dimecres, 28 de desembre de 2011

Salsa 'esponjosa' de setas

Desde que por navidad me han regalado el sifón de cocina iSi Gourmet Whip Plus, me dedico a probar cosas, espumas, salsas y por ahi.

Es verdad que hizo falta un par de pruebas para pillar bien como tiene que ser la preparación correcta, pero ayer he inventado una salsa a partir de consejos que he estado leyendo, y quedó realmente bien. Así que la registro para no perderle la pista.

Ingredientes:

- 50 gramos de mantequilla
- 1 bote de setas variadas (no lo escurras, vamos a aprovechar el líquido)
- comino, perejil, pimientas variadas
. 30g nata
- 1 huevo entero
- 1 yema de huevo
- 1 cucharada de harina

¿Cómo se hace?


1. Ponemos la mantequilla a derretir en el fuego, sin dejar que se queme
2. En un cazo, ponemos las setas, con su líquido, y condimentamos con las especies, y sal a gusto. Dejamos hervir y que reduzca durante unos 5 minutos.
3. Disolver la cuchara de harina en media tacita de agua y añadir. Dejar que hierva un par de minutos más.
4. Triturar en la batidora las setas y especies con su líquido, y pasarlo por un tamiz fino.
5. Cuando esté tébio, añadir el huevo + yema de huevo y batir con las varillas hasta que se quede esponjoso y aumente de volumen.
6. Luego, ir incorporando gota a gota y poco a poco, sin dejar de batir, la mantequilla derretida. Tiene que emulsionarse bien con el huevo.
7. Por ultimo y ya sin batir, añadir la nata
8. Poner la mezcla resultante en el sifón (respetando el límite máximo de llenado, el mío es de 250ml y naturalmente me sobró para repetir una siguiente vez)
9. Mantener el sifón en baño maria hasta el momento de utilizar. Acoplar una cápsula de NO2 y seguir las instrucciones.

Yo lo he puesto sobre unos "tortelloni" de queso y ha quedado fenomenal, textura de nube y un gusto de setas, bien condimentado.
Siento no tener fotos (igual si hoy repito puedo hacer alguna). NO queda consistente como las espumas frias que llevan gelatina, es más bien una salsa aireada, espumosa y con textura muy ligera.

Si teneis el sifón, animaros a probar que queda todo miuy bien!!

dilluns, 26 de desembre de 2011

Bizcocho de las Carmelitas Descalzas de Sevilla

Bueno, aunque sé que hay muchas recetas de navidad pendientes de publicación (y las hay), sí me gustaria hoy comentar cosas sobre esa receta, del bizcocho de las carmelitas descalzas de Sevilla, que acabo de sacar del horno después de 10 días de preparación.


Lo primero, agradecer a mi amiga Maria Milla, que al hacer el suyo, me consideró una potencial destinataria de la masa madre. Ese bizcocho pues se ve que originalmente se hace así, la masa madre te la regala alguien cuando acaba el suyo, y representa que ese simple gesto significa que esa persona te desea mucha suerte y salud. Y está en ti seguirlo, hacer el bizcocho, y repartir la masa madre (3/4 partes del total resultante) a 3 personas a quienes tú tambien deseas suerte y salud. De paso, elaboras un magnífico bizcocho que no necesita ni termomix, ni batidora, ni cosas extrañas, simplemente que le dediques parte de tu tiempo durante 10 dias. El ejercicio de la paciencia y saber esperar también son importantes.

Yo además he ido haciendo un registro fotográfico, que os dejaré aqui en el blog, porque mientras yo estaba haciendo, me surgieron dudas, pero perseveré con fe de que iba a salir bien, y salió. Y ahora tengo mis 3/4 partes de masa destinadas a personas que quiero mucho y que creo que la necesitan.

Entonces: todo empieza cuando alguien que te desea suerte y salud te regala un vasito con la masa madre, en ese caso, a mi me conmovió ser una de las escogidas. Y recibi en un vasito de Hello Kitty, muy mimoso, mi parte de masa madre:


Además le acompañaba una hoja con las explicaciones. Veamos, en teoria habría que empezar un jueves pero a mi me iba mejor empezar un sábado. Os aseguro que el resultado no cambia, pero bueno, es bonito hacer como manda la tradición, si podeis hacerlo empezando en jueves.



Bueno a continuación describiré lo que os hace falta, y usaré la descripción de la hoja (empezando en jueves) pero naturalmente, si empezáis otro  dia que no sea jueves, lo adaptais y listo.

Ingredientes (listaré TODO lo que necesitais, pero como veréis, eso será utilizado poco a poco y a lo largo de los días):

- 1 vaso de masa madre, que necesitas que alguien que hizo previamente el bizcocho te lo regale
- 4 vasos de harina
- 3 vasos de azúcar
- 2 vasos de leche
- 1 vaso de aceite de girasol o de oliva
- 1 vaso de nueces y/o almendras picadas
- 1 vaso de pasas sin hueso (yo prescindí de ellas, aqui no les gusta mucho, pero si pones, ten cuidado de pasarlas por harina antes y evitarás que se vayan todas al fondo de la preparación)
- 1 sobre de levadura
- 2 huevos enteros
- 1 manzana troceada
- 1 pizca de sal
- 1 pizca de canela
- 1 pizca de vainilla
- ralladura de una naranja

¿Cómo se hace? 

Pues eso es un proceso que dura muchos días, está descrita en la hoja, pero os describiré aqui acompañando con fotos:

Jueves: Se vierte el contenido del vaso entregado en un recipiente mayor (un bol grande). Se añade un vaso de azúcar y otro de harina (tamizada). NO SE MEZCLA. Tapar con film transparente.







Viernes: Se mezcla con una cuchara





Sábado: no se toca



Domingo: no se toca





Lunes: se añade un vaso de azúcar, otro de leche y otro de harina. NO se mezcla



Martes: se mezcla todo bien con una cuchara



Miércoles: no se toca



Jueves: no se toca



Viernes: no se toca



Sábado: se apartan 3 vasos de la masa madre obtenida que se entregan a 3 personas a las que desees suerte y salud.
Al resto de la masa madre se le añade:

- 2 vasos de harina
- 1 (o medio) vaso de azúcar (yo puse uno)
- 1 vaso de aceite de girasol o de oliva
- 1 vaso de leche
- 1 vaso de nueces y /o almendras picadas (yo puse una mezcla de las 2)
- 1 vaso de pasas sin hueso enharinadas (no lo puse)
- 1 sobre de levadura
- 2 huevos enteros
- 1 manzana troceada
- 1 pizca de sal
- 1 pizca de canela
- 1 pizca de vainilla (me la he saltado porque aqui tampoco les gusta mucho)
- ralladura de 1 naranja











Tiempo de horneado:

Se mezcla todo con una cuchara y se mete al horno a 180ºC (la receta dice 40-45 minutos, pero la mía estuvo más, necesitó, creo, aproximadamente 1h10min, porque puse el cronómetro a cero varias veces: hasta que vi que pinchando el centro con un palillo, salia sin estar 'mojado' de masa).


Y..... tachan!! voilà.... El maravilloso bizcocho con un sabor y olor increíbles, y el inmenso placer de haber dedicado mi tiempo, amor y paciencia para hacerlo, además... ahora tengo 3 amigas que podran hacerlo mismo. Si teneis oportunidad, os lo aconsejo! yo probé un trocito ahora antes de que se enfríe del todo... y está divino!! que lo disfrutéis, y muchas gracias a Maria Milla por hacerlo posible para mí!


dilluns, 19 de desembre de 2011

"Mantecados" de canela y limón

Seguimos en plan de cocina navideña. Tengo varias cosas a medias, pero hoy subiré la receta de los mantecados, que nos gustaron mucho a mi, a mi familia y amigos.

Es muy sencilla, no requiere mucho material ni tiempos muy largos y queda muy agradable al paladar. La idea original está en el site de "facilisimo" pero como siempre la adapté un poco a mi gusto.


Ingredientes:

- 375 gr. de harina (yo usé la de reposteria)
- 180 gr. de manteca de cerdo
- 75 gr. de azúcar
- 1/2 copa de anís
- ralladura de 1 limón
- 1 cucharada de canela molida

¿Cómo se hace?

Dorar la harina en una sartén , sin que se queme. Me costó un poco encontrar el punto de parar. Mi indicación fue el sutil cambio de color de la harina, así como una sensación de que estaba más "seca". Estuve a fuego medio/suave entre 10 y 15 minutos. En un bol, poner la manteca con el azúcar  y batir muy bien mezclando los dos ingredientes. Incorporar la copa de anís, la canela y la ralladura de limón, añadir poco a poco la harina, amasar con las dos manos para mezclar bien la masa y dejar reposar 20 minutos. Pasado este tiempo, extender la masa y cortar los mantecados (usé un molde de galletas redondito), poner en una bandeja que hemos recubierto con papel vegetal y hornear hasta que estén dorados. Dejar enfriar.

Tiempo de horneado:

La receta original no traía exactamente ni tiempo ni temperatura. Por precaución decidi no subir de 175ºC. Reorienté el cronómetro varias veces y creo que los corté un poco gruesos porque estuve más de 20 minutos. Lo bueno es ir observándolos y, principalmente, sacar cuando aún no parece que estén listos. Si se espera demasiado, al enfriar y consolidar estaran demasiado consistentes.

El resultado final debería parecerse a esto:


dijous, 8 de desembre de 2011

Gingerbread Men Cookies (galletas típicas navideñas)

Los que me conocen saben que durante algunos años evité todo lo que pude los asuntos navideños. Pero hay que admitir que es una época muy bonita, de reflexión y la cocina navideña sobretodo aqui en ese país donde hace frío (en el mío hace calor!!) es apasionante.

Hay un montón de cosas que estoy haciendo y las quiero ir subiendo, pero la estrella de esos dias son las famosas galletitas de jengibre tan típicas de navidad. De verdad que son facilitas, quedan muy bien, huelen estupendamente y os van a encantar.

Ingredientes:


  • 1 y 1/2 taza de harina (la normal, no la de reposteria)
  • 1/4 de taza de azúcar
  • 1 cucharita de bicarbonato sódico
  • 1/4 de cucharita de clavos molidos
  • 1 cucharita de canela molida
  • 1/4 de cucharita de sal
  • 1/2 cucharita de jengibre molido
  • 1 huevo
  • 1 cucharada sopera de melaza
  • 1 cucharada sopera de cáscara de naranja rallada
  • 1/2 taza de mantequilla blanda
¿Cómo se hace?

Tamizar la harina, especies, sal y bicarbonato. Reservarlos todos juntos.
Bater la mantequilla blanda con el azúcar hasta obtener una crema clara. Adicionar el huevo sin parar de bater, y también la cáscara de naranja rallada y la melaza. Unir ese conjunto con la harina y especies tamizadas reservadas en el paso anterior. Se obtendrá una masa elástica de color beis, que la envolveremos con film plástico y dejaremos en la nevera durante 1 o 2 horas para que coja consistencia.
Después de ese período, extender la masa sobre una superficie enharinada con la ayuda de un rodillo. A mi personalmente me gusta que no sean muy finas, por lo que la dejo con un 0,5cm de espesor, más o menos.
Luego es darles forma, me gustan las típicas formas de hombrecillo de jengibre, o bien formas de arbolito de navidad o muñequito de nieve. Pero naturalmente se pueden hacer redondas sin más. Si no tienes moldes, se pueden cortar utilizando el borde de una tacita como molde.

Horneado:
Lo primero, hornear sobre una bandeja a la que hemos puesto papel de horno, eso hará que no se peguen. También dejar un pequeño espacio entre una galleta y otra para que no se peguen entre ellas porque pueden crecer un poquito.
Ahí está la cosa: depende como las queráis. A mi me gustan no demasiado crujientes, sino tiernas, casi como un bollito aplanado. Para tal, las ultimas que hice las dejé 15 minutos de cronómetro en el horno a 180ºC. NI UN MINUTO MÁS. Os van a parecer que estan crudas, lo sé. Habrá que tener fe y sacarlas así mismo. Se deja 'descansar' y enfriar unos 10 minutos sobre la propia bandeja del horno (fuera de éste, claro). Y luego se les pasa a una rejilla, ya sabeis que los panes y galletas siempre hay que enfriarlos sobre rejilla.
Si alguien desea que esté super crujiente, pues deja entre 3 y 5 minutos más, pero solo eso. Luego podrian quedar demasiado duras.

Glaseado:
Hay muchas variaciones de eso, pero lo más efectivo es poner unos 100g de azucar glas en un cuenco, y gotear lentamente leche hasta formar una pasta espesa. Si queda demasiado líquido, el glaseado no se aguantará encima de la galleta, es importante que quede una masa manejable.
Para decorar yo uso un cacharrito de silicona de esa marca tan conocida, que tiene una salida muy finita. Para galletas pequeñas es lo mejor. Como salida alternativa, una bolsa limpia de plástico en la cual se corta un extremo muy pequeñito, puede servir de manga pastelera improvisada.

Éstos salieron muy simpáticos!

Espero que os animéis con las galletitas navideñas, en una tarde fría acompañadas de un te van MUY bien!

diumenge, 27 de novembre de 2011

"Canelones" vegetarianos

De un tiempo a esta parte, me interesa muchisimo la cocina vegetariana. Un dia entré en "Natura" a buscar una cosa, y vi un libro de recetas de ésas, por curiosidad lo compré. Y me encantó lo que vi, aunque esa receta no está sacada de alli, sino que es una adaptación de algo que vi en una revista.

No soy vegetariana ni pretendo serlo pero sí me gusta introducir algunas recetas de esas en el menu, dado que soy cada vez menos fan de carne. Así hoy hice eses pseudo-canelones que la verdad son sencillitos y quedan muy bien, podéis usarlo como un acompañamiento de algo, o como un primer plato.

Ingredientes (para 2-3 personas):

  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • 1 lata de champiñones
  • 1 cebolla
  • 50ml de leche
  • 3 cucharadas soperas de harina

¿Cómo se hace?

Se corta en lonchas finas en el sentido del largo tanto la berenjena como el calabacín. Esas lonchas se harán a la plancha con muy poquito aceite, a banda y banda sin dejar que se frian demasiado o se torren. Tienen que quedar ligeramente tostaditas y manejables, pero nada más. Atención que cuanto más fina es la loncha más rapidito se hará. Generalmente hago varias cosas a la vez en la cocina pero pronto me di cuenta que en ese caso tenía que estar muy pendiente de la plancha porque las primeras lonchas se me pasaron y quedaron demasiado hechas.  Así que el relleno lo aconsejo hacer o bien antes, o después de las lonchas.
Para el relleno, escurrir la mitad del líquido de la lata de champiñones. Poner los champiñones, la mitad del líquido que hemos reservado y la cebolla en el robot, triturando todo muy fino. En una sarten, freír ese triturado con un chorrito de aceite. Adjuntar la leche con la harina disuelta, y hervir a fuego bajo para que espese. Tiene que quedar bien espeso para hacer de relleno, así que si falta un poco de harina, se puede echar un poco más. Sazonar a gusto, yo tiré sal y pimienta negra, nada más.
Montarlo de la siguiente manera: una loncha de calabacín, una de berenjena por encima, una cucharita del relleno y enrollar las dos lonchas sobre si mismas. Disponerlas en un plato refratario. El montaje las hará enfriar, así que yo las dejé 10 minutos adicionales en el horno al máximo (250ºC). Hice sin nada más pero se puede añadir bechamel por encima, y también estará muy agradable.

A mi me han quedado con esa pinta:

Muy util para salir del aburrimiento de siempre acompañar la comida con patatas, y la verdad un entrante muy sano. Que lo disfrutéis!

dissabte, 26 de novembre de 2011

Pollo al estilo de otoño


Aunque en ese blog básicamente lo que más hay y se me da mejor es la repostería, también hago mis pinitos en la cocina de lo salado, siempre en la mezcla, la fusión y la creación.
Esa receta está basada en una que hacíamos mucho en Brasil, pero adaptada a sabores más otoñales. Está muy bien si hay que hacer una cena de esas donde la gente no se sienta en la mesa, donde tenéis que servir cosas fáciles de comer y que no haya que cortarlas. Es práctica porque el pollo ya está deshilado, el sabor le queda muy agradable y agradará a todos los gustos.

Ingredientes para 4 personas:

-500g de pechuga de pollo
-5 patatas de tamaño mediano
-Media bolsa de nueces sin cáscara
-1 cebolla
-2 dientes de ajo
-200ml de caldo de pollo
-1/4 de bote de tomate triturado
-Clavo y comino molidos, sal y pimienta
-2-3 tostadas integrales trituradas

Preparación:

1.Cocer el pollo en agua con sal hasta que esté bien cocido. A mi me tardó unos 35 minutos. Reservar el agua de cocción y dejar enfriar el pollo.
2.Una vez que el pollo esté frío (ésta es la parte más laboriosa de la receta), hay que deshilarlo cuidadosamente en el sentido de las fibras de la carne, dejándolo en hilos muy finos.
3.Picar la cebolla y el ajo y poner a freír en una cacerola grande con abundante aceite.
4.Luego, añadir el pollo deshilado y unos 100g de salsa de tomate. Añadir además las nueces, el agua de cocción del pollo, remover bien y bajar el fuego para que vaya haciéndose. Sazonar con clavo y comino molido. Moderación con el clavo para que no domine el sabor del plato. Salpimentar a gusto. Luego según el plato vaya evolucionando con evaporación de líquido, se añade más caldo de pollo, yo puse todos los 200ml.
5.Mientras tanto, pelar y cortar las patatas. Yo las corté en rodajas pero igual se encajan mejor en el plato si las hacéis ‘mal cortadas’, irregulares. Esas patatas se pasaran ligeramente sobre las tostadas integrales trituradas antes de freir. Una opción es antes pasarla por huevo batido, y entonces se lograrán unas patatas casi crocantes después de fritas.
6. Estas patatas luego, al final de la cocción del plato (otros 30 minutos), se añaden y se remueve todo para que se integre. Las tostaditas integrales trituradas que hayan sobrado se pueden incorporar al plato y funcionaran como una ‘picada’ que le da un especial toque.


Hice una pequeña foto de una porción para una persona que aderecé con unas hojitas de menta fresca. Fenomenal :-)

diumenge, 13 de novembre de 2011

Tarta de queso con mermelada de arándanos (versión sin azúcar)

A mi me encantan esas versiones de tartas de queso con mermelada, pero como sabéis, en mi casa ya no pueden entrar libremente recetas cargadas de azúcar, leche condensada, etc.

Así que cuando vi una receta sencilla, pensé en como podria adaptarla a una versión low sugar. Creo que lo logré :-)


Ingredientes:

- 1 tarrina de queso philadelphia (o cualquiera similar) bajo en grasas
- 3 rebanadas de pan de molde sin corteza. Yo usé un pan integral pero no lo aconsejo, dado que interfirió un poco con el color final de la tarta (pero es solo por una cuestión estética, cualquier pan de molde sirve)
- 2 cucharadas soperas de maizena
- 3 huevos enteros
- 5-6 cucharadas soperas de leche en polvo bajo en grasa, disueltas en la justa cantidad de agua para que quede con una consistencia parecida a la leche condensada (yo lo hice dentro de una taza para tener más o menos la medida de como quedaria). Añadir a eso 3 cucharadas soperas de edulcorante líquidos
- 1 taza de agua (misma medida anterior, una taza similar)

¿Cómo se hace?

Pues muy sencillo. Precalentar el horno a 180ºC. Poner todo junto en el vaso de la batidora, y mezclar hasta que esté homogéneo. Ponerlo en un molde (la receta original ponia con caramelo, pero yo lo suprimí) y hornear por unos 40 minutos.
Un consejo: yo hice en un molde de esos de quiche, redondos, quizás demasiado grande para la cantidad de la tarta. Quedó un poco bajita, así que aconsejo hacer en un molde de menos diámetro y más altura. Queda más bonita, aunque está igualmente buena!
Problema (1): la substitución de leche condensada, originalmente en la receta, por desnatada no afectó el gusto pero las propiedades está claro que no son las mismas. Sea por eso, o bien porque venia ya de un horno en que había estado haciendo palmeritas (más caliente), en algun momento miré la tarta y le estaban saliendo burbujas como 'hirviendo'. Pensé que quedaría estéticamente feo pero aguanté firme y no paré el horno. Finalmente, las burbujitas después volvieron a su sitio y como la tarta se gira al revés, no hay problema estético ninguno.
Problema (2): lo hice en un molde de silicona y me pareció inusualmente dificil de despegarlo cuando estuvo lista. La proxima vez probablemente lo untaré a ver si facilita la retirada de la tarta. De todos modos solo costó pero pude finalmente sacarla sin problemas, no se rompió ni la perjudicó.
Después que se enfría, hay que dejarle en nevera hasta la hora de servir. Yo a la hora de servir le añadí mermelada de arándanos sin azúcar, como se ve en la foto:


La receta original era más o menos como la que os puse, solo que el queso no era light, y en vez de la leche en polvo disuelta, llevaba una lata de leche condensada. Y en el molde se ponía caramelo. Yo la sigo prefiriendo con mermelada de arándanos :-)
Que la disfrutéis :)

dissabte, 12 de novembre de 2011

Un acompañamiento distinto: cubitos de berenjena

No sé vosotros, pero a mi me cansa hacer todo siempre igual, y llega un momento en que los acompañamientos para la comida (carnes, pescado etc) se hacen repetitivos.

Pues hoy pensé cambiar un poco, además tenia una berenjena hacía ya algunos días en casa y queria aprovecharla antes que se pasase. Empecé con una porque tampoco sabia muy bien donde iba a llegar. A veces pienso sobre la marcha y prefiero hacerlo en pequeñas cantidades.

Ingredientes:

- 1 berenjena por comensal, aproximadamente (depende un poco del tamaño de la berenjena y de qué más se vaya a comer; yo mantendria esa proporción)
- 1 cuchara de azucar
- 1 cucharita de sal
-  flor de sal
- aceite para freír

¿Cómo se hace?

Lo primero es tener en cuenta que la berenjena queda mucho mejor si antes quitamos su amargor característico. Eso se hace de la siguiente manera:
a) cortar la berenjena por la mitad en el sentido largo (es decir del tallo hasta la base redonda)
b) hacer pequeñas ranuras con un cuchillo afilado, a lo largo de la pulpa de la berenjena
c) esparcir la berenjena con sal y dejarla boca abajo sobre una rejilla, con un plato debajo porque goteará. Dejarla así por lo menos unos 15 min.
d) Secar la berenjena con un papel absorvente... y lista, ya se puede utilizar.

Quitar la piel y cortar la berenjena en cubitos.
Esparcir una cuchara de azucar sobre la berenjena cortada. Parece un poco raro pero cuando se fría, le dará un ligerisimo toque caramelizado, muy poquito, pero interesante. Aderezar también con una cucharita de sal para que no quede demasiado dulce.
Pasar la berenjena por harina, ligeramente, eso le dará una textura crujiente.
Freír en aceite MUY caliente hasta que estén doraditas-morenitas y flotando. Escurrir sobre papel absorvente. Echar unos cristalitos de flor de sal, o de sal rosa de himalaia.

Yo las he hecho para acompañar un pescado y quedaron muy buenas. Siento no tener fotos esa vez, pero ni sabia como iban a salir así que no las registré.
Una posible variante, pero entonces yo haría SIN el azucar para no ser cargante, seria con calabacín. La calabaza es una posible candidata pero aún no tengo controlados los tiempos de freir y cocer. Queda para una siguiente receta.
Os la recomiendo!

divendres, 11 de novembre de 2011

Falafel con salsa de yogur y salsa tahine

Además de que me gusta la inventiva, inovación y fusión gastronómica, me gusta muchisimo la cocina especiada, perfumada y a veces fuerte, como las recetas árabes, o la cocina hindu.
Literalmente from [wikipedia], El faláfel o falafel (árabe: فلافل falāfil; hebreo: פלאפל faláfel) es una croqueta de garbanzos o habas cuyo origen se remonta a los tiempos de la Biblia y se originó en algún lugar del subcontinente indio. Actualmente se come en India, Pakistán y Oriente Medio. Tradicionalmente se sirve con salsa de yogur o de tahina, así como en sándwich, en pan de pita o como entrada.

Dicho esto, pues claro: esa receta necesita empezar el dia previo, por lo que, por lo menos en su forma original, no es posible sacarla de la manga para salir de un apuro, o decidir por la noche que esa misma noche la queréis hacer. Así que planificadla con antelación y os juro que vale la pena.

Ingredientes para el falafel:

- 500g garbanzos (la legumbre seca, NO en conserva)
- 1 cebolla
- 1 diente de ajo

- comino, cilantro, perejil, sal, pimienta (yo usé tambien massale que me encanta)
- aceite
- harina y sésamo para rebozar (para una versión sin gluten, usar harina de garbanzo)

¿Cómo se hace?
La verdad no es muy complicado pero tiene truquillos.
Se dejan los garbanzos en remojo desde la noche anterior. Vigilad que haya suficiente agua como para que no se queden sin ella en ningún momento. Al día siguiente se escurren y se pasan por la batidora, si es necesario se les puede añadir un poco de agua para triturarlos mejor (como una tacita pequeña). Como habrán estado en remojo, no es dificil. He vuelto a editar este post, porque después de algunas pruebas, he visto que vale la pena triturar muy muy muy bien los garbanzos. He tenido muchos menos problemas para manipular la masa. Os va a quedar no tan fino como un puré pero sí algo compacto, que se puede manipular bien.

Una vez hecho esto, se pasan los garbanzos a un bol y se le añade la cebolla, el ajo, el perejil y el cilantro bien picados (opcionalmente, se pueden pasar por la batidora junto a los garbanzos). Se agrega el comino, la sal y la pimienta. A mi me gusta todo muy especiado así que suelo ser generosa. Esta masa se deja reposar en el frigorífico una media hora.

Se hacen unas bolitas y se aplastan un poco. Se pasan por el sésamo y la harina y se fríen en abundante aceite.

Cuando estén doradas se ponen en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso. Cuidado, como el aceite está caliente, se doran rapidito. Y listas, se pueden comer tanto calientes como frías.

Ingredientes y ejecución para la salsa de yogur y salsa tahine
La verdad esas salsas las hago muy a mi manera, igual a alguien le parece un sacrilegio gastronómico, pero son sencillas de hacer, quedan buenas y acompañan muy bien a los falafel. 
A) Salsa de yogur: 1 yogur griego, sal marina, perejil, orégano, tomillo, cilantro, pimienta (yo usé una pimienta que tengo en grano con flores del bosque, se muele en el momento). Se mezcla todo y está listo para servir
B) Salsa tahine: yo parto de la pasta tahine, y la disuelvo cuidadosamente en un poco de agua y zumo de limón. La cantidad pues dependerá de la cantidad de pasta inicial (yo empezaría con una cucharadita de café). Cuesta mucho disolverla: paciencia. Sazonar a gusto.

Debería resultar algo así


Ahi podeis apreciar los falafel, la salsa tahine a la izquierda y la salsa de yogur con hierbas a la derecha. De verdad que está delicioso, por lo menos a mi me gusta y a la gente que lo ha probado, les ha gustado. :-)

diumenge, 6 de novembre de 2011

Pretzels - sugar free

En 2005, he estado en Alemania para un curso, más concretamente he estado en Heidelberg, y he pasado unos días estupendos. Allí he probado por primera vez los pretzels originales que hasta entonces solo habia visto en ese formato que venden en el super, pequeñitos y en plan 'pica-pica' como las patatas fritas. No tenia idea que el pretzel era originalmente otra cosa, y me encantó.

Hace poco he querido recuperar la receta para hacerlo yo en mi casa y me ha costado encontrar una que me quedase bien y me hiciese recordar las maravillas que nos han dado en Heidelberg. Después de 3 o 4 intentos para perfeccionarla, finalmente hoy he dado con una que quedó estupenda. Y aqui os la dejo. Ya sabéis que a todo le digo que es facil, cuando me parece facil. Esa ya entra en la categoría 'laboriosa' pero es que queda tan buena!....


Ingredientes:
- 380 gr. harina (yo usé la harina 'todoterreno', no la de repostería)
- 250 cc. leche entera (en mi casa, solo desnatada)
- 2 cucharadas de agua
- una cucharada de aceite de girasol
- 2 cucharadas de edulcorante
- ¾ cucharadita de sal fina
- 1 ¼ cucharadita de levadura de panadería seca (1 sobre)
- 1 yema de huevo para pintar
- sal marina y/o semillas de sésamo

¿Cómo se hace?
Se prepara una masa de pan con la harina, leche, agua, aceite, sal, edulcorante y levadura. Para ello se mezclan los ingredientes secos (harina, levadura seca, sal, edulcorante) en un recipiente amplio. Se hace un volcán y se añade en el centro los líquidos (leche tibia, aceite y agua). Se remueve hasta que la masa se desprenda de los bordes, se pasa a la mesa enharinada y amasa durante 10 minutos. Ésta página web tiene unos consejos muy buenos sobre como amasar para que la masa crezca bien.
Se deja fermentar luego en un cuenco aceitado, tapando con film, unos 30-40 minutos, o hasta que la masa duplique su volumen. Yo esa vez tenia el horno ocupado, así que salí de mi esquema habitual y la dejé en el comedor, donde teníamos el aire acondicionado puesto para dejar el ambiente cálido.
Se divide la masa en 12 piezas. Se hace una bola de masa con cada pieza, sobre la mesa, y se estira luego hasta formar una tira de 50 cms. de longitud, más o menos. Se da la forma de herradura o lacito tal y como se verá la foto al final, y se pone en una bandeja de horno con papel de hornear, para que no se peguen.

Cocción-Horneado
Ésa es la parte probablemente más elaborada de la receta, tiene bastantes pasos y hay que hacerlos bien. De todos modos es solo laborioso, no dificil.
Primero: se precalienta el horno a 240ºC.Hornear los pretzels durante unos 5-6 minutos, y luego sacarlos, bajando la temperatura del horno a 180ºC.
Segundo: se calienta dos litros de agua con 2 cucharadas de sal. Se cuecen los pretzels en el agua, a fuego lento, durante 2-3 minutos, en tandas de dos o tres cada vez, dando la vuelta a mitad de cocción. Se escurren y secan sobre papel de cocina. Un apunte: es mejor ponerlos y quitarlos con una escumadera, porque ainda no estan suficientemente firmes para coger con pinzas, se tendría que ir con cuidado. Al secar en el papel de cocina, la operación debe de ser muy breve, porque si tardáis, se quedará pegado el papel de cocina y para quitarlo de ahi será una aventura. Se colocan de nuevo los pretzels en la bandeja de horno, separados porque crecen un poco más. Se pinta la superficie con el huevo batido con un poco de agua y se decora con las semillas y granos de sal.
Tercero:  se hornea a 180ºC hasta que estén bien dorados. Yo siempre digo que eso depende muchisimo de cada horno y como distribuy el calor. Los míos estuvieron una media hora larga, pero hay que estar al tanto, cuando estén dorados, se saca y se deja enfriar sobre una rejilla.

Debería resultar en algo así:



A mi me resultan más interesantes salados, pero naturalmente se pueden hacer dulces, en tal caso yo rebajaria un pelín la cantidad de sal y subiria la de azúcar/edulcorante, y además en la decoración usaria azucar glas, o fideos de chocolate, canela, etc. Naturalmente si hacéis la versión con azúcar, pues en vez de edulcorante va el azúcar normal de toda la vida. Que la disfrutéis!

dissabte, 5 de novembre de 2011

Churros 'sugar free'

Hacía mucho que quería hacer churros por mi propia mano, lo que horroriza a mucha gente por la facilidad que hay de conseguirlos en la churreria, o comprarlos congelados, por lo que solo queda freír.
Pero ¿y el gusto de hacerlos por tus propias manos? Y modificar la receta a tu medida? Eso es fantástico.
Así que como hoy no tocaba hacer pan (había sobrado mucho de la tanda anterior) y lo de estar parada ya sabéis que no se me da bien, pues me he puesto con los churros. Estuve buscando algunas recetas, y finalmente he adaptado una a mis gustos y necesidades, a ver qué os parece.


Ingredientes:
- Agua ~280-300ml (al final he ido echando, la receta original traía 260ml y me pareció poco)
- Harina 250 g (con ésta receta he hecho algo que no me gusta, que es mezclar harina 'todoterreno' con harina de reposteria: pero se me acabaron sobre la marcha las cosas y al final hice mitad y mitad, pero recomiendo usar solo la de reposteria)
- Sal 2g
- Edulcorante en polvo 2g
- Aceite de girasol para freír
- Edulcorante en polvo para espolvorear y decorar

¿Cómo se hace?
Poner el agua a hervir, con la sal y el edulcorante. Cuando está hirviendo, sacarla del fuego y añadir la harina de una vez. Sí, se va a formar una masa algo dificil de trabajar, que cuesta manipular. Dado que estará muy caliente, aconsejo usar una espátula de madera o de silicona, para removerla. Una vez está todo bien incorporado y sin demora, trabajar la masa. Os aseguro que fría es casi imposible trabajarla, por lo que hay que darse un pelín de prisa.

Para formar los churros he dado muchas vueltas, intentando usar una manga pastelera que tenia para sacarlos estrelladitos como los de churreria, y ha sido un error.  Con la manga pastelera no se puede trabajar una masa tan espesa. Así que mi consejo es, o bien hacerlo con una manga churrera (sé que existen pero yo no tengo), o bien a mano como hice yo. Trabajar pequeñas porciones de masa dandoles forma de cilindro.

Para freir:
Mientras tanto, poner el aceite de girasol a calentar. Aqui algo muy importante: ese aceite de girasol es mejor que sea nuevo, sin reciclar de otros fritos (pescado, etc) sino los churros pueden coger gustos marcianos.
La temperatura del aceite es un punto crucial aqui: si está muy caliente, va a quemar el churro por fuera y dejarle demasiado crudo por dentro, y además los aceites cuando se calientan demasiado producen acroleínas y eso no es bueno. Si no está suficientemente caliente, el churro se empapará mucho de aceite. Sé que es desesperante. Yo eché un churro pequeñito 'de prueba' que hice para este fin, y cuando vi que empezó a dorarse consideré que esa temperatura estaba bien. NO bajeis la temperatura del fuego, porque cada vez que se echan churros a freir, la temperatura del aceite baja (lógico). Por otro lado, intentad tener siempre un numero constante de churros friéndose (no tener 8 a la vez, y luego poner solo 1: mejor 4 y 5). Parecerá una tontería pero que todas las piezas se frian por igual y con temperaturas similares es bastante importante para la homogeneidad de la preparación.
Cuando cojan ese color ligeramente doradito, dadles la vuelta y en seguida será hora de sacarlos de la sartén.Se dejan escurrir sobre un papel absorvente y luego se espolvorean con edulcorante en polvo, tal y como se haría con azúcar.
Si teneis freidora estoy segura que se puede hacer perfectamente alli tambien, yo hace mucho que no uso la mía.

Atención: 
El hecho de que no lleve azúcar, en mi casa significa que es apto para diabéticos, pero eso no quiere decir que la preparación sea diet. Como habeis visto, está frito por lo que hay que consumir con moderación...

El resultado final deberia ser algo así:

En una mañana fría, estan geniales :) a disfrutar!

dimarts, 1 de novembre de 2011

Tarta Sacher

Bueno, quien más quien menos ya ha escuchado algo sobre la Tarta Sacher, o la ha probado en distintas versiones. Su historia remonta a 1832, y fue creada por Franz Sacher, un aprendiz de pastelero, como un postre para deleitar a un selecto grupo de invitados del príncipe Klemens Wenzel von Metternich.
Es deliciosa y no muy dificil de hacer, así que si un dia quereis sorprender a alguien, ya sabéis. Os dejo la versión que he hecho para mis 40 años, dado que esa tarta siempre me gustó mucho.

Ingredientes:

Para el bizcocho:
  • 50 g. de cacao en polvo
  • 130 g. de harina (yo usé la de reposteria).
  • 1 sobre de levadura tipo Royal, levadura química.
  • Un pellizco de sal
  • 160 g. de azúcar.
  • 120 g. de mantequilla.
  • 4 huevos.
Para el relleno:
  • Mermelada de albaricoque (usé la mermelada sin azucar, en mi casa hay un diabético y quisiera que no fuese demasiado cargante, dado que el pastel en sí ya llevaba azúcar)
Para la cobertura:
  • 200 gramos de chocolate fondant.
  • 200 ml. de nata líquida (para montar).
  • 75 gramos de mantequilla.
Para decorar: melocoton en almibar, en tiras.

Tengo que decir que ésta vez no me daba tiempo a todo y no hice la cobertura a partir del chocolate fondant (aunque os la voy a describir, que es la que queda francamente mejor: yo compré una cobertura preparada que venden ahora en el super y que para salir de un apuro o cuando no hay tiempo, va muy bien).

¿Cómo se hace?

La base: es mejor, si se puede, hacer la base el dia antes. De verdad que el dia siguiente se manipula mucho mejor a la hora de rellenar y  decorar.

Tamizar la harina, cacao, sal y levadura y reservar. Ya los usaremos luego.
Batir, en la batidora, los huevos y el azúcar durante un mínimo de 5 minutos, hasta que se haya incorporado bastante aire a la mezcla. Incorporar la mantequilla (yo la derreti un poco en el microondas, sino es dificil manipularla sobretodo en clima frío como ahora). Seguir batiendo.
Incorporar MUY POCO A POCO la mezcla de cacao, harina, levadura, etc, sin parar la batidora.
Transferir la mezcla a un molde desmontable, untado y enharinado; yo lo hice en uno de unos 18cm de diámetro. 

Tiempo de Horneado

Como siempre eso depende del horno, por lo que no hay que tomarse como norma. El mío estuvo casi 40 min a 180ºC, y unos 5 min adicionales no le hubieran ido mal, pero no queria que estuviera muy seco, así que saqué, desmoldé en seguida y estuvo enfriandose sobre la rejilla. El truco de pinchar con un palillo y ver si sale mojado o seco, funciona siempre, creedlo.

Relleno, Decorado

Relleno: Vuestra tarta estará bastante alta, ya que el molde tenia poco diámetro. Esto está bien para cortarla pero también hay que vigilar previamente en la cocción ya que no es lo mismo un molde más ancho que uno menos, que resulta en una tarta más alta donde el calor tiene que recorrer toda la altura más o menos por igual. Yo la corté con el cuchillo del pan, lo importante es que el cuchillo esté afilado y sea suficientemente grande para coger toda o casi toda la tarta. Hay gente que lo hace con un hilo, envolviendo la tarta pero eso no se me da muy bien.
Se corta en dos mitades en sentido horizontal y se rellena con la mermelada. Se vuelve a poner la mitad superior en su sitio. Sed generosos.

Cobertura: como he dicho, usé una cobertura que la venden ya hecha porque no me daba tiempo a más, pero hacerla la verdad que no es dificil y resulta mucho mejor. Se derrite el chocolate y la mantequilla a muy baja potencia en el microondas o baño-maría. Si es con microondas, la potencia de descongelar ya está bien, y mantened un ojo porque puede quemarse facil. Batir la nata durante unos 5 min e incorporar luego el chocolate y la mantequilla derretidos. La tarta debe cubrirse con la cobertura aún cálida, que se manipula mejor. Procurar que quede bien cubierta, y dejad reposar en la nevera durante por lo menos un par de horas. Decorar el plato de la tarta con las tiras de melocotón en almibar, que acompañaran los trozos de tarta que sirváis.Yo además usé la cobertura que me ha sobrado para hacer unos dibujos en el plato, y por encima de la tarta, puse algunas nueces, que aqui nos gustan mucho.

El resultado final debería ser algo así:

Ya me contaréis!

diumenge, 23 d’octubre de 2011

Los "grissinis"

Bueno... grissini creo que es en italiano. No sé como se llama aqui, en la página de Pepekitchen donde está la receta que adapté (muy buena página por cierto para recetas), los llamaban 'piquitos'. Una amiga de Brasil preguntó qué eran, y creo que allí había unos que se llamaban 'plic plac' o algo así. Bueno ya veréis que son como unos bastoncitos que quedan muy crujientes, y llevan semillas de sésamo. Muy buenos para entrantes o para pica-pica.


Ingredientes:
- 100ml de agua (viene a ser como medio vaso si no tienes medidor)
- 175g de harina  - esa vez usé la normal
- 1 cucharada y media de aceite de oliva
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de levadura de panadería (ojo! no la química)
- semillas de sésamo (lo equivalente a unas dos cucharadas soperas)

Cómo se hace?
Yo la subida de masa muchas veces hago con la panificadora, tengo una Moulinex y el programa es el 13 (masa subida). Pero se puede tranquilamente hacerla a mano.
- En un recipiente se pone el agua, la sal, y luego por encima la harina y la levadura.
- Trabajar la masa con las manos durante unos 15 min, sé que entran ganas de dejarlo antes, pero no lo hagáis.
- Cuando llevéis unos 15 min, incorporad las semillas de sésamo y trabajad durante unos 5 min más para que se queden muy integradas en la masa.
- Dejar leudando tapado con un trapo limpio, en un ambiente templado durante aproximadamente 1h. Para hacer eso fuera de la panificadora, lo que suelo poner es el horno al mínimo (para eso hace falta un horno con un buen control de temperatura, sino lo mejor será dejarla en un sitio cerradito y cálido, y punto), y encenderlo y apagarlo cada 10 min más o menos, para que no esté ni muy caliente ni muy frío.
- Estirar hasta que se quede en un rectángulo aproximadamente  con 1-2mm de espesor. No hace falta medir, veréis es facil, se queda muy finita. Es necesario para que se queden bien crujientes los grisini.
- Cortar en el sentido del comprimento de la parte más larga del rectángulo, tiras de aprox 1,5cm. Tendreis entonces varias tiras largas de masa, como si fuese una especie de tallarín grande. Cada una de esas tiras será un grisini.
- Doblar la tira sobre si misma en el sentido del comprimento, intentando que quede con un formato cilíndrico. Ahora, tendreis un largo y delgadito cilindro. Siento no tener fotos mías del proceso pero e algo así:


Tiempo de horneado:

Siempre digo que eso es lo más delicado porque depende del horno en cuestión.
Además como no todos los "grissini" resultan iguales, yo a veces lo voy quitando según veo. En mi caso lo puse 10 min a 180ºC y luego otros 10 min con aire caliente. Saqué los más delgaditos que ya estaban bastante tostados, y dejé los otros unos 3 min más, también con aire caliente. Si no tenéis claro, irlo mirando por la ventanita del horno. Cuando se empiecen a poner tostaditos, se les saca y se deja enfriar sobre una rejilla (siempre, siempre, sino se hace vapor de agua y deja los grissinis blandos).

De verdad que es muy sencilla. En un par de hora tendreis los grissini, y se pueden hacer no solo con sésamo, se pueden hacer con aceitunas negras troceadas (queda genial), con semillas de lino, incluso con un poco de queso rallado (vigilad luego como va quedando en el horno). Es muy versátil.
Los míos de hoy han quedado así (esa foto sí que es mía):


Veréis que son un poco irregulares, no pasa nada, es la gracia de hacer las cosas uno mismo y saber perfectamente lo que llevan. De verdad que estan buenisimo, animaros!
hasta la siguiente :-)

dissabte, 22 d’octubre de 2011

Pastel de naranja de la yaya- versión sugar free

Esa receta es, bueno, una libre adaptación mia de una receta de mi abuela. Tenía muchisimo éxito y la llamábamos algo así como 'coca de naranja'.  Hay que decir que mi abuela lo hacía genial y no pretendo que me quede como la suya pero hemos tenido que evolucionar a varias versiones 'sugar free' en esa casa, y no precisamente por la estética (aunque ayuda, ayuda claro).

Hacer las cosas sin azúcar, os advierto aunque cae por su propio peso, no sabe igual. Y no solo eso sino que es complicado dar con la textura y proporciones adecuadas. Por qué? Porque quitamos el azúcar y hay que poner algo, ese algo generalmente es edulcorante (yo uso una mezcla en polvo y líquido). Quieras que no, pierde textura porque su punto de fusión es distinto, sus características son distintas. No queda tan dulce porque el calor inactiva una buena parte del edulcorante, pero es aceptable. Es más, pierde ese lindo tono morenito que cogen las cosas que llevan azúcar y van al horno. Y para eso aún no encontré solución, si alguien la sabe que me diga. Pero la verdad es que quedó bastante bien, considerando las limitaciones de la técnica, y os lo pongo aqui:

Ingredientes:

- 4 huevos
- 1/2 taza de aceite (recomiendo girasol, el de oliva tiene un gusto demasiado fuerte para eso)
- 1/2 taza de leche
- 1 taza edulcorante en polvo (tipo Natreen), + 2 cucharadas soperas de edulcorante líquido. Sé que parece una burrada pero cuando va al horno pierde potencia, hacedme caso.
- 3 tazas de harina (recomiendo la que pone 'para repostería')
- 1 sobrecito de levadura química (tipo royal)
- cáscara de naranja recién rallada
- un poquito de mantequilla, edulcurante en polvo + canela en polvo  (espolvorear-decorar)

Esa receta base admite montones de variaciones, por ejemplo yo en mi caso, puse 1/4 de taza de zumo de naranja recién exprimido, 1/4 de taza de aceite, 1/2 taza de leche. Es importante no tocar mucho las proporciones. No obstante, si quieres hacerlo de chocolate, puedes simplemente añadir una taza de chocolate en polvo (por ejemplo).

Cómo se hace?

- Preclaentar el horno a 180ºC
- Poner los huevos, edulcorante y líquidos (leche, aceite etc) en un bol y bater con la batidora. Quedará un poco líquido, no pasa nada. Es un momento importante porque el aire introducido al bater los huevos contribuirá a que el pastel resulte esponjosito.
- A esa mezcla añadir la harina (si pones la cáscara de naranja rallada como en nuestro caso, o si optas por chocolate, también es el momento) y la levadura química. Lo mejor es ponerlos tamizados (harina, levadura) y luego solo remover gentilmente, sino tocaria bater aún más y el contacto intenso de la levadura con la masa empezará su efecto antes de la hora.
- Yo lo puse en un molde cuadrado de silicona de unos 20cm de lado, pero bueno eso va a gustos, tambien se puede hacer en un desmontable normal. En tal caso, acordaros de untar y enharinar el molde sino luego tendréis problemas de desmoldar. El de silicona no tiene ese inconveniente. 


Tiempo de horneado + consejitos

En el mío fueron unos 20-25 min a 180ºC. Eso es muy típido de cada horno, no espereis que se ponga morenita porque eso no va a suceder. Usad la estrategia del palillo que si sale seco al pinchar el pastel, es que ya está. No creo que tarde menos de 25 min y no pongáis más temperatura para que no haya una cocción desigual en los distintos niveles.
Una vez desmoldado (aconsejo desmoldear en caliente y ponerle sobre una rejilla), se unta con la mantequilla por encima y se espolvorea con edulcorante + canela mezclados. Eso le dará un interesante toque que junto con el intenso olor de la cáscara de naranja, le da un aire especiado.

Debería resultar algo así (esa es mi sugerencia de presentación, con un poquito de mermelada sin azúcar - no es obra mía, esa la compré ya hecha, aún estoy perfeccionando mi propia receta de mermelada sugar free):

Y eso es todo, espero que alguien se atreva con ello y disfrute mucho.
Por cierto, para los no-diabéticos y/o no preocupados con la línea, la receta con azúcar lleva 2 tazas de azúcar en vez del edulcorante, y entonces las 3 tazas de harina se reducen a 2 (importante, sino quedaria muy desbalanceada y pesada la receta). Y quedará más morenita por encima.

diumenge, 28 d’agost de 2011

Las famosas galletas alimonadas

Ésa receta en concreto es una aportación de mi amiga Juana de la Puente. Curiosamente, de esa receta no cambié casi nada, suelo meter las patitas y cambiar cosas en todas, pero de esa muy poquito.

Os cuento como hago yo, que es casi igual a la receta que me pasó ella.



Ingredientes:

A) Para las galletas en si
- 2 cucharadas soperas de sésamo
- 200g de mantequilla
- 140g azúcar
- 1 cucharada de ralladura de limón (la cáscara, solo la parte amarilla)
- 1 yema de huevo batida
- 280g de harina (yo uso la de repostería)
- 1 pizca de sal

B) Para el glaseado
150g de azúcar glas
2-3 gotas de extrato de limón (NO zumo: el extrato, eso que se vende junto con los fideos de chocolate y colorante alimentario)
unas gotitas de água caliente

Cómo se hace?

Las galletas

Para hacer las galletas, vamos a empezar con derretir la mantequilla. Yo lo suelo hacer con la potencia de 'descongelación' en el microondas, y lleva unos 5 minutitos. Pero cualquier método suave sirve, cuidado con no quemarla si vais a usar los fogones.
Se mezclan todos los demás ingredientes. El orden, segun pude comprobar, no importa mucho. Yo prefiero poner primero todos los ingredientes 'secos' y luego los líquidos, pero eso son manías en ese caso. Mezclarlo (mejor con una pala o espátula de silicona), envolverlo en film plástico y ponerlo en la nevera durante 1h o 1h30 aproximadamente. Facilitará a la hora de darles forma y hornear.

Precalentar el horno a unos 150-160ºC. Dejar fuera la bandeja del horno y ponerle papel vegetal (es la mejor opción: yo tengo una esterilla de esas de silicona y tengo que decir que no me gusta nada.
Para estender la masa, se puede trabajar sobre un mármol o sobre una tabla. Yo aconsejo usar un film plástico por abajo y otro por arriba, y trabajar con el rodillo de masa pero siempre por encima del film plástico. Partir la masa en 2 o 3 partes, para que no se caliente mientras vamos trabajando. Estender hasta tener unos 2-3mm de espesor. Y darles forma. Yo uso moldecitos de estos especiales para galleta pero podeis cortar con una carretilla de esas para masa, o dar forma con un vasito pequeño boca abajo que les dará forma redonda. Otra opción seria hacer un rollito, como una langoniza, y sacar pequeñas tajaditas en forma de moneda.
Ponerlas en la bandeja del horno con papel vegetal, y hornearlas. A mi me suele costar entre 15 y 20 min. Cuando empiecen a estar doraditas en las puntas, estan listas.
Importante, sacar del horno toda la bandeja, esperar un par de minutos a que  se consoliden, y pasarlas a reposar encima de una  rejilla. Ese paso, que tambien usamos para el pan, es MUY importante para que queden crujientes. Hasta que esten frias.

El glaseado

Bien, el glaseado tiene su truco, porque si hacemos demasiado glaseado de una sola vez, empieza a solidificar antes de que acabemos con la decoración de las galletas.
Así que yo recomiendo hacer en 2 tandas. 75g de azucar glas, un par de gotas de extrato de limón, y ir poniendo agua caliente gota a gota, removiendo hasta que quede una pasta blanca no demasiado líquida. Ponerlo en la manga pastelera, o bien en una bolsa de plastico a la que posteriormente haremos un pequeño agujerito en una punta, y puede ser un buen substituto a la manga pastelera si no teneis. Y a usar la imaginación!

Que las disfruteis, estan buenisimas, y segun mi amiga, si las haces estando enamorad@, salen todavia mejor!

divendres, 26 d’agost de 2011

Croissants sin azúcar

Después de la diabetes de mi chico, pues nos tocó adaptarnos a las recetas sin azúcar. Así que muchas de las que salgan aqui seran de este estilo.



Como le encantan los croissants y cositas de estas, pues he estado mirando recetas para hacer sin azúcar, y finalmente me he 'inventado' una mezcla de varias recetas, que resultó muy bien.




Ingredientes:

- 150ml de leche descremada + ~100ml adicionales para ir incorporando a la masa
- 1/2 paquete de levadura de panaderia Maisena

- 450g de harina (yo usé la de repostería)
- 3 cucharadas soperas colmadas de edulcorante en polvo (yo usé el de Natreen)
- 1 cucharada sopera de edulcorante líquido
- 15g de mantequilla desmenuzada + 200g de mantequilla a la temperatura ambiente
- 1 cucharada de café de sal

Cómo se hace?

Disolver el medio paquete de levadura de panaderia en los 150ml de leche descremada (es preferible que no esté muy fría si puede ser). Reservarlo.

En un bol, mezclar la harina, los edulcorantes, la sal, i la mantega. Incorporar los 150ml de leche con la levadura disuelta. Quedará muy 'harinoso' y habrá que ir incorporando más leche hasta que la masa se pueda trabajar y se despegue del bol, dejándose moldear con las manos (yo usé unos 100ml más).
Dejar leudar en un sítio cálido. Yo suelo encender y apagar el horno al mínimo (50ºC), SIN ABRIRLO y dejar la masa leudando dentro del horno. Iremos mirando hasta que doble su volumen. 

La hora más dificil viene ahora. Incorporar la mantequilla a la masa. 
Abrir la masa en forma de estrella de 4 puntas. Coger los 200g de mantega a la temperatura ambiente y darle forma de hoja estirada (un poco más pequeña que nuestra estrella de 4 puntas). Poner la mantega en el centro de la masa y plegar las 4 puntas hacia dentro.
En ninguna receta nadie te explica lo que va a pasar, pero yo te explicaré. No es trivial incorporar 200g de mantega a la masa, aunque es necesario hacerlo. Te va a dar trabajo pero al final se consigue.
Una vez que se han doblado las puntas hacia dentro, con el rodillo se estira la masa para volver a doblarla varias veces. Lo que pasa es que la masa quedará muy pringosa y la mantequilla puede que salga por las puntas. Paciencia, SE CONSIGUE. Pero será conveniente ir echando un poquito de harina a cada vez que se doble, para evitar que el rodillo se pegue a la masa y que esa se pegue a la superficie de trabajo. Yo he tenido que hacer el proceso unas 10 veces, mínimo. Hasta que noté la mantequilla realmente incorporada a la masa.
Esa es la parte más laboriosa, una vez la has superado, lo demás es muy facil.

Dividir la masa en 2 partes para trabajar mejor.
Estirar cada parte bien fina, con un espesor de unos 2-3mm.

Cortar triángulos de unos 8cm de base si quieres que queden como los de la foto. Si los quieres más pequeñitos, cortar triángulos de 3cm de base. Enrollar los triángulos sobre ellos mismos y doblarlos ligeramente para hacer las medias lunas.

He hecho 2 tandas, y la segunda ha reposado más que la primera: han quedado mucho mejores los de la segunda tanda, así que fica mi sugerencia: después de enrollar los triángulos, dejarlos reposar  sin meterlos en el horno aún, durante unos 30 minutos.
Antes de meterlos en el horno, pincelar con yema de huevo batida. Luego, ponerlos en el horno precalentado a 220ºC. Los míos estuvieron unos 15-20min, hasta que se vea que estan doraditos. Dejar enfriar sobre una rejilla (indispensable para que queden bien).

Esa receta NO es facil pero queda muy bien y rinde mucho! Creo que me han dado tranquilamente unos 24-28 croissants.

A disfrutar! ya me contaréis.

Pechugas de pollo en lecho variado de patatas, melocotón y tomate seco

Bueno ese blog no es solo de repostería y pan aunque es lo que va a predominar.
A veces hago otras cosas, saladas también, y en esas soy muy partidaria de inventar, mezclar, innovar (aunque mi 'público' principal patalea y se resiste, a las innovaciones).

Pero ese dia, del pollo, hasta halagos se han recibido o sea que igual vale la pena postarla aqui.

Ingredientes (ese dia estaba cocinando para dos, y somos de comer poco):

- 2 pechugas de pollo, sin hueso y sin piel
- 1 bote de patatas en conserva (podría haberlo hecho con patatas 'de verdad' pero queria ir rápido y las de bote dan un buen resultado también. Usé la marca Eroski.
- 1 melocotón amarillo
- 1/3 de bote de tomate seco (ya sabeis, ese que viene flotando en aceite con hierbas)
- hierbas secas: oregano, perejil, hierbabuena
- nueces (1/2 bolsita)
- salsa de soja
- 2 cucharadas soperas de harina
- Aceite de oliva
- 1 vaso de leche (yo usé descremada)
- pan rallado


Como se hace?

Salar las pechugas de pollo y freirlas para que se doren en una sartén. A medio freír, echarles un chorrito de salsa de soja. Eso les conferirá un color muy bonito y las caramelizará ligeramente por fuera. NO tireis el aceite que sobra, luego vamos a hacer una salsita con él.

En una bandeja apta para el horno o en su defecto un pirex, preparar el 'lecho' donde se harán las pechugas. Cortar las patatitas en trozos irregulares. Pelar el melocotón y cortarlo en trocitos parecidos en tamaño a las patatas. Cortar los tomates secos en partes pequeñitas. Mezclar todo con las nueces y hacer el 'lecho', regándolo con abundante aceite de oliva.

Con el aceite que sobró de freír las pechugas, mezclarlo con un vaso grande de  leche donde se disolvieron las cucharadas de harina. Incorporarlo al aceite con salsa de soja, ajustarlo de sal y añadir una pizca de hierbabuena.

Poner las pechugas sobre el 'lecho' de patata, melocoton y tomate. Regarlas con la salsa y echar una capita de pan rallado por encima. Yo la horneé durante unos 30-35min a 250ºC.

De esto no hay fotos, desapareció demasiado rápido para obtener un registro gráfico!
A disfrutar. Hasta la siguiente receta.

dimecres, 24 d’agost de 2011

Pan de chapata

Desde que tengo la panificadora, que pronto hará un par de años, que tengo deseos enormes de hacer un pan que quede como el pan de chapata que conocemos.
Antes que sigais leyendo con ilusión tengo que decir que aún no consegui esa miga tan característica de la chapata, pero lo de esa receta creo que fue lo que más cerca estuvo de parecerse. Así que lo voy a poner aqui igual, con mis impresiones sobre esa receta, que adapté de algo que había leído en la red. Quizás también sea bueno preveniros que es una receta que tiene que empezar el día antes, a poder ser con un mínimo de 14-16h de antelación. Si quieres un pan para hoy... olvídalo y hazla en otro momento.




Ingredientes:

Prefermento, preparado del dia anterior, tal y como se describen en este enlace
- 500 g de harina
- 15g de levadura fresca (equivalente a un sobre de levadura liofilizada)
- 400ml de agua templada
- 4 cucharadas soperas de leche templada
- 2 cucharaditas de café de sal
- 3 cucharadas soperas de aceite

Cómo se hace?

Tamizar la harina en un cuenco y reservar.
Diluir la levadura fresca en el agua templada e incorporarlo al prefermento. Incorporar la leche, la harina que hemos tamizado (poco a poco), la sal y el aceite. Va a quedar una masa bastante 'líquida'. Es así mismo, no intentes corregirla, está bien. Dejar reposar hasta que doble su volumen (yo dejé lo de siempre, una media horita en el horno que habia previamente estado unos minutos a 50ºC y cuando pongo la masa a leudar, lo apago y no lo abro más en NINGUN momento después de poner la masa).
Dica: ponlo en un cuenco grande porque va a crecer muchisimo. Cuando vine a ver la masa, estaba casi saliendo por los bordes del cuenco.

Ahora viene la parte dificil y para la cual no tengo una solución perfecta aún. La masa seguirá siendo algo líquida y NO la vamos a corregir. Si la ponemos tal cual en el horno sin sujetar en nada, se 'escurrirá' a los lados y quedará horrible. En la receta que leí hablaba de 'tela de panadero', pero ¿quién tiene eso en su casa??
Así que hice una especie de 'marco' para el pan con papel de plata dobladito, que descansaba encima de papel vegetal. Vale: sirvió para que la masa no saliera disparada hacia los lados, pero luego me generó un enorme problema porque el pan se coció demasiado pegado al papel de plata. Para quitarlo luego fue una complicación que me tomó tiempo. Pero la idea sigue siendo válida. Lo que sugiero a quien vaya a hacer la receta es una pequeña modificación. Sí hacer el 'marco' de papel de plata para el pan PERO que eso esté luego por fuera del papel vegetal, es decir: va a contener el papel vegetal que descansará en ese marco, y entonces el pan estará en contacto solo con el papel vegetal. Lástima que no hice fotos del "invento", pero es sencillo, necesitareis varias tiras de papel de plata, unirlas para formar una especie de marco con una cierta altura (eso impedirá que la masa salga por encima cuando esté creciendo) y que ese marco lleve por dentro cantidad suficiente de papel vegetal para contener el pan en toda su extensión y altura. Como una pequeña cuna para el pan. Vereis que luego sale mucho más facil sin quedarse con papel de plata pegado a él.
Hay que espolvorear un poco de harina por encima antes del horneado, eso le da ese aspecto tan característico del pan de chapata.

Horneado:

Aqui se recomendaba arrancar ya con la temperatura ideal, lo que creo que es buena idea para este pan en concreto, ya que el prefermento habia estado creciendo desde el día anterior, y la masa habia estado leudando por una hora adicional. Además, después de poner el pan en su 'marco', llevará un tiempo hasta que el horno alcance su temperatura, por lo que crecerá un poco más. Se recomendaba 225ºC.
En mi horno, los dos panes (la receta rinde mucho) estuvieron 20 minutos en la bandeja y luego como siempre los cambié a rejilla y los 10 minutos finales estuvieron con la modalidad 'aire' del horno, para acabar de sellarlo completamente. Tiempo total de horneado 30min. Dejar enfriar también sobre la rejilla, eso es esencial para cualquier receta de pan y galletas, sino quedan demasiado blandos.

Y hasta aqui el pan de chapata :) Que lo disfrutéis!


Prefermento

He visto un montón de definiciones para eso mientras buscaba una receta de 'chapata'. Además un montón de maneras de hacerlo. Me interesó el tema de la 'masa madre' aunque entiendo que lo que describo aqui y la masa madre no es exactamente lo mismo.
Me encanta la función de estar días y días preparando la masa madre y estoy segura de que funciona muy bien, pero la verdad es que no tenia tiempo para ponerme, así que me quedé con la versión más sencilla que fue esta que vi en una referencia sobre un importante libro que explica técnicas de hacer pan: 365 recetas de pan.

Y bueno como recomendaban hacerlo así para que la chapata quedase como tiene que ser (que ya comentaremos en la debida receta) pues lo hice.

Ingredientes:

-350g de harina
-175ml de agua tebia
-7g de levadura fresca (supongo que se puede hacer con la liofilizada, pero ese dia resolví hacer con la levadura fresca)

Cómo se hace: 

Tamizar la harina en un cuenco formando un volcán con un agujero en el centro. Disolver la levadura en el agua e incoporarla en el agujero formado con la harina, trabajándola poco a poco. Taparla con un trapo (limpio, como les gusta poner en las recetas, yo doy por supuesto que vais a usar uno limpio) y dejar reposar en un sitio cálido durante 12 a 16 horas.

dimarts, 23 d’agost de 2011

Panecillos con levadura química

Primero de todo, y como post inicial, ese blog o intento de blog, está estimulado por mi amiga Carmen Castellano, quien continuamente aprecia mis creaciones culinárias aunque esté geograficamente un poco distante. Es verdad, puede que sea una buena idea reunir esas creaciones, aunque no estaran todas de golpe aqui por arte de magia, sino que iran apareciendo.

Esta receta no es una creación mia, aunque, como no, siempre las retoco un poco cuando las hago mías. Esta receta tengo que agradecerla a otra Ana que también tiene un blog de cocina, porque me salvó de quedarnos sin pan ya que yo había acabado la levadura de panadería y en un festivo no encontré absolutamente ningun lugar que la tuviera. Y en esa casa, 99,9% del pan que se come es de fabricación propia (es decir, yo).

A ver, hay que decir que NO QUEDA igual que el pan hecho con levadura de panadería, pero es una salida de emergencia muy aceptable. Además, la verdad es que es MUCHO MÁS RAPIDO de hacer porque no requiere la hora entera de leudado que suele ser necesaria para el pan hecho por el estilo tradicional.




Vamos a la receta.

Ingredientes que vamos a necesitar:

-280g de harina tamizada (yo usé harina de reposteria que era la que tenia: pero si teneis harina de fuerza, mejor). Luego vamos a necesitar un poco más (unos 20-30g más)
- 1/2 sobre de levadura química
- 1 cucharada sopera de azúcar
- 1 cucharadita de café de sal
- 65g de mantequilla desmenuzada muy pequeñita
- 30g olivas negras trituradas muy pequeñitas
-150ml de leche


Como se hace:

Poner los ingredientes 'secos' (harina, azúcar, sal, levadura) en un bol. A continuación, integrar a la masa la mantequilla desmenuzada. Quedará con un aspecto arenoso, pero tiene que incorporarse bien, ese es el momento. Aqui la clave pasa a ser la rapidez (ese consejo también viene del blog de Ana y me vino muy bien saberlo). Al contrario que las recetas con levadura de panaderia, que según y como cuentan con un período más o menos largo de amasado, aqui hay que darse prisa. Y no manosearlo mucho.

Una vez la mantequilla se incorporó a los ingredientes secos, incorporé la leche.
Y separé la masa en 2, porque iba a hacer mitad de los panecillos con olivas y mitad sin olivas. La mitad sin olivas ya quedó bien tal cual, mientras a la mitad que incorporé las olivas, al soltar esas un poco de aceite, pues eché de menos los 20g de harina que incorporé a esa parte de la masa, por eso os decía de preparar un poco más y tener a mano.

Una vez has mezclado los ingredientes, se trabaja un poco sobre el mármol o la tabla (según como tengais organizado eso), pero muy poco y rápido. Se hacen rollitos de unos 5 cm de diámetro, y luego ya el tamaño de los panecillos depende para lo que queráis. Yo queria para desayuno por lo que simplemente corté cada rollito en 2 y me quedaron 4 panecillos de un tamaño razonable (luego en el horno crecen).
Si quereis como para acompañar algun entrante o comida, se pueden hacer incluso más pequeñitos, de bocadito, seguro que quedarán geniales. Podeis cortar cada rollito en 4 o 5 unidades. Por ejemplo.

Horneado
Para el tamaño de panecillos que deseaba, hice lo siguiente.
Cuando empecé a mezclar los ingredientes, encendí el horno a 200ºC. Naturalmente como tienes que ir rápido, cuando acabé el amasado aun no habia logrado atingir los 200 grados, pero tampoco estaba frío. Yo insisto en que, para el pan, en general prefiero no arrancar con el horno de temperatura a tope. Las temperaturas más cálidas ayudan el pan a que crezca y se vuelva esponjosito por dentro. En total, dejé 20 minutos + 10 minutos adicionales que me parecieron necesarios, total media hora a 200 grados. Deciros también que SIEMPRE hago los últimos 10 minutos cambiando de la bandeja del horno a la rejilla. Eso ayuda a que se hagan por igual todos los lados del pan.

Ambos quedaron bien, pero tengo que decir que el toque de olivas negras me pareció estupendo al panecillo. Como alternativa, podria sugerir pequeños taquitos de bacon, o una mezcla delicada de hierbas (orégano, perejil seco, tomillo, hierbabuena). Tiene que quedar realmente estupendo.

A disfrutar! hasta la siguiente receta.