos reservado y la cebolla en el robot, triturando todo muy fino. En una sarten, freír ese triturado con un chorrito de aceite. Adjuntar la leche con la harina disuelta, y hervir a fuego bajo para que espese. Tiene que quedar bien espeso para hacer de relleno, así que si falta un poco de harina, se puede echar un poco más. Sazonar a gusto, yo tiré sal y pimienta negra, nada más.
Montarlo de la siguiente manera: una loncha de calabacín, una de berenjena por encima, una cucharita del relleno y enrollar las dos lonchas sobre si mismas. Disponerlas en un plato refratario. El montaje las hará enfriar, así que yo las dejé 10 minutos adicionales en el horno al máximo (250ºC). Hice sin nada más pero se puede añadir bechamel por encima, y también estará muy agradable.

A mi me han quedado con esa pinta:

Muy util para salir del aburrimiento de siempre acompañar la comida con patatas, y la verdad un entrante muy sano. Que lo disfrutéis!

dissabte, 26 de novembre de 2011

Pollo al estilo de otoño


Aunque en ese blog básicamente lo que más hay y se me da mejor es la repostería, también hago mis pinitos en la cocina de lo salado, siempre en la mezcla, la fusión y la creación.
Esa receta está basada en una que hacíamos mucho en Brasil, pero adaptada a sabores más otoñales. Está muy bien si hay que hacer una cena de esas donde la gente no se sienta en la mesa, donde tenéis que servir cosas fáciles de comer y que no haya que cortarlas. Es práctica porque el pollo ya está deshilado, el sabor le queda muy agradable y agradará a todos los gustos.

Ingredientes para 4 personas:

-500g de pechuga de pollo
-5 patatas de tamaño mediano
-Media bolsa de nueces sin cáscara
-1 cebolla
-2 dientes de ajo
-200ml de caldo de pollo
-1/4 de bote de tomate triturado
-Clavo y comino molidos, sal y pimienta
-2-3 tostadas integrales trituradas

Preparación:

1.Cocer el pollo en agua con sal hasta que esté bien cocido. A mi me tardó unos 35 minutos. Reservar el agua de cocción y dejar enfriar el pollo.
2.Una vez que el pollo esté frío (ésta es la parte más laboriosa de la receta), hay que deshilarlo cuidadosamente en el sentido de las fibras de la carne, dejándolo en hilos muy finos.
3.Picar la cebolla y el ajo y poner a freír en una cacerola grande con abundante aceite.
4.Luego, añadir el pollo deshilado y unos 100g de salsa de tomate. Añadir además las nueces, el agua de cocción del pollo, remover bien y bajar el fuego para que vaya haciéndose. Sazonar con clavo y comino molido. Moderación con el clavo para que no domine el sabor del plato. Salpimentar a gusto. Luego según el plato vaya evolucionando con evaporación de líquido, se añade más caldo de pollo, yo puse todos los 200ml.
5.Mientras tanto, pelar y cortar las patatas. Yo las corté en rodajas pero igual se encajan mejor en el plato si las hacéis ‘mal cortadas’, irregulares. Esas patatas se pasaran ligeramente sobre las tostadas integrales trituradas antes de freir. Una opción es antes pasarla por huevo batido, y entonces se lograrán unas patatas casi crocantes después de fritas.
6. Estas patatas luego, al final de la cocción del plato (otros 30 minutos), se añaden y se remueve todo para que se integre. Las tostaditas integrales trituradas que hayan sobrado se pueden incorporar al plato y funcionaran como una ‘picada’ que le da un especial toque.


Hice una pequeña foto de una porción para una persona que aderecé con unas hojitas de menta fresca. Fenomenal :-)

diumenge, 13 de novembre de 2011

Tarta de queso con mermelada de arándanos (versión sin azúcar)

A mi me encantan esas versiones de tartas de queso con mermelada, pero como sabéis, en mi casa ya no pueden entrar libremente recetas cargadas de azúcar, leche condensada, etc.

Así que cuando vi una receta sencilla, pensé en como podria adaptarla a una versión low sugar. Creo que lo logré :-)


Ingredientes:

- 1 tarrina de queso philadelphia (o cualquiera similar) bajo en grasas
- 3 rebanadas de pan de molde sin corteza. Yo usé un pan integral pero no lo aconsejo, dado que interfirió un poco con el color final de la tarta (pero es solo por una cuestión estética, cualquier pan de molde sirve)
- 2 cucharadas soperas de maizena
- 3 huevos enteros
- 5-6 cucharadas soperas de leche en polvo bajo en grasa, disueltas en la justa cantidad de agua para que quede con una consistencia parecida a la leche condensada (yo lo hice dentro de una taza para tener más o menos la medida de como quedaria). Añadir a eso 3 cucharadas soperas de edulcorante líquidos
- 1 taza de agua (misma medida anterior, una taza similar)

¿Cómo se hace?

Pues muy sencillo. Precalentar el horno a 180ºC. Poner todo junto en el vaso de la batidora, y mezclar hasta que esté homogéneo. Ponerlo en un molde (la receta original ponia con caramelo, pero yo lo suprimí) y hornear por unos 40 minutos.
Un consejo: yo hice en un molde de esos de quiche, redondos, quizás demasiado grande para la cantidad de la tarta. Quedó un poco bajita, así que aconsejo hacer en un molde de menos diámetro y más altura. Queda más bonita, aunque está igualmente buena!
Problema (1): la substitución de leche condensada, originalmente en la receta, por desnatada no afectó el gusto pero las propiedades está claro que no son las mismas. Sea por eso, o bien porque venia ya de un horno en que había estado haciendo palmeritas (más caliente), en algun momento miré la tarta y le estaban saliendo burbujas como 'hirviendo'. Pensé que quedaría estéticamente feo pero aguanté firme y no paré el horno. Finalmente, las burbujitas después volvieron a su sitio y como la tarta se gira al revés, no hay problema estético ninguno.
Problema (2): lo hice en un molde de silicona y me pareció inusualmente dificil de despegarlo cuando estuvo lista. La proxima vez probablemente lo untaré a ver si facilita la retirada de la tarta. De todos modos solo costó pero pude finalmente sacarla sin problemas, no se rompió ni la perjudicó.
Después que se enfría, hay que dejarle en nevera hasta la hora de servir. Yo a la hora de servir le añadí mermelada de arándanos sin azúcar, como se ve en la foto:


La receta original era más o menos como la que os puse, solo que el queso no era light, y en vez de la leche en polvo disuelta, llevaba una lata de leche condensada. Y en el molde se ponía caramelo. Yo la sigo prefiriendo con mermelada de arándanos :-)
Que la disfrutéis :)

dissabte, 12 de novembre de 2011

Un acompañamiento distinto: cubitos de berenjena

No sé vosotros, pero a mi me cansa hacer todo siempre igual, y llega un momento en que los acompañamientos para la comida (carnes, pescado etc) se hacen repetitivos.

Pues hoy pensé cambiar un poco, además tenia una berenjena hacía ya algunos días en casa y queria aprovecharla antes que se pasase. Empecé con una porque tampoco sabia muy bien donde iba a llegar. A veces pienso sobre la marcha y prefiero hacerlo en pequeñas cantidades.

Ingredientes:

- 1 berenjena por comensal, aproximadamente (depende un poco del tamaño de la berenjena y de qué más se vaya a comer; yo mantendria esa proporción)
- 1 cuchara de azucar
- 1 cucharita de sal
-  flor de sal
- aceite para freír

¿Cómo se hace?

Lo primero es tener en cuenta que la berenjena queda mucho mejor si antes quitamos su amargor característico. Eso se hace de la siguiente manera:
a) cortar la berenjena por la mitad en el sentido largo (es decir del tallo hasta la base redonda)
b) hacer pequeñas ranuras con un cuchillo afilado, a lo largo de la pulpa de la berenjena
c) esparcir la berenjena con sal y dejarla boca abajo sobre una rejilla, con un plato debajo porque goteará. Dejarla así por lo menos unos 15 min.
d) Secar la berenjena con un papel absorvente... y lista, ya se puede utilizar.

Quitar la piel y cortar la berenjena en cubitos.
Esparcir una cuchara de azucar sobre la berenjena cortada. Parece un poco raro pero cuando se fría, le dará un ligerisimo toque caramelizado, muy poquito, pero interesante. Aderezar también con una cucharita de sal para que no quede demasiado dulce.
Pasar la berenjena por harina, ligeramente, eso le dará una textura crujiente.
Freír en aceite MUY caliente hasta que estén doraditas-morenitas y flotando. Escurrir sobre papel absorvente. Echar unos cristalitos de flor de sal, o de sal rosa de himalaia.

Yo las he hecho para acompañar un pescado y quedaron muy buenas. Siento no tener fotos esa vez, pero ni sabia como iban a salir así que no las registré.
Una posible variante, pero entonces yo haría SIN el azucar para no ser cargante, seria con calabacín. La calabaza es una posible candidata pero aún no tengo controlados los tiempos de freir y cocer. Queda para una siguiente receta.
Os la recomiendo!

divendres, 11 de novembre de 2011

Falafel con salsa de yogur y salsa tahine

Además de que me gusta la inventiva, inovación y fusión gastronómica, me gusta muchisimo la cocina especiada, perfumada y a veces fuerte, como las recetas árabes, o la cocina hindu.
Literalmente from [wikipedia], El faláfel o falafel (árabe: فلافل falāfil; hebreo: פלאפל faláfel) es una croqueta de garbanzos o habas cuyo origen se remonta a los tiempos de la Biblia y se originó en algún lugar del subcontinente indio. Actualmente se come en India, Pakistán y Oriente Medio. Tradicionalmente se sirve con salsa de yogur o de tahina, así como en sándwich, en pan de pita o como entrada.

Dicho esto, pues claro: esa receta necesita empezar el dia previo, por lo que, por lo menos en su forma original, no es posible sacarla de la manga para salir de un apuro, o decidir por la noche que esa misma noche la queréis hacer. Así que planificadla con antelación y os juro que vale la pena.

Ingredientes para el falafel:

- 500g garbanzos (la legumbre seca, NO en conserva)
- 1 cebolla
- 1 diente de ajo

- comino, cilantro, perejil, sal, pimienta (yo usé tambien massale que me encanta)
- aceite
- harina y sésamo para rebozar (para una versión sin gluten, usar harina de garbanzo)

¿Cómo se hace?
La verdad no es muy complicado pero tiene truquillos.
Se dejan los garbanzos en remojo desde la noche anterior. Vigilad que haya suficiente agua como para que no se queden sin ella en ningún momento. Al día siguiente se escurren y se pasan por la batidora, si es necesario se les puede añadir un poco de agua para triturarlos mejor (como una tacita pequeña). Como habrán estado en remojo, no es dificil. He vuelto a editar este post, porque después de algunas pruebas, he visto que vale la pena triturar muy muy muy bien los garbanzos. He tenido muchos menos problemas para manipular la masa. Os va a quedar no tan fino como un puré pero sí algo compacto, que se puede manipular bien.

Una vez hecho esto, se pasan los garbanzos a un bol y se le añade la cebolla, el ajo, el perejil y el cilantro bien picados (opcionalmente, se pueden pasar por la batidora junto a los garbanzos). Se agrega el comino, la sal y la pimienta. A mi me gusta todo muy especiado así que suelo ser generosa. Esta masa se deja reposar en el frigorífico una media hora.

Se hacen unas bolitas y se aplastan un poco. Se pasan por el sésamo y la harina y se fríen en abundante aceite.

Cuando estén doradas se ponen en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso. Cuidado, como el aceite está caliente, se doran rapidito. Y listas, se pueden comer tanto calientes como frías.

Ingredientes y ejecución para la salsa de yogur y salsa tahine
La verdad esas salsas las hago muy a mi manera, igual a alguien le parece un sacrilegio gastronómico, pero son sencillas de hacer, quedan buenas y acompañan muy bien a los falafel. 
A) Salsa de yogur: 1 yogur griego, sal marina, perejil, orégano, tomillo, cilantro, pimienta (yo usé una pimienta que tengo en grano con flores del bosque, se muele en el momento). Se mezcla todo y está listo para servir
B) Salsa tahine: yo parto de la pasta tahine, y la disuelvo cuidadosamente en un poco de agua y zumo de limón. La cantidad pues dependerá de la cantidad de pasta inicial (yo empezaría con una cucharadita de café). Cuesta mucho disolverla: paciencia. Sazonar a gusto.

Debería resultar algo así


Ahi podeis apreciar los falafel, la salsa tahine a la izquierda y la salsa de yogur con hierbas a la derecha. De verdad que está delicioso, por lo menos a mi me gusta y a la gente que lo ha probado, les ha gustado. :-)

diumenge, 6 de novembre de 2011

Pretzels - sugar free

En 2005, he estado en Alemania para un curso, más concretamente he estado en Heidelberg, y he pasado unos días estupendos. Allí he probado por primera vez los pretzels originales que hasta entonces solo habia visto en ese formato que venden en el super, pequeñitos y en plan 'pica-pica' como las patatas fritas. No tenia idea que el pretzel era originalmente otra cosa, y me encantó.

Hace poco he querido recuperar la receta para hacerlo yo en mi casa y me ha costado encontrar una que me quedase bien y me hiciese recordar las maravillas que nos han dado en Heidelberg. Después de 3 o 4 intentos para perfeccionarla, finalmente hoy he dado con una que quedó estupenda. Y aqui os la dejo. Ya sabéis que a todo le digo que es facil, cuando me parece facil. Esa ya entra en la categoría 'laboriosa' pero es que queda tan buena!....


Ingredientes:
- 380 gr. harina (yo usé la harina 'todoterreno', no la de repostería)
- 250 cc. leche entera (en mi casa, solo desnatada)
- 2 cucharadas de agua
- una cucharada de aceite de girasol
- 2 cucharadas de edulcorante
- ¾ cucharadita de sal fina
- 1 ¼ cucharadita de levadura de panadería seca (1 sobre)
- 1 yema de huevo para pintar
- sal marina y/o semillas de sésamo

¿Cómo se hace?
Se prepara una masa de pan con la harina, leche, agua, aceite, sal, edulcorante y levadura. Para ello se mezclan los ingredientes secos (harina, levadura seca, sal, edulcorante) en un recipiente amplio. Se hace un volcán y se añade en el centro los líquidos (leche tibia, aceite y agua). Se remueve hasta que la masa se desprenda de los bordes, se pasa a la mesa enharinada y amasa durante 10 minutos. Ésta página web tiene unos consejos muy buenos sobre como amasar para que la masa crezca bien.
Se deja fermentar luego en un cuenco aceitado, tapando con film, unos 30-40 minutos, o hasta que la masa duplique su volumen. Yo esa vez tenia el horno ocupado, así que salí de mi esquema habitual y la dejé en el comedor, donde teníamos el aire acondicionado puesto para dejar el ambiente cálido.
Se divide la masa en 12 piezas. Se hace una bola de masa con cada pieza, sobre la mesa, y se estira luego hasta formar una tira de 50 cms. de longitud, más o menos. Se da la forma de herradura o lacito tal y como se verá la foto al final, y se pone en una bandeja de horno con papel de hornear, para que no se peguen.

Cocción-Horneado
Ésa es la parte probablemente más elaborada de la receta, tiene bastantes pasos y hay que hacerlos bien. De todos modos es solo laborioso, no dificil.
Primero: se precalienta el horno a 240ºC.Hornear los pretzels durante unos 5-6 minutos, y luego sacarlos, bajando la temperatura del horno a 180ºC.
Segundo: se calienta dos litros de agua con 2 cucharadas de sal. Se cuecen los pretzels en el agua, a fuego lento, durante 2-3 minutos, en tandas de dos o tres cada vez, dando la vuelta a mitad de cocción. Se escurren y secan sobre papel de cocina. Un apunte: es mejor ponerlos y quitarlos con una escumadera, porque ainda no estan suficientemente firmes para coger con pinzas, se tendría que ir con cuidado. Al secar en el papel de cocina, la operación debe de ser muy breve, porque si tardáis, se quedará pegado el papel de cocina y para quitarlo de ahi será una aventura. Se colocan de nuevo los pretzels en la bandeja de horno, separados porque crecen un poco más. Se pinta la superficie con el huevo batido con un poco de agua y se decora con las semillas y granos de sal.
Tercero:  se hornea a 180ºC hasta que estén bien dorados. Yo siempre digo que eso depende muchisimo de cada horno y como distribuy el calor. Los míos estuvieron una media hora larga, pero hay que estar al tanto, cuando estén dorados, se saca y se deja enfriar sobre una rejilla.

Debería resultar en algo así:



A mi me resultan más interesantes salados, pero naturalmente se pueden hacer dulces, en tal caso yo rebajaria un pelín la cantidad de sal y subiria la de azúcar/edulcorante, y además en la decoración usaria azucar glas, o fideos de chocolate, canela, etc. Naturalmente si hacéis la versión con azúcar, pues en vez de edulcorante va el azúcar normal de toda la vida. Que la disfrutéis!

dissabte, 5 de novembre de 2011

Churros 'sugar free'

Hacía mucho que quería hacer churros por mi propia mano, lo que horroriza a mucha gente por la facilidad que hay de conseguirlos en la churreria, o comprarlos congelados, por lo que solo queda freír.
Pero ¿y el gusto de hacerlos por tus propias manos? Y modificar la receta a tu medida? Eso es fantástico.
Así que como hoy no tocaba hacer pan (había sobrado mucho de la tanda anterior) y lo de estar parada ya sabéis que no se me da bien, pues me he puesto con los churros. Estuve buscando algunas recetas, y finalmente he adaptado una a mis gustos y necesidades, a ver qué os parece.


Ingredientes:
- Agua ~280-300ml (al final he ido echando, la receta original traía 260ml y me pareció poco)
- Harina 250 g (con ésta receta he hecho algo que no me gusta, que es mezclar harina 'todoterreno' con harina de reposteria: pero se me acabaron sobre la marcha las cosas y al final hice mitad y mitad, pero recomiendo usar solo la de reposteria)
- Sal 2g
- Edulcorante en polvo 2g
- Aceite de girasol para freír
- Edulcorante en polvo para espolvorear y decorar

¿Cómo se hace?
Poner el agua a hervir, con la sal y el edulcorante. Cuando está hirviendo, sacarla del fuego y añadir la harina de una vez. Sí, se va a formar una masa algo dificil de trabajar, que cuesta manipular. Dado que estará muy caliente, aconsejo usar una espátula de madera o de silicona, para removerla. Una vez está todo bien incorporado y sin demora, trabajar la masa. Os aseguro que fría es casi imposible trabajarla, por lo que hay que darse un pelín de prisa.

Para formar los churros he dado muchas vueltas, intentando usar una manga pastelera que tenia para sacarlos estrelladitos como los de churreria, y ha sido un error.  Con la manga pastelera no se puede trabajar una masa tan espesa. Así que mi consejo es, o bien hacerlo con una manga churrera (sé que existen pero yo no tengo), o bien a mano como hice yo. Trabajar pequeñas porciones de masa dandoles forma de cilindro.

Para freir:
Mientras tanto, poner el aceite de girasol a calentar. Aqui algo muy importante: ese aceite de girasol es mejor que sea nuevo, sin reciclar de otros fritos (pescado, etc) sino los churros pueden coger gustos marcianos.
La temperatura del aceite es un punto crucial aqui: si está muy caliente, va a quemar el churro por fuera y dejarle demasiado crudo por dentro, y además los aceites cuando se calientan demasiado producen acroleínas y eso no es bueno. Si no está suficientemente caliente, el churro se empapará mucho de aceite. Sé que es desesperante. Yo eché un churro pequeñito 'de prueba' que hice para este fin, y cuando vi que empezó a dorarse consideré que esa temperatura estaba bien. NO bajeis la temperatura del fuego, porque cada vez que se echan churros a freir, la temperatura del aceite baja (lógico). Por otro lado, intentad tener siempre un numero constante de churros friéndose (no tener 8 a la vez, y luego poner solo 1: mejor 4 y 5). Parecerá una tontería pero que todas las piezas se frian por igual y con temperaturas similares es bastante importante para la homogeneidad de la preparación.
Cuando cojan ese color ligeramente doradito, dadles la vuelta y en seguida será hora de sacarlos de la sartén.Se dejan escurrir sobre un papel absorvente y luego se espolvorean con edulcorante en polvo, tal y como se haría con azúcar.
Si teneis freidora estoy segura que se puede hacer perfectamente alli tambien, yo hace mucho que no uso la mía.

Atención: 
El hecho de que no lleve azúcar, en mi casa significa que es apto para diabéticos, pero eso no quiere decir que la preparación sea diet. Como habeis visto, está frito por lo que hay que consumir con moderación...

El resultado final deberia ser algo así:

En una mañana fría, estan geniales :) a disfrutar!

dimarts, 1 de novembre de 2011

Tarta Sacher

Bueno, quien más quien menos ya ha escuchado algo sobre la Tarta Sacher, o la ha probado en distintas versiones. Su historia remonta a 1832, y fue creada por Franz Sacher, un aprendiz de pastelero, como un postre para deleitar a un selecto grupo de invitados del príncipe Klemens Wenzel von Metternich.
Es deliciosa y no muy dificil de hacer, así que si un dia quereis sorprender a alguien, ya sabéis. Os dejo la versión que he hecho para mis 40 años, dado que esa tarta siempre me gustó mucho.

Ingredientes:

Para el bizcocho:
  • 50 g. de cacao en polvo
  • 130 g. de harina (yo usé la de reposteria).
  • 1 sobre de levadura tipo Royal, levadura química.
  • Un pellizco de sal
  • 160 g. de azúcar.
  • 120 g. de mantequilla.
  • 4 huevos.
Para el relleno:
  • Mermelada de albaricoque (usé la mermelada sin azucar, en mi casa hay un diabético y quisiera que no fuese demasiado cargante, dado que el pastel en sí ya llevaba azúcar)
Para la cobertura:
  • 200 gramos de chocolate fondant.
  • 200 ml. de nata líquida (para montar).
  • 75 gramos de mantequilla.
Para decorar: melocoton en almibar, en tiras.

Tengo que decir que ésta vez no me daba tiempo a todo y no hice la cobertura a partir del chocolate fondant (aunque os la voy a describir, que es la que queda francamente mejor: yo compré una cobertura preparada que venden ahora en el super y que para salir de un apuro o cuando no hay tiempo, va muy bien).

¿Cómo se hace?

La base: es mejor, si se puede, hacer la base el dia antes. De verdad que el dia siguiente se manipula mucho mejor a la hora de rellenar y  decorar.

Tamizar la harina, cacao, sal y levadura y reservar. Ya los usaremos luego.
Batir, en la batidora, los huevos y el azúcar durante un mínimo de 5 minutos, hasta que se haya incorporado bastante aire a la mezcla. Incorporar la mantequilla (yo la derreti un poco en el microondas, sino es dificil manipularla sobretodo en clima frío como ahora). Seguir batiendo.
Incorporar MUY POCO A POCO la mezcla de cacao, harina, levadura, etc, sin parar la batidora.
Transferir la mezcla a un molde desmontable, untado y enharinado; yo lo hice en uno de unos 18cm de diámetro. 

Tiempo de Horneado

Como siempre eso depende del horno, por lo que no hay que tomarse como norma. El mío estuvo casi 40 min a 180ºC, y unos 5 min adicionales no le hubieran ido mal, pero no queria que estuviera muy seco, así que saqué, desmoldé en seguida y estuvo enfriandose sobre la rejilla. El truco de pinchar con un palillo y ver si sale mojado o seco, funciona siempre, creedlo.

Relleno, Decorado

Relleno: Vuestra tarta estará bastante alta, ya que el molde tenia poco diámetro. Esto está bien para cortarla pero también hay que vigilar previamente en la cocción ya que no es lo mismo un molde más ancho que uno menos, que resulta en una tarta más alta donde el calor tiene que recorrer toda la altura más o menos por igual. Yo la corté con el cuchillo del pan, lo importante es que el cuchillo esté afilado y sea suficientemente grande para coger toda o casi toda la tarta. Hay gente que lo hace con un hilo, envolviendo la tarta pero eso no se me da muy bien.
Se corta en dos mitades en sentido horizontal y se rellena con la mermelada. Se vuelve a poner la mitad superior en su sitio. Sed generosos.

Cobertura: como he dicho, usé una cobertura que la venden ya hecha porque no me daba tiempo a más, pero hacerla la verdad que no es dificil y resulta mucho mejor. Se derrite el chocolate y la mantequilla a muy baja potencia en el microondas o baño-maría. Si es con microondas, la potencia de descongelar ya está bien, y mantened un ojo porque puede quemarse facil. Batir la nata durante unos 5 min e incorporar luego el chocolate y la mantequilla derretidos. La tarta debe cubrirse con la cobertura aún cálida, que se manipula mejor. Procurar que quede bien cubierta, y dejad reposar en la nevera durante por lo menos un par de horas. Decorar el plato de la tarta con las tiras de melocotón en almibar, que acompañaran los trozos de tarta que sirváis.Yo además usé la cobertura que me ha sobrado para hacer unos dibujos en el plato, y por encima de la tarta, puse algunas nueces, que aqui nos gustan mucho.

El resultado final debería ser algo así:

Ya me contaréis!